24/12/15


Los Oscar de Hollywood llevan unos cuantos años tratando de dar con el presentador adecuado para la Ceremonia, sin que por ahora estén teniendo demasiada suerte. Para ser sinceros, es difícil superar el listón que dejó Billy Crystal (que, no obstante, en su última aparición hace unos pocos años estuvo bastante por debajo de su nivel). 

Y es que el showman lo tenía todo: hacía unos videos de apertura brutales (con la complicidad de medio Hollywood), cantaba, soltaba chistes y tenía una envidiable capacidad de improvisación (porque obviamente la ceremonia está guionizada, pero todos los chistes que soltó a costa de Jack Palance el año que éste, después de ganar el Oscar, empezó a hacer flexiones en medio del escenario, no sólo fueron brillantes sino que está claro que eran de cosecha propia y pensados sobre la marcha).


Pero últimamente nadie, a excepción de Hugh Jackman (que estuvo más que bien, pero ya les digo yo que no va a prestarse a presentar los premios cada año), parece calar entre el público. Seth McFarlane y Neil Patrick Harris fueron una gran decepción, Ellen Degeneres pasó sin pena ni gloria. lo de James Franco y Anne Hathaway no tiene nombre...

(A mí particularmente me gustaría ver de vuelta a Jon Stewart, que creo que estuvo genial, o Steve Martin, que es una debilidad personal. Pero aunque el primero sí que recibió buenas críticas, lo del segundo - cuando presentó solo, o en compañía de Alec Baldwin - parece que sólo me gustó a mí y a sus familiares, porque los espectadores no se deshicieron precisamente en alabanzas)

Pues bien, el encargado de intentar revitalizar este año la Ceremonia es el actor Chris Rock, que regresa después de que ya presentara los Oscar en 2005.


Siendo sinceros, su debut en los Oscar no me pareció excesivamente brillante. Y, como ocurre con otros de los ejemplos que he puesto (McFarlane, Harris...) estuvo por debajo de lo que es capaz de dar. Si nunca han visto un monólogo de Chris Rock no saben lo que se están perdiendo. Pero claro, ahí no tiene millones de espectadores viéndole ni la presión de tener que ser políticamente correcto.


En cualquier caso le deseo la mejor de las suertes y ojalá sea una gran ceremonia. Y ahora que todavía deben estar preparando el guión de la gala, si alguien en Hollywood lee esto, no estaría de más invitar a Jude Law a participar en un sketch con Chris Rock, después de que éste, como presentador de los Oscar, le convierta en presa de uno de sus chistes en 2005...uno que puso de muy mal humor a Sean Penn (que tampoco es que sea la alegría de la huerta)

Mira, un video de apertura con los tres tendría mucha gracia. Yo sólo lo dejo caer...

0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)