28/10/15


Paco Cabezas es uno de los directores españoles con más proyección internacional. Guionista de la muy divertida "Sexykiller", es el responsable de "Aparecidos" y "Carne de neón", película que terminó de ponerle en el disparadero. 

Su primera aventura americana, "Tokarev", no salió tan bien como todos hubiéramos deseado, pero ahora se ha resarcido con la magistral comedia "Mr Right", con Sam Rockwell y Anna Kendrick, que pudo verse en Sitges.

Cabezas ha sido uno de los directores elegidos para rodar algunos de los capítulos de la tercera temporada de la serie "Penny Dreadful". 

¿Qué se siente al regresar a Sitges con una película como "Mr Right", rodada en Estados Unidos y con un reparto internacional de primer nivel?
Estoy muy orgulloso de ella. No es sencillo hacer una película comercial americana dentro del sistema de Hollywood y que al mismo tiempo tenga elementos políticamente incorrectos. Yo lo veo como infiltrarse en el sistema para corromperlo desde dentro. Hacer una película con tus amigos está muy bien, pero es algo que ya he hecho antes. Ahora me interesa llegar a un público más amplio, porque eso con el tiempo te da la posibilidad de hacer cosas cada vez más oscuras.

Así que por lo que veo, va a ser difícil verte rodar en España al menos durante una buena temporada...
Que va, si me encantaría rodar en España. De hecho ahora con "Penny Dreadful" vamos a rodar parte en Almería...

Sí, pero no me refería a eso, sino a hacer una película aquí
Me gustaría, a ver si sale el proyecto apropiado y a ver si tengo tiempo de escribir este año. Echo de menos trabajar con actores españoles, porque aquí hay muchísimo talento. Gente como Carlos Areces, Raúl Arévalo... son personas a las que admiro y con las que o ya he trabajado o cuanto menos me gustaría trabajar. Ya veremos qué pasa.

Me parece curioso que siendo tan buen guionista, en tus dos películas americanas hayas optado por partir de guiones ajenos
Curiosamente en "Mr Right" las dos últimas reescrituras las hicimos a cuatro manos Max (Landis) y yo. Hay mucho de mí en el humor de la película. Incluso si te acuerdas, en "Sexykiller" hay una escena en la que los dos protagonistas están cenando en un restaurante y ella va al baño a matar a una señora, y aquí hay una escena bastante parecida. Lo divertido es que, de tanto reescribir juntos, al final hasta te olvidas quién escribió qué. Hay un momento en la película en la que un mafioso le pega con un teléfono en la cara a un personaje y luego comprueba si tiene línea, y hace poco me preguntaron si era una improvisación. Y no, es un chiste mío. Es más, es similar a un chiste que ya aparecía en "Carne de neón". Me encanta romper teléfonos en las películas. (risas)

Lo que me cuentas tiene sentido, porque lo cierto es que si en los créditos apareciera que el guión es tuyo, particularmente no me hubiera extrañado nada
En Max he encontrado a un hermano del alma, a una persona con la que comparto el mismo sentido del humor, y eso es algo muy raro. En Hollywood hay mucha técnica y poca alma. Te pasan muchos guiones que realmente no te aportan nada. Todos son sobre mexicanos malos que secuestran a la mujer del protagonista, que al final resulta ser un mercenario retirado. Además es muy gracioso, porque siempre hay un plano de él en la ducha y tiene los tatuajes en la espalda, o aparece un plano de todas las fotos colgadas en la pared y de repente se ve al tipo vestido de boina verde, y tú piensas, "qué casualidad, ¿no será porque más adelante va a tener que matar a un montón de gente?". Pero son guiones muy malos, muy de sobremesa de Antena 3. Y entonces de repente te encuentras un guión así, como el de "Mr Right", y te dices "aquí hay algo, aquí hay vida". Lo que me gusta es la posibilidad de hacer algo diferente, como el cine con el que yo me crié; "La jungla de cristal", "Indiana Jones"... Ese el cine que me gusta ver con una sonrisa en la boca. En el pase aquí en Sitges, yo estaba en la sala y me fijaba en el público, y era genial ver que se estaban divirtiendo.

Max no sólo es el hijo del director John Landis, sino que además está de moda por los guiones de "Chronicle" y "American Ultra". ¿Cómo es como persona?
Un amor. Aparentemente puede parecer que está loco, y mucha gente en Hollywood se refiere a él como "ese tío que se viste de colores y que es muy extrovertido". Pero en realidad es un caparazón para protegerse. Es una persona hiperinteligente, hipercreativa y que escribe de una manera compulsiva. Creo que lleva acabados como 97 guiones. Escribir es su terapia, es su manera de enfrentarse al mundo. En vez de tomar pastillas, él escribe, lo que me parece maravilloso.

¿Y qué tal es trabajar con dos estrellas como Anna Kendrick y Sam Rockwell?
Los dos son muy buenas personas. En especial Sam, que es una de las personas más divertidas, honestas y amables que he encontrado en mi vida. Anna está muy loca, en el buen sentido de la palabra. Son gente muy creativa y es muy fácil trabajar con ellos porque les encanta improvisar, les encanta actuar y luego también tenían muchas ganas de liarse a hostias. No entre ellos, sino con otras personas (risas). Rodar con ellos fue un placer.

Ya sabía de la gran vis cómica de ambos, pero admito que me ha sorprendido descubrir que Tim Roth también la tiene...
Tim, después de rodar se fue a hacer la peli con Tarantino ("The hateful eight") y luego regresó para doblarse a sí mismo en algunas escenas con lluvia. Y mientras se veía en pantalla se reía y me decía "esto es muy gracioso. Qué guay, me estoy riendo un montón". Creo que él no era consciente de lo divertido que era, y cuando lo vio desde fuera empezó a darse cuenta. Pero sí, con Tim y con RZA genial. Y luego James Ransone y Michael Eklund, dos actores que para mí son increíbles... Sinceramente no podría haber tenido un casting mejor en esta película.

¿Ha sido difícil conseguir la financiación para levantar el proyecto?
Pues sí, nos ha llevado mucho tiempo. "Mr Right" fue la primera película en la que me fijé al llegar a Hollywood y dije "ésta es la película que yo quiero hacer", pero luego terminé rodando antes "Tokarev". Hemos tardado entre tres y cuatro años en financiarla por las tonterías del mercado. Pero es lo que pasa cuando quieres hacer algo diferente. Si esta película hubiera sido, no sé, "Las tortugas ninja", "El Zorro" o algo así, hubiera sido más fácil. Muchas veces te llegan productores con un proyecto y te dicen "esta película está financiada, está hecha ya. Podemos rodar en dos meses". Te dan el guión y cuando lo lees, piensas "¿y por qué quieren hacer esto?". Si no tiene alma, ni vida, ni fuerza...

Se nota que en Hollywood no les gusta tomar riesgos
Hay muchas películas que las ves y dices, bueno, es que eso ya lo he visto antes y mejor hecho. Son técnicamente perfectas, pero... En mi caso, intento hacer cosas que por mucho que cueste, por mucho tiempo que lleve, que por lo menos digas "esto no lo he visto antes". Y si lo has visto, que al menos sea una combinación de diferentes cosas, no una copia al uso. En "Mr Righ" hay algo de "Tras el corazón verde", "Gran golpe en la pequeña China", "Taxi Driver", "Cantando bajo la lluvia"..

¿Tienes alguna escena favorita en la película?
Hay una que me gusta especialmente. No quiero hacer spoilers de la película, pero diremos que tiene que ver con  unos cuchillos. Recuerdo leer el guión y decir "si esta escena funciona, la película seguro que funciona. Y si no, se va a derrumbar por completo". Y tenía mucho miedo de rodarla y de montarla, porque sabía que a partir de ahí es cuando la cosa empieza a girar hacia un lugar inesperado. Pero estoy muy contento, porque en Toronto, en esa escena en concreto, la gente empezó a aplaudir, y aquí en Sitges también. De repente los espectadores miran a la pantalla y piensan: "¿están haciendo lo que yo creo que están haciendo?". Me encanta pillar al público desprevenido.

La película es magnífica, y particularmente me gustaría que la gente pudiera verla lo antes posible. ¿Cómo va el tema de la distribución?
En Toronto vendimos la película para Estados Unidos. En España no lo sabemos todavía, pero espero que se estrene en la primera mitad de 2016.

Más allá de los capítulos de "Penny Dreadful", ¿tienes claro cuál será tu próximo proyecto en la gran pantalla?"
Pues no. Hay una película que estoy escribiendo con Sam Rockell, que es una historia de robos, pero aparte de eso nunca sabes. Cada película es una aventura y nunca sabes cual va a ser la siguiente. Sinceramente espero que no sea "Piratas del Caribe 7"...

"Aparecidos" y "Tokarev" son películas más serias, mientras que "Carne de neón" y "Mr Right" tienen muchos más elementos de comedia. ¿Tienes un género preferido?
Si puedo elegir, me quedo con la comedia. Pero es que creo que la vida no tiene género, lo que hay que hacer es ir al cine y sorprenderse. "Tokarev" es de mis película de la que me siento menos orgulloso. Ese rodaje tuvo muchos problemas, millones de cosas que contaría, pero que casi es mejor olvidar. Cuando haces una película es como un viaje en barco. Muchas veces los elementos no están a tu favor, hay una tormenta tropical y se te rompe todo el barco, y te dices "¿qué ha pasado?". Pero bueno, lo interesante para mí es que cuando estoy en control de lo que hago, el sentido del humor es algo que siempre está presente. Cuando en el primer día de rodaje de "Mr Right" vi la vida que le insuflaban a la película Sam y Ana, me recordaba a cómo funcionaban las cosas con Angela Molina y Mario Casas en "Carne de Neón", o con Macarena Gómez en "Sexykiller". Y me dije "estos tres minutos que han hecho ahora valen más que toda mi anterior película".

Da la sensación de que el de "Mr Right" ha sido un rodaje placentero
Me lo he pasado muy bien rodando esta película y creo que se nota. Recuerdo cuando era pequeño e iba a ver películas como "Regreso al futuro", "Los Goonies" o "Karate Kid", yo salía emocionado, haciendo la grulla. Y quiero que con "Mr Right" sea igual, que la gente salga del cine con una nariz de payaso y bailando (como hace el personaje de Sam Rockwell)




0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)