10/10/15


Casi al inicio de la película, los vecinos de un barrio son animados por las autoridades a permanecer dentro de sus casas, ya que al parecer una especie de virus se ha propagado por su zona. Pronto, las medidas de seguridad comienzan a intensificarse, con personas armadas dentro de trajes protectores sellando las casas e impidiendo que nadie salga. Finalmente, sin que nadie les haya explicado nada, todos se ven apresados en sus hogares, subsistiendo gracias a las exiguas raciones que les entregan las autoridades, que disparan a matar si alguien se atreve a desobedecer las órdenes e intentar alcanzar la calle.

La premisa de "What we become" (Sorgenfri) me recordó mucho a la de una pequeña película que en su momento me impactó, "En la puerta de casa", en la que igualmente una familia se veía encerrada en su hogar por culpa de algún virus, pero sin tener realmente idea de qué estaba pasando. La primera parte de la película juega con ese miedo a lo desconocido, a las preguntas sin respuestas, al "qué está pasando", algo que desconocen tanto los protagonistas como el espectador, lo que incrementa el desasosiego.


El problema es que si "En la puerta de casa" nunca se abandonaba esa atmósfera de incertidumbre, aquí, una vez pasado el desconcierto inicial, queda claro que nos encontramos ante otra película de zombis. Una que pasa a tener algunos puntos en común con "Rec", en el sentido de edificio sellado con personas que no pueden escapar, pero sin la intensidad ni las dosis de acción de aquella.

Decía anoche su productor que en realidad daba igual que fueran zombi, vampiros u hombres lobos, que el núcleo de la película era la familia protagonista y cómo reaccionaba a la situación. Lamento no estar de acuerdo con él. No sé qué tipo de película habría resultado si la amenaza hubieran sido vampiros, pero lo cierto es que "What we become" no deja de ser una película tradicional de zombis sin demasiados zombis, al estilo de "The walking dead".

Si se dan cuentas, estoy echando mano de muchas referencias. Y esto es así porque, desgraciadamente, no hay nada original en "What we become". Ningún elemento  que la diferencia del resto de películas sobre el tema que se han hecho en los últimos años. Personas encerradas en sus casas durante los primeros instantes del brote de una epidemia intentan escapar como sea (eh..."¿Fear The Walking Dead?)


Los protagonistas tampoco dejan de ser estereotipos. El joven algo salido, la niña pequeña, la chica que cuida de su madre enferma (y que obviamente ya está infectada), el padre recio, la madre algo histérica... clichés, clichés y clichés para una película que, según avanza, te hace ver que no hay nada nuevo bajo el sol. Al menos bajo ese sol.

Que no digo que la cinta de Bo Mikkelsen esté mal hecha, ni mucho menos. Pero películas bien hechas, cada vez hay más. Al menos yo necesito que me den algo diferente. Algo que me haga sentirme entusiasmado a la hora de escribir sobre ello, sin tener que recurrir a miles de ejemplos previos de otras obras que ya me contaron lo mismo y que, además, me gustaron más.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)