6/12/15


Como ya habréis podido comprobar con micro posts dedicados a películas como “Depredador 2”, “Los Goonies”, “Una Pandilla Alucinante” o “El Secreto de la Pirámide”, en Todoocio3D somos muy amigos de las efemérides. Y aunque el tiempo es finito y no podemos dedicarle a la nostalgia todo el espacio que nos gustaría, por lo menos sirvan estas líneas para acordarnos, hoy día 6 de diciembre de 2015, del 35 aniversario de “Flash Gordon”. Posiblemente una de las películas más chungas de su época.

Podía ser Flash Gordon o el programa de las Mama Chicho
A ver, es que a veces hay cosas que uno no entiende. Se estrena cuando el boom de “Star Wars” era más tocho que nunca. Pillas a un actor rubio aparente y desconocido – como en su momento lo era Mark Hamill –. Tienes a Dino de Laurentis produciendo, Queen te hace el tema principal (basado en una única nota de bajo que tardaría en componerse unos tres minutos) y tienes en el reparto a monstruos de la interpretación como Timothy Dalton o Max Von Sydow. ¿Qué puede salir mal?

Flash se pierde y acaba en Sherwood
Pues visto el resultado final, parece ser que todo. El presupuesto de la cinta fue de 20 millones de dólares, que se recuperaron a duras penas y que fueron a la postre del todo insuficientes para el mogollón de cosas que el director Mike Hodges quería mostrar. Pero empecemos por la historia. La introducción es de risa, con Ming el Despiadado, regidor del planeta Mongo (apropiado nombre) que se aburre y en una maquinita con la que puede causar desastres naturales (con su propio botón para terremoto y todo) se dedica a putear a la Tierra. Bueno, lo dejamos pasar.

Las escenas son de un realismo atroz.
Seguimos. El profesor Zarkov que, como Mediamark, no es tonto, se cosca del asunto y secuestra a la estrella de fútbol americano Flash Gordon y la periodista Dale Arden y en un cohete que se ha construido en el garaje viajan hasta Mongo. Se ve que el viaje es largo, porque para cuando llegan Flash ya está colgadito por Dale. Pero esto no es culpa de la peli, en la tira original de Comic Syndicate es peor aún, porque saltan en paracaídas y en lo que tardan en llegar al suelo ya saben que quieren follarse el uno al otro para toda la vida.

Este poster ya mola más que toda la peli
Bueno, eran los años ochenta y el ácido de la sangre de medio Hollywood todavía no se había evacuado por completo, así que lo perdonaremos. Ahora, cuando nos ponemos a analizar el aspecto técnico de la cinta, es cuando hay que sembrar hectáreas de hostias. Solo se salva el score de Howard Blake. En Mongo hay muchas especies extraterrestres: tenemos a los hombres halcón que han pillado un arnés con plumas de pájaro en un chino, a los hombres de los bosques que asaltaron el set de rodaje de “Robin de los Bosques” de Errol Flynn, y mis preferidos, una especie de lagartos humanoides que parece que llevan puestos uno de esos disfraces o pijamas (nunca he tenido claro lo que son) que venden en el Primark. La batalla en la que los hombre de Ming abaten a los hombres halcón y estos caen a plomo es directamente ridícula.

Aquí tiene el origen de los Crash Dummies
Lo descrito anteriormente es lo más notas de la peli, pero si quieren reírse, cuando vean alguna escena de la asamblea de palacio den al botón de pausa y a partirse la caja. Dio, que disparate del diseño. Aunque nada de esto hace sombra al nulo talento interpretativo de Sam J. Jones, que pasa de ser estrella del fútbol a experto en manejar naves espaciales, disparar toda clase de armas, esgrima y cualquier cosa.

Darth Vader también probó suerte en Flash Gordon
Si pueden verla y consideran que su vida hasta ese momento es una mierda, mírenla un rato como terapia. Su vida después seguirá siendo una mierda, pero al menos tendrán claros los efectos de consumir drogas chungas.





0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)