2/8/16


Jeremy Saulnier (Estados Unidos, 1977) es el responsable de una de las mejores películas de este 2016, "Green Room", protagonizada por Patrick Stewart y el malogrado Anton Yelchin (y que en España se estrenó de forma muy minoritaria, algo que no alcanzamos a entender). Pero algunos años antes ya había demostrado que es un director a tener en cuenta con la magnífica "Blue Ruin". 

El año pasado estuvo presente en el Festival de Sitges (presentando "Green Room") y aprovechamos la oportunidad para charlar con él spbre esta cinta acerca de un grupo punk que, tras una actuación, ve algo que no debería y acaba enfrentado a un grupo de neonazis (la crítica sobre la película la pueden encontrar aquí).

Uno de mis aspectos favoritos de la película es que da la sensación de que puede pasar cualquier cosa. Que los personajes no siguen un plan preestablecido. ni los buenos ni los malos...
Absolutamente. No me gustan las películas en las que los personajes son demasiado inteligentes y calculadores y lo saben todo. Me gustaba la idea de enfrentar a dos bandos que sólo quieren salir bien parados y que tienen que usar la lógica. La película es una sucesión de decisiones improvisadas. Nadie quiere verse envuelto en la situación en la que se encuentran. Si alguno de los protagonistas hubiera podido evitar los acontecimientos de la película, lo hubieran hecho. Los buenos, los malos, los secuaces... Todos. No es una película sobre gente sádica que quiere matar por el placer de hacerlo.

Lo de la improvisación es algo que se ve claramente en el hecho de que todos los personajes, los de un bando y otro, cometen muchos errores. Vamos, que no hay un plan mastro.
Es lo que intenté hacer. Creo que al público le gusta ver seres humanos creíbles en la pantalla. Pasando complicaciones muy cinematográficas, por supuesto, pero que no tengan habilidades sobrehumanas. Lo que significa que no siempre aciertan en sus decisiones.


La película es muy "real", en el sentido de que no tiene la típica estructura de "cada tanto tiempo muere un personaje". No, aquí cuando alguien comete un error lo paga caro, sea el momento que sea...
Lógicamente me esforcé en crear un clima de tensión y construir la historia para que me llevara al terreno que quería. Pero una vez colocadas las piezas dejé a los personajes a su aire. Sinceramente no sabía el momento en que iba a morir cada uno, la escritura de cada escena me lo iba dictando. A veces tenía la tentación de ponerme a reescribir el guión para hacer que los personajes fueran más inteligentes, pero al final decidí dejarlo así. Es una historia imperfecta y realista.

Patrick Stewart hace un trabajo excelente como el villano de la función
Sí, lo cierto es que si te fijas, sus ojos lo dicen todo. No es que Patrick estuviera tratando de distanciarse de sus otros papeles en grandes franquicias, pero sí que aprovechó la oportunidad para mostrar un nuevo registro. La fuerza de su personaje está en su mirada, en la forma en la que reacciona cuando esos críos punks se cruzan en su camino. Lo pasamos bien ahondando en la parte oscura de su personaje. No queríamos mostrar al típico villano sanguinario, sino a un hombre que intenta manejar una mala situación del mejor modo posible


El personaje de Stewart es un neonazi, pero en vez de verlo como a un loco irracional, su comportamiento es tranquilo y hasta cierto modo razonable
Lo suyo es pragmatismo brutal y autoconservación. Si por él fuera no moriría nadie. Tiene encerrados a los chicos tratando de encontrar una solución al problema, y sólo cuando las cosas se descontrolan es cuando decide pasar a medidas más extremas. Creo que el verdadero horror, lo que le convierte en un auténtico villano, es que no siente ningún tipo de respeto por la vida humana.

¿Cuánto tiempo duró el rodaje?
En total fueron 32 días de grabación. Fue un rodaje muy intenso, con un calendario muy apretado, porque piensa que nos tocó hacer un trabajo técnico enorme con el tema de los perros, las secuencias de acción, todo el tema de la música...  Fue un gran desafío para mí, ya que era mi primera "película legítima", en el sentido de que no era tan pequeño como "Blue Ruin".  Lo primero que rodamos fue el final. Nos enfrentábamos a la llegada del invierno, al cambio de luz...Teníamos tres sets y, cuando terminábamos con uno y pasábamos al siguiente, ya no podíamos regresar atrás. Así que más me valía que no se me hubiera olvidado rodar nada, porque no había segundas oportunidades.


¿Y qué tal la reacción del público de Sitges? ¿Viste la película rodeado de gente?
No. Nunca lo hago si puedo evitarlo. Me pongo demasiado nervioso. Presenté el film y luego volví después de la proyección, para ver qué tal había ido. Es genial que a la gente reaccionara tan bien, porque estaba muy preocupado. Quiero decir, creo que éste es el público ideal para la película y tenía miedo de que no la disfrutaran.

"Blue Ruin", "Green room"... está claro que te gustan las películas intensas
Sí, es cierto. Cuando voy al cine me gusta vivir experiencias intensas y a veces hasta sentir miedo. Es difícil encontrar películas que te causen una respuesta física. Me encantó la película "Prisioneros", me hizo sentir tenso, y es algo que no me había pasado en mucho tiempo. Es muy difícil de lograr. Hoy día hay tantos efectos especiales, tantas explosiones, que es difícil encontrar una película que realmente te cale, que se te meta en los huesos.


Hasta ahora siempre has dirigido películas que también llevaban guión tuyo. ¿Prefieres trabajar con tu propio material?
Me encanta escribir guiones. Es la única parte de todo el proceso que es totalmente pura. Te sientas con tu ordenador y escribes y nada te distrae ni hay otras complicaciones. Es excitante. Aparte de que estoy aprendiendo mucho con este proceso. Yo nunca me he considerado un escritor, básicamente escribía cosas que pensaba que podría dirigir. Pero me gustaría dirigir también material ajeno. Ahora mismo estoy trabajando en un proyecto llamado "Hold the dark" que tiene guión de Macon Blair (el protagonista de "Blue Ruin"), que es un gran escritor. Quiero dar este nuevo paso...y ya volveré a cosas escritas por mí más adelante.

¿Es entonces "Hold the dark" tu próximo proyecto?
"Hold the dark" está oficialmente en desarrollo...lo que no sé qué significa. Soy una persona escéptica. Hasta que no estoy en el plató, filmando, no tengo claro que ese vaya a ser mi próximo proyecto. Mientras, voy a empezar a escribir pronto otra película, porque es algo que necesito hacer.  Este nuevo guión será algo un poco diferente con respecto a mis trabajos previos. Una historia de aventuras, un poco menos violenta... algo que le podría enseñar a mi madre.



0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)