17/12/15


Hola amigos, una semana más seguimos fieles a nuestra cita ineludible con el mejor agente secreto de todos los tiempos en “Filmoteca James Bond”. Además hoy llegamos a un punto importante de la franquicia, pues nos toca hablar del primer filme que no contó con el genial Sean Connery.

Rápido antes de que el cuerpo esté frío
“Al servicio de su majestad” se estrenó en 1969 y fue la primera y única vez que George Lazenby interpretó a Mr. Bond, si el nombre os suena poco es normal, y más en su momento, porque se trataba de un actor que tuvo siempre claro que sería una y no más y aunque el resultado final es bastante bueno, yo lo prefiero porque actuaba de forma bastante discreta y tenía cero carisma, si bien es cierto que nos ofreció una versión de Bond más “humana”, distinta y más íntima.

Más que James Bond parece Antonio Machín

Pero Lazenby no fue la única novedad, pues “Al servicio de su majestad”  fue también la única cinta dirigida por Peter R. Hunt director de segunda unidad de algunos filmes anteriores. Si habéis visto la película o leída sobre ella, sabréis que es bastante polémica y que en su día fue bastante defenestrada aunque con el paso del tiempo se ha revalorizado.

¡Maldito Flanders y su erotismo!

La película es quizás la más realista hasta la llegada del último bond interpretado por Daniel Craig, ambientada prácticamente en su totalidad en Suiza, Bond debe detener a Stavros Blofeld de que lance una bacteria que podría acabar a la larga con millones de personas. Como hemos mencionado es más realista, es el primer filme en carecer completamente del uso de gadgets, pero curiosamente la novela si que los utilizaba, de hecho era la primera novela que en la que aparecían, esto es debido a que fue la primera novela en publicarse (la número once) con la saga ya iniciada en los cines.

Ese sombrerito no era buena señal

Personalmente me encuentro en una dualidad porque si bien echo en falta algunos elementos propios de Bond, hay otras cosas que me gustan mucho, por ejemplo la fidelidad a la novela es total y es más oscura, más seria, este Bond es más taciturno y vive escenas realmente dramáticas, además incorpora elementos al canon como por ejemplo la auténtica nacionalidad del agente secreto 007 – escocés, curiosamente como Connery – Otro aspecto curioso es que por una vez la femme fatale de turno no acabará muerta de forma absurda..
Mejor no se encariñen

En lo económico destacar que recaudó 89 millones de dólares en todo el mundo habiendo costado sólo siete por lo que fue sumamente rentable. En lo artístico la banda sonora vuelve a carecer de un tema cantado, aunque el opening de John Barry es sencillamente magistral.

La semana que viene volverá Sean Connery, sip, estos ingleses están locos.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)