1/6/16


Muchas veces se dice que uno no debería conocer a sus ídolos, ya que es posible que te lleves una desilusión (lo sé por experiencia propia). Pero en ocasiones es justo al contrario: charlas con los responsables de una película y acabas cogiéndoles más cariño de lo que esperabas. Esto es lo que me ha sucedido con "I had a bloody good time at House Harker" (a partir de aquí sólo "House Harker"): si cuando salí de la proyección ya tenía claro que era una gran película, después de poder charlar con el equipo (director, productor y actores), ahora directamente soy fan incondicional.

¿Por qué? Pues porque son gente encantadora que se nota que aman el cine. No en vano estamos hablando de una película de pequeño presupuesto, que necesitó pedir ayuda en Kickstarter para completar su postproducción y perfeccionar sus efectos visuales (que, todo sea dicho, son de lo más dignos). Sus responsables (como me contaron en la entrevista que publicaremos próximamente) se reunieron todos los fines de semana, durante varios meses, para poder rodar la película que se presentó al público por primera vez en Nocturna, en lo que fue su estreno mundial (y el primero de lo que confío sea un gran número de exitosos pases alrededor de todo el mundo).


Que sí, que todo esto está muy bien, pero aquí lo importante es la película, ¿verdad? (Quiero decir, ser simpático y amar el cine no te convierte necesariamente en un buen cineasta). Afortunadamente puedo decir que, aunque no hubiera conocido a Clayton Cogwell, Derek Haugen, Jacob Givens y Adam Lee, seguiría defendiendo a capa y espada "House Harker". Porque es una película condenadamente divertida.

Pongámonos en situación. Los hermanos Harker están pasando un momento difícil. Sí, son descendientes del auténtico Jonathan Harker, el de Drácula, pero eso no llega para pagar las facturas ni conseguir arreglar la casa/museo familiar, que está hecha un auténtico desastre. Por si fuera poco toda la gente del pueblo les odia. La situación no pinta nada bien.

Pero, tras una rocambolesca situación, se extiende la creencia de que hay un vampiro en el pueblo. Y, claro, en ese caso ellos serían los mayores expertos en la materia, así que deciden preparar una farsa para presentarse como grandes cazadores de vampiros y ganarse así la admiración de sus vecinos. Lo malo es que no cuentan con que un auténtico vampiro despierte de su letargo y se presente en el pueblo, y no precisamente para firmar autógrafos.


"House Harker" se beneficia de un ritmo endiablado y de una sucesión de escenas a cada cual más divertida que hacen que sea imposible dejar de sonreír. Sus responsables vienen de curtirse en el ámbito de las webseries ("Good Cops" y "Tumbleweed", que admito que desconocía, pero ya he empezado a ponerme al día) y saben de sobra que el público pierde rápidamente la atención, de ahí que en la película a cada momento estén pasando cosas. Resulta imposible aburrirse, y los 80 minutos que dura la cinta se pasan volando.

La película tiene algo de gore y mucho de humor, con gags tan inspirados como el de la película dentro de la película, la personalidad del sheriff (en lo que es una interesante vuelta de tuerca al tema de "el novio capullo de la chica") o ese vecino/sacerdote que termina descubriéndose como un incansable luchador contra el mal.


Pero, sobre todo, lo que tiene "House Harker" son unos personajes muy bien definidos y a los que se les coge cariño desde el primer momento. Y si a eso le añadimos un guión muy estudiado, en el que nada queda al azar y que en la parte final hace que todas las piezas encajen a las mil maravillas, lo que nos queda es una pequeña joya que, estoy convencido, terminará por convertirse en una cinta de culto.

De modo que sí, decididamente un servidor pasó un "bloody good time" viendo la película, justa ganadora del Premio del Público (y que consiguió una mención especial del jurado; no está mal, pero merecía directamente el premio gordo). Ahora sólo queda confiar en que sus responsables cumplan su palabra y estemos ante la primera parte de una trilogía que puede ser antológica.


Aunque intento estar atento a los proyectos de Kickstarter, admito que éste se me pasó. Estaré más atento en el futuro, porque si estos caballeros vuelven a necesitar ayuda, seré el primero en contribuir a la causa. Mientras, y a la espera de que algún día "House Harker" logre llegar a las carteleras de España (para que todos puedan disfrutarla, como lo hicimos los privilegiados que asistimos a su estreno), por lo pronto he empezado a visionar la webserie de la que les hablaba, "Good Cops". Y créanme, lo de "House Harker" no ha sido casualidad, esta gente lleva ya unos cuantos años demostrando tener muchísimo talento...




0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)