2/8/19


Quentin Dupieux es un genio con mayúsculas. Y eso que (las hemerotecas no engañan) en su momento odié "Rubber", la película que hizo sobre un neumático asesino. Pero, como se suele decir en estos casos, no era él sino yo, que no estaba preparado para el cine "what the fuck" de "Mr Oizo" (su alter ego en el mundo de la música electrónica)

En aquel momento esperaba ver algo convencional y me sentí tan desorientado por la ida de olla que era "Rubber", que reaccioné mal. Pero entonces llegó "Wrong". Y, sobre todo, "Wrong Cops", una de las películas más descacharrantes que he tenido el placer de ver en Sitges (quédense con la frase "a book about what!"). A partir de entonces, me convertí en fiel fan de sus locuras cinematográficas.


Después de haber disfrutado en 2018 de "Au poste!" (otra bizarrada, para no perder la costumbre), en esta edición Dupieux presenta en Sitges su nuevo trabajo, "Le Daim", protagonizado por Jean Dujardin (que quizás ahora no tenga la popularidad de hace unos años, pero no olvidemos que tiene en su poder un Oscar al Mejor Actor por "The artist").

¿De qué va la película? Sinceramente, ¿importa? En cualquier caso, vamos con la sinopsis oficial, que es de esas que te hacen sacar el dinero de la cartera al instante: "La obsesión de un hombre con una chaqueta elaborada con piel de ciervo le lleva a perder todos los ahorros de su vida y a meterse de lleno en el mundo del crimen". Yo es que leo esto y ya me tienen ganado.


A ver si un año de estos (el mismo 2019 estaría bien) Dupieux no sólo trae sus películas a Sitges sino que decide darse un salto en persona. Admito que me haría mucha ilusión conocer a un tipo tan peculiar y con una cabeza en la que algunos cables no funcionan del todo bien. Por fortuna para el cine en general y para los que adoramos su trabajo en particular.



0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)