8/12/15



Cuando en Todoocio3D empezamos esta locura de proyecto de hablar absolutamente de todo lo que tiene que ver con "Secret Wars" os dijimos que habría reseñas de todas las sagas originales. Lo decíamos en serio, y si resulta que un cómic como "X-Men´92", que se publica directamente en internet, está basado en una serie de animación, pues de esa serie de animación toca hacer reseña. Esperamos que os guste. 
  
En 1992 los mutantes atravesaban un gran momento y su fama no tenía parangón. El número 1 de "X-Men" de Claremont y Lee se había convertido en el cómic de superhéroes más vendido de la historia, habiendo alcanzado siete millones de ejemplares, y era menester explotar la gallina de los huevos de oro. Lo malo es que la intentona anterior, "Pryde of the X-Men", no había pasado del episodio piloto, aunque el concepto de la serie fue trasladado con gran éxito al mundo de las recreativas de la mano de Konami. De todas formas llegaba la hora de cambiar las tornas.

Magneto fue malo, luego bueno, luego malo... ya me siguen.
El 31 de octubre de 1992 se estrenaría en la Fox el primero de los setenta y seis episodios de los que constaría "X-Men" (en España llegó un año más tarde de la mano de Telecinco, que lo emitía junto a "Conan" y el "Batman" de Bruce Timm). La serie estaba producida por Saban Entertainment, que aunque en el campo de animación no había logrado gran cosa, había tenido un buen par de pelotazos con las series de imagen real de "Power Rangers" y, en menor medida, "VR Troopers". El productor ejecutivo fue Avi Arad, que se apuntó así un buen pelotazo, aunque fue sólo el primero de los muchos que vendrían.

Masacre ya molaba
La serie vio la luz gracias a un acuerdo del entonces presidente de Marvel Joe Calamari y el jefazo de Fox Kids Sidney Iwanter. Desde el primer momento se mimó a la producción y la calidad técnica fue de lo mejorcito que se había hecho hasta el momento – que no obstante quedaba a años luz del trabajo de Bruce Timm con los personajes de DC – y para los guiones e historias se contó con el mismísimo Stan Lee. con Bob Harras e incluso Len Wein (guionista de "Giant Size X-Men 1") escribiría muchos episodios.

¡Cuidado, Radiactivo Man!
Se puso toda la carne en el asador y el elenco de personajes utilizados fue prácticamente el mismo de la mencionada serie de Claremont y Lee: Lobezno, Cíclope, Xavier, Júbilo, Tormenta, Pícara, Jean Grey, Gambito, Bestia y Morpho (que yo en aquella época no conocía de nada la verdad), todos con los uniformes creados por el coreano. Lo cierto es que la serie tenía una estructura algo inusual para lo que es un programa televisivo de dibujos animados, ya que verdaderamente parecía una colección de cómics con sagas que se continuaban, con multitud de personajes invitados y con una continuidad y profundidad propias, pues en todo momento se deja claro que la Patrulla X no es algo nuevo e incluso en un episodio el Hombre de Hielo se enfrenta a Xavier debido a rencillas del pasado.

Ojo a las garras de Lobezno
Igual de destacable son las historias contadas. Algunas de nuevo cuño, pero la mayoría adaptaciones o reinvenciones de sagas originales. Por ejemplo se adaptó todo el asunto del traidor de la Patrulla X con apariciones de Cable y Bishop incluidas; tenemos Días del Futuro Pasado, la saga de Fénix Oscura con los Shiar de por medio, Apocalipsis y sus cuatro jinetes con Arcángel a la cabeza, apariciones de la isla Muir, la Alianza Falange, la Isla Salvaje con Ka-Zar, Nimrod, el Club Fuego Infernal, Proteo, la masacre mutante, X-Factor con la alineación de Peter David...

Los principales villanos en dar por culo
Un aspecto que provocó que la serie diese mucho que hablar fue que – al igual que en las viñetas – se tratase toda la problemática mutante con sus comparaciones con el holocausto (hay varios flashbacks de Magneto y lo que sufrió), la marginación por ser diferentes, como le pasó a Júbilo, el miedo a lo nuevo y desconocido y la creación de los Centinelas para “mantener a la humanidad a salvo”. e incluso la religión católica en los episodios donde Rondador Nocturno  tenía protagonismo.

Fuego Solar o Estrella del Norte se dejaron ver
Lo que fue una pena es que apenas tuviera conexiones con el Universo Marvel, Quitando un crossover con "Spider-Man" llamado "The Mutant Agenda", un flashback de la segunda guerra mundial donde Lobezno hacía de las suyas con Nick Furia y el Capitán América, y un par de fotogramas donde aparecían de nuevo Spider-Man y Máquina de Guerra salvando el día, poco más hubo.

"La Alianza Falange" es una de las sagas que se adaptó
Fue destacable también el gran éxito que la serie tuvo en Japón, donde se creó una introducción animada para la ocasión y se publicó un manga que adaptaba toda la serie. En Estados Unidos contó con serie de tebeos también, que poco a poco fue contando aventuras distintas a las de la serie pero dentro de su propia continuidad, estando muchos de estos cómics dibujados por el desparecido en combate Ben Herrera.




0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)