23/2/16


No voy a escribir un gran artículo alabando a uno de los mejores actores de cine de esta época, porque de eso ya se encargó ese crack que es mi amigo Fran Villalba en este artículo que pueden leer haciendo click aquí. "Ahora o nunca" se titula... Y cuánta razón tiene: DiCaprio podrá seguir regalándonos (y seguro que así será) interpretaciones antológicas el resto de su carrera; podrá hacer cosas distintas, pero... ¿Hacer más que lo que hace en "El Renacido"? Prácticamente imposible.

Qué sufrimiento de película... ¡Qué intensidad! Lo único que faltaba era un plano suyo al final de la película gritando "¡que me déis el Oscar ya, coj$%&!".


"¿A quién ama Gilbert Grape?", "El Aviador", "Diamante de Sangre" y "El lobo de Wall Street"... 4 nominaciones; 0 Oscars. Personalmente, se lo hubiera dado por "El Lobo de Wall Street", y tendría alguna nominación más en su haber (para empezar, por "Shutter Island" y "Django Desencadenado", sin ninguna duda)... Pero está claro que la Academia y yo disentimos a menudo, y a pesar de que este año parece que por fin habrá quorum al respecto, les invito a echar un ojo a los últimos metros de la carrera, a tan sólo un par de días de ese momento que el pobre Leo lleva esperando muchas alfombras rojas...


Por orden alfabético, tenemos a Bryan Cranston nominado por "Trumbo", biopic de un guionista del Hollywood de la Caza de Brujas del McCarthismo... O sea, muy interesante todo... Pero no. Cranston se ha convertido en un actor de prestigio y goza de una popularidad tardía gracias a su papelón en "Breaking Bad" (aunque a mí ya me tenía ganado con el padre de "Malcolm"...) y, si lo han nominado a él dejando fuera de la terna final a Michael Keaton, Michael Caine, Johnny Depp o Tom Hanks... Significa que lo tienen en cuenta. Que se dé con un canto en los dientes con la nominación, y a esperar a que le llegue su momento.

En segundo lugar, Matt Damon, por "The Martian", nominado por tercera vez en categorías interpretativas (porque el señorito ya tiene un Oscar al Mejor Guión Original junto a su colega Ben Affleck por esa joya que sigue siendo "El Indomable Will Hunting"), y por tercera vez se va a ir con una acompañante muy guapa a casa... Y ya está. Me encanta Damon, pero igual cuando deje de hacer películas en las que se pierde donde Jesús perdió la alpargata y hay que mover cielo (nunca mejor dicho...) y tierra para rescatarlo, se lo damos. ¡Cansino!

Michael Fassbender... Segunda nominación: actorazo, cuerpazo, talentazo... Aunque dudo que su trabajo en "Steve Jobs" sea mejor que su papelón en "Shame", pero un desnudo masculino frontal de aquellas dimensiones (...) probablemente escandalizó y despertó envidias entre los académicos a partes iguales, y ni siquiera lo nominaron... ¡Así que ahora se aguantan! Sin duda, habrá más oportunidades para nominarlo y premiarlo. Estaría muy feo ensombrecer su victoria convirtiéndolo en "otro más que le robó el Oscar a DiCaprio"...

Y por último, Eddie Redmayne. Este joven lechoso y pecoso nadie sabe de dónde salió... Pero qué descubrimiento: ya estaba estupendo en "Los Miserables", y el año pasado le quitó el Oscar de las manos a Michael Keaton por su impresionante interpretación en "La Teoría del Todo"... ¡Así que ya está bien! Sólo Spencer Tracy y Tom Hanks han logrado ganar un Oscar al Mejor Actor dos años consecutivos... Y Redmayne en "La Chica Danesa" está brillante, sí, pero pensar "Redmayne 2 - DiCaprio 0"... Duele.


Así que, esta vez... Parece que sí: Leo podrá levantar su copa y volver a gritar aquel "¡soy el rey del mundo!" que lo encumbró (y lo hundió...) en la proa del Titanic...

¡Pero! Por si acaso le hiciera falta una pequeña ayudita con el sprint final, un amigo me alegró el día esta semana descubriéndome el juego del año (¡gracias, Juan Corbalán!): "Leo's Red Carpet Rampage", la frikada más grande con la que me he topado en mucho tiempo... Y la más divertida también: una maratón en la que Leo tiene que perseguir el Oscar ganando la carrera a sus contrincantes, esquivando paparazzis, icebergs, recopilando trofeos... Y aplastando a Lady Gaga. Lo dicho, una frikada muy grande... Una auténtica genialidad.


Esperemos no llevarnos sorpresas el domingo... Hasta entonces, pueden echar una partidita (¡es un vicio!) haciendo click sobre el enlace: redcarpetrampage.com.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)