11/10/15


Las antologías de terror son ya un clásico en Sitges, donde en los últimos años hemos podido disfrutar de títulos como "ABC of Death" 1 & 2, "V/H/3" (tres entregas), "México bárbaro"... Y la de este año es "Tales of Halloween", que reúne diez historias de autores tan importantes como Neil Marshall o Lucky McKee (que se encarga del segmento más extraño y experimental, y curiosamente el que peor acogida tuvo entre el público, servidor incluido) y ambientada, como su propia nombre indica, en la festividad del 31 de octubre.

¿El resultado? Pues, como toda antología, hay un poco de todo, aunque en líneas generales lo cierto es que todas las historias son bastante satisfactorias, con un par de ellas que son una auténtica genialidad. La razón del éxito reside en que, McKee aparte (y mira que me gusta el trabajo de este hombre), ninguno de sus responsables ha intentado ir de autor o rizar el rizo, apostando por historias gamberras y muy pasadas de rosca.


El primer segmento, sobre la leyenda de un niño que mató a sus padres por comerse todos sus caramelos y que cada Halloween regresa para llevarse algo de todas las casas, es bastante correcto y sirve para establecer el tono general de la película. Pero es que las dos siguientes historias suben aún más el listón (sobre todo la primera, una auténtica barrabasada con Barry Bostwick haciendo de un diablo muy carismático), logrando arrancar los aplausos del público a base del "pero qué brutos que son".

A partir de ahí la película decae un poco, con historias algo más convencionales (que, ojo, en la sala nos lo pasamos pipa, pero intuyo que algo del "efecto Sitges" entra en la ecuación) y que tiene su punto más bajo en la ya citada historia de Lucky McKee, la única demasiado extraña como para que, al acabar, no hubiera la habitual ronda de aplausos.


Pero está claro que los responsables de esta antología saben el material que se traen ante manos, porque en las tres últimas historias "Tales of Halloween" vuelve a remontar el vuelo, para acabar en alto, como debe ser. 

Atentos, porque en la parte final de la película tenemos calabazas mutantes que se convierten en psycokillers (como "La pequeña tienda de los horrores", pero a lo bestia), extraterrestres enfrentados a psicópatas desfigurados (así, como suena), secuestros que salen rematadamente mal... es un todo vale en el que la única regla es intentar ir siempre un paso más lejos, desconcertando y divirtiendo al personal. Quizás no todas las historias den miedo, pero en casi todas te lo pasas de miedo,

Además está claro que "Tales of Halloween" está hecha con cariño, es decir, que no se trata del típico producto en el que cada cual rueda su parte y a ver cómo encaja. En algunos de los cortos hay guiños a lo sucedido en otros, y podemos ver cameos de los protagonistas de las otras historias (sobre todo de los más pequeños en su peregrinaje casa por casa).


En cuanto al reparto, caras conocidas que se dejan ver en pantalla a veces sólo un par de minutos: el ya citado Barry Bostwick, Lisa Marie, Greg Grunberg, Cerina Vincent, Clare Kramer, Lin Shaye, Pollyanna McIntosh, Adrianne Curry (que además presta su voz a las historias, aparte de su divertido cameo)... y la presencia estelar de dos grandes directores como John Landis y Joe Dante, haciendo sus pinitos delante de la cámara. ¿Qué más se puede pedir?

De modo que "Tales of Halloween" es una antología de lo más recomendable. No es una obra maestra, pero sí que tiene un espíritu gamberro con el que, como digo, al menos yo me lo pasé en grande. Que no todo en la vida es Haneke o Ken Loach...


0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)