22/6/17


Revisando las recaudaciones en Estados Unidos el pasado fin de semana, he descubierto con gran preocupación el enorme batacazo que se ha pegado en taquilla "Jem and the Holograms". No lo entiendo, ¿cómo ha podido fracasar una película basada en "Jem and the Holograms"? ¿Por qué el público le ha dado la espalda a "Jem and the Holograms"? Y más importante... ¿qué coño es "Jem and the Holograms?

Vale, sí, seguro que algunos conocíais la antigua serie de televisión de los 80 (entre ellos nuestro compañero Txema). Pero la gran mayoría seguro que jamás ha oído hablar de ella. Qué diablos, yo fagocito información, crecí en los 80, me tragaba todo lo que ponían en la tele y no tenía ni idea de qué diablos era "Jem and the Holograms".


He tenido que recurrir a Wikipedia para descubrir que se trató de una serie de dibujos animados, basada en una línea de muñecas de Hasbro, y que seguía las aventuras de la tal Jem, que tenía un grupo musical compuesto por hologramas (creados por una poderosa máquina, Synergy), y que intentaban salvar la discográfica del padre de Jem de un malvado millonario dispuesto a conseguirla a cualquier precio.

Total, que como estamos en pleno revival de los 80, alguien debió pensar que era una buena idea hacer una película en imagen real basada en la serie. Aunque se ve que la productora no la tenía todas consigo, por lo que decidió invertir sólo 5 millones de dólares en la cinta. De ese modo, por mal que fuera la cosa, difícil sería no recuperar la inversión, ¿no? ¿No?

Pues no. No van a recuperarla.


"Jem and the Holograms" ha recaudado en su primer fin de semana la "increíble" cantidad de 1.375.320 dólares. Sé que la comparación es injusta porque se trata de un fenómeno único, pero "Episodio VII", que no se estrena hasta dentro de casi dos meses, ya lleva más de 30 millones sólo en entradas anticipadas.

El gran problema de la película que nos ocupa no es ya que haya fracaso estrepitosamente en taquilla. Cada año hay muchas películas que recaudan cantidades irrisorias, por no hablar de los títulos que pasan directamente al mercado doméstico, sin llegar siquiera a los cines. En ese sentido no es un caso tan especial. El problema es la cantidad de salas en las que se estrenó: 2.413 cines.


Es decir, por lo general cuando uno no confía en su producto, o sabe que es minoritario, que el negocio está en el mercado doméstico, o en el Video On Demand, o en blanquear dinero, yo qué sé, pues lo que hace es estrenar la cinta en un puñado de cines y a otra cosa mariposa. Pero cuando uno saca casi 2.500 copias, es que confía en que tiene un gran éxito entre manos.

Ahí es donde reside el gran ridículo de "Jem and the Holograms". En haber apostado a lo grande y fracasado igualmente a lo grande.

Para echar más leña al fuego, si muy pocos espectadores han pasado por taquilla, resulta que los que lo han hecho ¡¡odian la película!! Así lo ha admitido el director, Jon Chu (responsable de esa aberración que es "Gi Joe 2"), que confiesa haber recibido amenazas de muerte de los fans de la serie original. Que al menos el FBI lo tendría fácil para rastrear a los responsables, ya que ha habido tan pocos espectadores que digo yo que no debe ser difícil identificarlos a todos...


Lo curioso del caso es que el mismo fin de semana que "Jem and the Holograms" tenía el dudoso honor de convertirse en el cuarto peor estreno de todos los tiempos en películas estrenadas en más de 2.000 salas, "Rock the Kasbah", un film de Barry Levinson con el gran Bill Murray, Bruce Willis, Kate Hudson y Zooey Deschanel (casi nada)...entraba en esa misma lista en quinta posición.

Sí, la película no ha hecho tanto ruido en los medios y nadie se ha ensañado con ella, pero lo cierto es que las cifras son igual de malas, o peores. Poco menos de millón y medio de dólares en 2.012 cines. Y me temo que la película no habrá salido tan barata como la de "Jem", así que sus productores deben estar haciendo cuentas sobre si les queda dinero para comprar un par de balas y pegarse un tiro, porque lo que es recuperar la pasta...no, eso no va a pasar.


Pero la cosa no acaba ahí. Porque ¿saben cuál es la sexta película de la lista? "We are your friends". ¿Y saben cuándo se estrenó esa cinta? A finales de agosto de este año. 1.767.000 dólares en 2.333 cines. Confío en que les saliera barato rodarla, porque a día de hoy el total asciende a 3.500.000 dólares y no va a subir mucho de ahí.

De modo que este 2015 (y este fin de semana en particular) está siendo muy, muy malo, para algunas personas. ¿Por qué las tres películas optaron por un estreno tan mayoritario? ¿Error de juicio? ¿Se volvieron todos locos? ¿Se ha vuelto loca la audiencia? 

Lo que está claro es que ahora mismo, en muchos estudios, habrá ejecutivos muy preocupados, pensando en si sus próximos lanzamientos son lo suficientemente buenos como para atraer a un buen número de espectadores. Porque nadie quiere aparecer en esa lista. Nadie quiere ser "la nueva Jem". Así que no me extrañaría que, mientras dure la paranoia, más de una película acabe siendo proyectada en menos salas de las previstas, o que vaya directamente a dvd/blu ray.


El tema me parece tan apasionante que mañana le dedicaré un artículo a las películas que peores estrenos han tenido en la historia, seguido de otro sobre las películas que han generado mayores pérdidas. A decir verdad pensaba tratar al menos uno de estos asuntos en este artículo, pero lo de "Jem and the holograms" era tan fascinante que al final me he extendido y he considerado que es mejor dividir el tema por capítulo, para no cansarles.

No sea que luego este sea el artículo menos leído en la historia de la web y empiece a sentirme un poco como Jon Chu,,,


0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)