19/11/15


Los mutantes ya no interesan a Marvel, esto es un hecho. Principalmente debido a que los derechos cinematográficos obran en poder de la Fox, pero también es cierto que al contrario que “Los 4 Fantásticos”, éstos tienen todavía tirón comercial. Y es que Lobezno siempre será mucho Lobezno, le pese a quien le pese.

También es cierto que no venden ni la mitad de lo que vendían hace diez años, y eso que sus series siguen siendo un porrón, pero lo importante es que quien sea fan del homo superior está de enhorabuena porque la Casa de las Ideas todavía confía en sus personajes y con la iniciativa “All New All Marvel Now” habrá nuevas cabeceras con equipos creativos interesantes.

Recomiendo no prestar mucha atención a la portada
A la cabeza de este enésimo relanzamiento muti encontramos “Extraordinary X-Men”, que cuenta con los guiones de Jeff Lemire, guionista de contrastada calidad que hasta ahora venía desarrollando una gran carrera en Vértigo y DC Comics, además de haberse encargado del penúltimo volumen de “Hawkeye”. A Lemire se le dan de miedo las situaciones desesperadas, las carreras a vida o muerte, los grandes cliffhangers así como el desarrollo de personajes. También se adapta a lo que haga falta, ya sea el éxito de la serie de tv “Arrow”, de la que trasladó un buen número de conceptos a su etapa en la serie de Oliver Queen, o ya en Marvel el imperativo de que los Inhumanos sean lo más molón.

Los mutantes lo tienen chungo

Y es que “Extraordinary X-Men” retoma el landscape dejado por la saga “Infinito”, en la que Rayo Negro volcaba las nieblas terrígenas en la atmósfera del Planeta, haciendo que apareciesen Inhumanos a lo bruto. Pues bien, en los mutantes el efecto de la niebla produce esterilidad así como efectos secundarios bastante adversos, y a falta de un Día M o de una masacre como la de Genosha esto vale igual (y además es fácil de revertir cuando sea necesario).

Como pueden ver “All New All Marvel Now” pretende modernizar la editorial a la par que devuelve a los personajes a su status quo básico. Con este digamos “ingenioso” giro argumental, los mutis vuelven a estar en peligro y la humanidad les odia que te cagas, como es habitual.

Tormenta emulando al Profesor X de Giant Size X-Men 1

A este problema se suma que todos los X-Men se sienten traicionados por los actos de uno de los suyos, una notable ausencia en su particular cosmos, y a que no existe la Patrulla X como tal. Tenemos a Tormenta –que puede estar volviéndose loca o no, ya lo verán cuando lo lean – intentando gestionar una nueva ubicación llamada “Cielo X” y que pretende servir de santuario a todos los Mutantes. Históricamente ya sabemos que eso nunca sale bien.

Así que emulando al Profesor Xavier (que, recordemos, sigue muerto desde hace ya tres años) se dedicará a reunir a un grupo de hombres X para refundar la Patrulla y, joder, que buen gusto el de Lemire (o el de su editor) porque tenemos a Rondador Nocturno, a Coloso, a Magik, al Hombre de Hielo y a Lobezno; pero no el que todos se piensan, y aunque es un secreto a voces quien es y se muestra en todas las portadas, desde aquí vamos a tener la deferencia de no expresar claramente su verdadera identidad, porque a fin de cuentas dibuja Humberto Ramos y este tío es muy bueno pero todos sus personajes parecen viejos muy viejos o jóvenes muy jóvenes. Aún me alegro mucho de tener al mexicano de vuelta en los mutis tras sus años con Spider-Man, es uno de mis dibujantes favoritos y su dinamismo viene que ni pintado.

A falta de Skottie Young bien vale un Jeff Scott Campbell

A falta de que Panini Comics publique su plan editorial en unas semanas, parece bastante claro que esta cabecera tendrá colección propia en formato grapa.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)