19/12/15


David M. Santana (Gran Canaria, 1984) puede presumir de haber participado en "Episodio VII: El despertar de la fuerza", dando vida a tres tipos diferentes de Stormtroopers. A raíz del estreno de la película tuve la oportunidad de charlar con él en Londres, para que me contara su experiencia y anécdotas del rodaje.

¿Cómo llegaste a formar parte de "El despertar de la fuerza"?
De la manera más rocambolesca posible. Yo trabajaba en una tienda de música en Londres, y un día, hablando con una cliente, ésta se da cuenta de que soy español. No sólo eso, sino que por el acento se percata de que soy de Gran Canaria, lo que es curioso porque ella era de Tenerife. Empezamos a hablar y le cuento que había venido a tierras inglesas persiguiendo mi sueño de ser actor. Y entonces me explica que un par de semanas atrás una chica la había parado por la calle, diciendo que le gustaba mucho su aspecto y preguntándole si quería trabajar de extra. Entonces me enseña la tarjeta de la agencia, que se llamaba Pop, y me anima a que entre en la web y solicite trabajo.

Y seguiste su consejo...
Yo ya había trabajado como extra en "The program" (la película de Stephen Frears sobre Lance Armstrong) y tras ponerme en contacto con Pop estuve cuatro jornadas en "Everest". Pero me extrañaba que ninguna agencia estuviera ofreciendo nada relacionado con "Star Wars", sobre todo porque yo sabía que la película se iba a rodar en Londres. Y en estas que al poco tiempo me empiezan a llegar unos emails de la gente de Pop en los que me preguntan cosas como mi habilidad con armas de fuego, espadas, si soy un tipo ágil, si hago deporte... vamos, que si estoy bien físicamente como para aguantar cierta tortura en un set de rodaje. Les digo que sí y entonces me mandan un email diciéndome que la película  en cuestión se llama "AVCO", que es algo que a mí me choca, porque estoy al día de los rodajes y ese título no me suena de nada. Me pongo a mirar por internet y me sale una imagen del teatro chino en Los Angeles donde se estrenó la primera película de La Guerra de las Galaxias, y ahí ya se me encendió la bombilla.

¿Y cómo fue el momento en el que te confirman que efectivamente era "Episodio VII"?
En ningún momento me lo confirmaron, me enteré "oficialmente" el primer día de rodaje. Pero bueno, cuando estuve seguro de que tenía que tratarse de "Episodio VII", lo primero que hice fue llamar a mi madre. Ella me ha visto crecer con esa película, y cuando se lo dije se emocionó, porque sabe que éste era uno de mis grandes sueños.

Lo de estar en buena forma física no es el único motivo por el que te contrataron, ¿verdad?
Eso es importante, pero es que también cumplía con unos requisitos en cuanto a medidas y demás, que era fundamental. Hicieron todas las armaduras y demás teniendo en cuenta las medidas de un chico en concreto, con lo que todos debíamos tener más o menos la misma complexión.


¿Qué recuerdas del primer día de rodaje?
Primero tuvimos un  Boot Camp, es decir, un entrenamiento militar, durante tres días, en el cual se realizaba una selección. Yo no sabía qué personaje iba a interpretar hasta que llegué a los Estudios Pinewood y me percaté de que me había tocado ser Stormtrooper. El primer día de rodaje, antes de empezar a rodar, J.J Abrams cogió el megáfono, nos confirmó que estábamos rodando "Episodio VII" (aunque ya todos lo sabíamos) y fue un momento muy emocionante. Prorrumpimos en vítores, levantábamos el casco, los blásters... Una fiesta.

Tenías tantas ganas de participar en "El despertar de la fuerza" que creo que incluso llegaste a rodar lesionado...
Así es. En una de las escenas, en un páramo desierto, me toca correr por uno de los lados del escenario, liderando las tropas, corriendo en un segundo nivel. Y en un momento antes de que dijeran acción, me coloco el bláster en dos agujeritos que tenemos en el lado derecho de la armadura, para descansar, y se me atasca el bláster. En ese momento dicen "Cameras rolling...Action!!". Fue quitarme el bláster, colocarme el casco a toda prisa, empiezo a caminar por un espacio muy pequeñito y de repente le doy una patada a una tubería de atrezzo. Caí al suelo de boca. El casco con un agujero en medio en la parte superior, el bláster reventado en mil pedazos... un desastre.

¿Y qué pasó?
Se para todo el rodaje, llega la enfermera, me pregunta si estoy bien... y claro, el codo me estaba doliendo, y yo "por favor, que no sea una lesión". Porque está claro que cuando eres un extra, si te lesionas te vas fuera de la película. Así que les dije que no pasaba nada y seguí en el rodaje. Cuando me quité la armadura necesité a dos personas para que me ayudaran. El codo parecía una pelota de baloncesto, estaba bastante inflamado.

Vamos, que la cosa no tenía buena pinta
Lo positivo es que al día siguiente no había rodaje. Fui a urgencias, me miraron y me dijeron que tenía una fisura. El día posterior sí que rodaba, así que ahí estaba yo, en el metro, con el brazo en cabestrillo, pensando "cuando llegue, me quito el vendaje y listo", confiando en que el plan saliera bien. Y justo entonces me llega un mensaje al móvil en el que me dicen que me vuelva para casa, que el rodaje de ese día se ha cancelado, lo que fue una suerte porque me daba más tiempo para recuperarme. Cual fue mi sorpresa cuando al día siguiente leo en el periódico que Harrison Ford se había partido el tobillo porque le había caído encima una puerta del Halcón Milenario. Y bueno, a partir de ahí hielo, paciencia y la ayuda de los chicos de vestuarios, que eran amigos y me echaban un cabo. Pero cada vez que me quitaba la armadura, aquello era un suplicio, Ahora bien, era aguantar o abandonar la película. Y yo tenía claro que quería seguir.


¿Rodaste mucho con Abrams o te tocó trabajar con el director de la segunda unidad?
No, la mayoría de las escenas las rodamos con J.J. Abrams, cosa que agradezco porque siempre la segunda unidad, la "splinter unit" que la llaman, es más pesado. Son escenas de explosiones, correr y correr, y con la armadura de unos 35 kilos se nota, sobre todo cuando tienes que correr entre llamas. Es mucho más duro. No digo que las escenas con Abrams no fuesen complicadas, pero aún así... Además, estamos hablando de J.J. Abrams. Yo me considero un gran fan suyo, así que estar a sus órdenes era un aliciente.

¿Y cómo es Abrams en el rodaje?
 Es un director con un entusiasmo brutal por la película. Nació y creció con "La guerra de las galaxias" y siempre ha admitido ser gran seguidor de la saga. Eso se notaba a la hora de rodar, se veía el respeto que tiene sobre todo por personajes como Han Solo. Cuando estaba en el set le daba instrucciones a Harrison Ford, y entonces a veces éste le hacía señas y le decía "espera un momento, ¿qué te parece si hacemos esto otro?". Entonces Abrams decía "me gusta, hazlo así". Porque entendía que él es el director de esta entrega, pero que Ford lleva casi cuatro décadas siendo Han Solo, y que nadie conoce al personaje mejor que él.


Hablando de Harrison Ford, creo que tienes un par de anécdotas con él...
La primera vez que le vi fue el primer día de rodaje. Él no tenía nada que ver con la escena, pero estaba por allí y se puso a hablar con J.J. Abrams. Y yo miraba a todos mis compañeros diciendo "¡Es Harrison! ¡Es Harrison!", Luego la siguiente vez que le vi, nunca lo olvidaré, fue el día de mi cumpleaños, el 18 de septiembre de 2014. Ese día sólo estábamos dos Stormtroopers en el plató y no nos utilizaron ese día para rodar, pero estábamos viendo la escena. Y de repente Harrison Ford termina de rodar su escena, se marcha y yo, a medio vestir como Stormtrooper, con un calor espectacular, me quedo mirándole fijamente, mientras pensaba "dile algo". Harrison Ford se estaba pelando una naranja y me miró como pensando "¿y este tío quien es?". Pero me vio, que era lo importante.

Pero más adelante sí que tuviste ocasión de cruzar con él unas palabras
Así es. Estábamos rodando una escena, Stormtroopers contra rebeldes, y cuando gritan corten me quito el casco, echo un vistazo y a mi derecha, a tres pasos, estaba Harrison Ford. Lo miro, lo miro otra vez, lo vuelvo a mirar, y entonces me dice "¿estás bien, hijo?". Y yo "sí, sí, muy bien. Supercontento de estar aquí". Y entonces se acerca, me da la mano y me dice "me alegro mucho". Y yo de reojo veía a mis dos compañeros Stormtroopers mirándome, sin poder creérselo.

Tus compañeros al menos eran conscientes de lo especial que es para ti la saga...
Sí, sabían que soy superfan de La Guerra de Las Galaxias. De hecho te puedo decir  que del grupo principal de Stormtroopers de la película yo era como el gurú: cada vez que alguno de mis compañeros tenía una duda sobre la saga, acudía a mí.


¿Tuviste otros encuentros con actores "clásicos" de la saga?
Con C3PO, es decir, Anthony Daniels. De hecho fue el actor con el que más pude hablar, porque es muy cercano. El primer día que lo vi fue en "la cantina", que es como llamábamos nosotros al restaurante, una caseta de campaña donde comíamos todos los extras y algún que otro actor. Y en una de estas que lo veo entrando y nadie se dio cuenta. Y yo dije en alto; "Anthony Daniels". Y él se quedó como "mira, alguien que me reconoce". Y entonces se acerca, se fija en la capa que llevábamos, examina el casco y me dice "oye, con este casco podéis ver mucho mejor que con los de la trilogía clásica" - él se los había probado todos, me imagino - Y empezamos a hablar y me preguntó cómo estaba, y le dije que muy contento de estar allí porque soy un fanático de Star Wars y trabajar en la película era un sueño hecho realidad, y me dijo "estoy muy contento de que hayan contado con gente como tú, que son fans de la película; espero que lo disfrutes". Y luego recuerdo otro día que lo vi hablando solo, moviéndose, con un traje de neopreno que es el que lleva debajo de la armadura de C3PO. Y me reconoció, se acercó a mí y me dijo "¿te importa si te digo un par de líneas?" Y empezó a recitar, y era el momento en que C3PO conoce a BB8. Una cosa de locos.

Y de los nuevos actores, ¿quién te impresionó más?
Me parecieron todos muy buenos actores, muy entregados. Pero sin duda me quedo con Jon Boyega, que es el rey del carisma. En las escenas, fuera de las escenas, como persona... No tuve mucho contacto con él, la verdad, puesto que la mayoría de mis escenas fueron con los Stormtroopers. Pero recuerdo un día en que Daisy Ridley estaba aprendiendo a conducir un minicoche de golf y Jon Boyega le estaba enseñando. En estas que se le para el coche, está a punto de comerse la pared, Jon descojonado... y a mí no se me ocurre otra cosa que decirle "¿servirá de algo si me bajo y empujo"? Y Ridley me dice "oye, que yo puedo llevarlo, ¿eh?". Y Jon descojonado como pensando "la cagaste, no debiste decir eso". Se ve que es una chica de armas tomar, como bien lo demuestra en la película. Luego Oscar Isaac es genial, me parece un gran actor. Y Adam Driver, actor de método. Era el malo de la película en las escenas...y fuera. Estaba siempre enfadado, supongo que por eso de mantenerse en el papel.

Como la cosa va de anécdotas, creo que tienes otra con J.J Abrams fuera del plató...
Londres es caro, de modo que actualmente tengo tres trabajos con los que pago el alquiler mientras arranca mi carrera como actor. Y uno de mis empleos es en una tienda de comics, Forbidden Planet, donde trabajo de vez en cuando. Pues bien, uno de los días que iba a clase de interpretación entro en la tienda a saludar a mis compañeros y uno de ellos me dice "tu jefe está aquí". Y yo no lo pillaba, hasta que me dijo: "J.J. Abrams". Bajo por las escaleras y lo veo sin las gafas, para pasar desapercibido, de espaldas, leyendo un libro de arte. Me acerco a él y me mira con cara de "mierda, me han reconocido". Entonces le dije "tranquilo, no se preocupe, trabajo para usted". Y me pregunta qué he hecho para él, y le revelé que era un "buddie" (que es el nombre clave que usábamos para los Stormtroopers) y me dio la mano y me agradeció el trabajo que estábamos haciendo todos (porque lo cierto, eso no lo voy a negar, es que a los Stomtroopers nos dieran mucha caña). Estuve tentado de pedirle una foto, pero quise ser un poco profesional en ese aspecto y simplemente le dije "nos vemos mañana".


Acabas de hacer referencia al secretismo. Imagino que las medidas de seguridad eran toda una locura.
El secretismo era máximo. A los personajes, a los edificios, a las armas...no se las llamaba por su nombre en el plató, sino que tenían códigos en clave. Y cuando salíamos del plató, íbamos con capucha y con el traje dentro de una bolsa, para que no se vieran los cascos. Era algo que se cuidaba mucho.

La película ha terminado y ya acaba de estrenarse. Pero ¿te gustaría seguir vinculado a "Star Wars" en el futuro?
¡Por supuesto! Confío en que me vuelvan a llamar. Mi sueño es labrarme una carrera como actor, pero más allá de eso si me vuelven a pedir que haga de Stormtrooper, aceptaré sin dudarlo. Hombre, si me dan un papel un poco más importante, bienvenido sea. Pero si no, ahora mismo quedan cinco películas más y me gustaría estar en todas. Y si en vez de 5 son 15, mejor aún.

Lógicamente el tema estrella es "Episodio VII", pero me gustaría que me hablaras un poco de tus planes de futuro como actor
Estamos en una de las capitales del cine por excelencia y muchas producciones vienen aquí porque rodar en Londres es más barato. Lucasfilm ha destinado el 75% de los Estudios Pinewood a rodar las próximas entregas de La Guerra de las Galaxias, Tom Cruise ha traído "Misión Impossible", está James Bond... Yo creo que como actor estoy en el lugar adecuado. Lo de extra, como me han dicho muchas veces en el plató mis compañeros, es la mejor forma de meter la cabeza en el mundillo. Es un pequeño sacrificio por poder participar en películas de la importancia de "Star Wars". Como actor estoy dando clase en la Identity School of Acting, que es también una agencia de actores, sin ir más lejos la que puso a Jon Boyega en la película. Me siento muy feliz, sobre todo porque estoy aprendiendo interpretación en inglés, que te abre muchísimas más puertas. Y en un futuro próximo, confío en ir consiguiendo papeles de mayor importancia. Todo se andará.


(Salvo la de David, el resto de imágenes usadas en la entrevista no son nuestras, de modo que todos los derechos corresponden a sus autores. El lunes por la mañana publicaremos la versión en video de la entrevista, cuya grabación y edición - que no deberían perderse - ha estado a cargo de Isaac Gallego)




1 comentario :

  1. Muy buena entrevista, se percibe perfectamente la emoción de las palabras de David.

    ResponderEliminar

Danos tu opinión :)