2/12/15


¿Algún fan de “La Historia Interminable en la sala? Venga, que seguro que a muchos os gusta pero os da vergüenza admitir que esta película basada en la obra de Michael Ende y que acaba de cumplir 31 años os fascina. Yo soy muy fan tanto del libro como de la película de Wolfgang Petersen (director de mierdas como “Air Force One” o “Troy”) aunque ya no tanto de las secuelas, con Jonathan Brandis si mal no recuerdo.

El caso es que aunque ahora algunos de los efectos de la cinta puedan parecer bastante rústicos, en su momento su responsable Colin Arthur lo petó. Efectos manuales, contraste de tamaños, juegos de luces, maquetas… todo lo necesario para crear un buen montón de criaturas fantásticas.


Pues imaginad si la película se hiciera ahora. Está claro que todo sería digital y que probablemente sería una puta mierda sin sentido, con muchísima más moralina que la original y sin ningún carisma. Pero a lo que iba, el artista Nicolas Francoeur ha reimaginado a todos los protas con unos resultados que os mostramos ahora mismo.

 

Comenzamos con la Emperatriz Infantil, con un diseño un tanto influenciado por el Sinsajo de "Los Juegos del Hambre" en mi opinión. Pero coño, me gusta. Impone, consigue dar la imagen de inocencia y respeto del personaje.


Seguimos con Atreyu y su caballo que se murió por una bajona. Pues aunque el tamaño parezca un poco cogido por los pelos, no hay que olvidar que el indio es un niño como cualquier otro y si tiene un caballo para llegar hasta los confines de la nada, tiene que ser un caballo adulto y fuerte, de ahí la diferencia de tamaño. También me cuadra.


El Comepiedras me deja un poco más descolocado. Esa movida verde parece que le da un toque extratrerrestre y acojona más que otra cosa. Quizás para otro tipo de película. Failed!


Vetusta Morla - la tortuga, no la puta mierda popera - no me convence con esa cola tan larga y con esa "armadura" parece más un anquilosaurio que una toruga. Failed.


Gmork: nuevo acierto, superando al original. De verdad que da miedo y su pelo fundido con el humo resulta una amenaza mucho más aterradora y seguro que para acabar con él hace falta más que un guijarro que casualmente estaba a tus pies.


Otro diseño que mola, el del bicho con alas. Aquí parece realista sin llegar a asustar. Además, viendo estas ilustraciones, me viene a la cabeza la música de Klaus Doldinger.


Mi favorito ¡El caracol de carreras! Parece más una babosa con caparazón, pero el friki que hay en mí se impone. Acierto!


Terminamos con Fujur. De este bicho tenía un peluche, una edición muy rara, y cuando me enteré que ofrecían 300 pavos por él lo vendí sin dudarlo. No me gusta mucho el rediseño. Muy estilizado, molaba más el perro pachón original. Failed.


¿Les ha gustado? Porque podemos rebuscar en internet lo que haga falta para preparar más artículos de este tipo.



0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)