11/11/15


Hola amigos, vamos a seguir desmenuzando las distintas sagas que han inspirado al macroevento “Secret Wars” que actualmente se está publicando tanto en Estados Unidos como en España. Hoy nos vamos a centrar en “Aniquilación”, saga que veremos ampliada en la miniserie “El Guantelete del Infinito”. Pero antes de entrar en faena haremos un poquito de historia.

Cuando se publicó “Aniquilación” en el año 2006, la franquicia cósmica de Marvel llevaba casi una década de capa caída desde que todo el boom del Infinito (ya saben, Guantelete, Guerra y Cruzada) se desinfló. De cuando en cuando Jim Starlin se encargaba de alguna miniserie como “El Abismo Infinito”, sin ir más lejos, o bien se publicaba una serie regular de escaso éxito como fue el caso de “Thanos”, que sólo duró doce entregas y cuyo segundo arco argumental (junto con una limited de “Drax”) es un prólogo en toda regla de “Aniquilación”.

El Super Skrull nunca tuvo mejores momentos de gloria
Con este panorama La Casa de las Ideas dio luz verde a un crossover que se publicaría mediante un número alpha, cuatro miniseries centradas en cuatro personajes distintos y una miniserie central. Al contrario de lo que se piensa, el principal artífice de todo el invento fue el veterano Keith Giffen y no el tándem Dan Abnett/Andy Lanning, aunque ellos se encargaron de la historia de “Nova” que luego se convirtió en serie regular y a partir de ahí sí que todo pasó por sus manos.

La oleada aniquiladora en toda su gloria
“Aniquilación” es una epopeya cósmica en toda regla, pero por poneros un referente se parece mucho más a sagas como “Star Wars”o “Star Trek” que a los relatos cósmicos de Marvel. Toda la grandilocuencia y misticismo que imprimía Jim Starlin a sus obras aquí no se aprecia, y ojo que no lo digo como algo malo, todo lo contrario, es de agradecer que la Guerra de la Aniquilación no tenga en ninguno de sus bandos a una deidad o un arma que chasquee los dedos y se folle un sistema solar entero.

Esta portada alternativa no la vimos en España
En “Aniquilación” hay muerte y destrucción, pues como decía, al estar protagonizado por un montón de personajes que no le importaban a nadie en ese momento, los guionistas tuvieron bastante cancha para hacer lo que quisieran, y varios planetas emblemáticos y razas son borrados del mapa. Pero lo mejor de “Aniquilación” es el ritmo, la sensación de drama y ese ambiente bélico a la desesperada cuando parece que todo está perdido aunque se gane debido a todas las bajas que ha habido.

No me digan que no les recuerda a Starship Troopers ¿verdad?
La Guerra de la Aniquilación tuvo en Annihilus el contrincante a batir. El dictador de la Zona Negativa decide invadir el Universo Positivo por un motivo muy lógico: al expandirse este último está comiendo terreno a sus dominios y eso es lo que tiene que evitar. Para ello utilizaría numerosas armas. La más poderosa, el llamado “Cosechador de aflicción”, o lo que a mi me gusta denominar su particular “Estrella de la Muerte”, un arma que reducía a sus componentes básicos cualquier planeta. Luego también sería destacable su lugarteniente “Voraz”, que con sus sabuesos darían caza a los heraldos de Galactus uno a uno para devorar su poder cósmico.

En el lado de los “buenos” contamos principalmente con Nova, último de su cuerpo de policías galácticos al que la situación le viene grande por tener que convertirse forzosamente en Nova Prime. Tenemos también al Super-Skrull en misión secreta para destruir el cosechador de aflicción. Por otro lado veremos también a Silver Surfer, que deberá unirse a todos sus compañeros heraldos (aparecerán todos y no todos acabarán con vida) y a Ronan el Acusador, que deberá encontrar ayuda puesto que los Kree no parecen muy dispuestos a intervenir en la guerra

Portada principal del evento con los protagonistas de las miniseries
Y vaya guerra señores, porque se nota que Giffen se ha empapado de cultura popular para narrarnos el conflicto. Hay batallas espaciales que recuerdan a “Star Wars”, otras en tierra contra las hordas de bichos que son directamente extraídas de “Starship Troopers” y la alianza de razas pues recuerda obviamente a la federación de planetas de “Star Trek”. Otro punto fuerte es que los guionistas, DnA (Dan Abnett/Andy Lanning), Keith Giffen, Simon Furman (otro veterano) y Javier Grillo-Marxuach removieron cielo y tierra para sacar a cada personaje espacial de Marvel. Así además de los protas de las miniseries, podemos ver a Starlord (su reaparición en el universo 616 desde hacía casi 20 años), Stellaris, Korak el perseguidor, la Inteligencia Suprema, Nébula, Gamora, los mencionados Heraldos y por supuesto Thanos, que jugaría un lugar destacado.

De los mejores y más contenidos eventos que ha publicado Marvel en lo que va de siglo, y que dio inicio a una era de esplendor de la franquicia galáctica de Marvel Comics que se cargó la división Studios al confirmar película de “Los Guardianes de la Galaxia” (que estuvo genial sip, pero fue una putada) y encargarle una serie regular de estos personajes a Brian Michael Bendis. Pero que nos quiten lo bailado.

A lo largo de las distintas miniseries iban haciendo aparición todos los personajes cósmicos
A nivel artístico, la historia central estuvo dibujada espectacularmente por Andrea DiVito y contó con artistas interesantes como Renato Arlem en “Silver Surfer” o Kev Walker en “Nova”. Pero lo mejor fue que absolutamente todas las cubiertas fueron realizadas por Gabriele Dell’Otto. Lo que dio una uniformidad que ya quisieran para sí otros eventos.


Actualmente podéis conseguir toda la saga "Aniquilación" recopilada en un solo volumen de la colección Extra Superhéroes. Si os gustan los personajes yo no me lo pensaría.




0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)