22/10/15


Con un año de retraso llega a nuestras pantallas “El marido de mi hermana”, rimbombante traducción para la comedia de enredo americana “How to make love like an Englishman”. Vamos, que se han lucido, pero si ya hacía un año que se estrenó, no sé por qué molestarse en traerla ahora, a destiempo, casi sin publicidad y cuando nadie la ha pedido.

No malinterpreten mi comentario negativo de las primeras líneas como si de una mala película se tratase, “El marido de mi hermana” es una comedia romántica de manual, con su típico leiv motiv absurdo y disparatado, moralina barata y final feliz para todas las partes. Se puede ver, te puedes echar unas risas, pero una vez apagada la tele o salido del cine te olvidas de ellas.


Ahora bien, hay unos cuantos apuntes que hacen que sea interesante en algunos aspectos y nos pararemos a desgranarlos. La cinta viene firmada por Tom Vaughan – realizador de la divertida “Algo pasa en Las Vegas”-, especialista en el género que ha contado con la veteranía de Pierce Brosnan, actor en la última etapa de su carrera que nos está ofreciendo en los últimos tiempos productos decentes como la cinta que nos ocupa o el thriller de acción “El hombre de noviembre”.

Brosnan es el protagonista de la cinta y en verdad borda su papel de profesor bohemio inglés, propenso a los excesos con el alcohol y las drogas y amigo de la promiscuidad – tal y como le enseñó su padre, un tipo exactamente igual que él – hasta que, claro, un buen día le dejan pillado por las pelotas, y la responsable de esto es Jessica Alba.


Rompiendo una pequeña lanza en pos de la originalidad, no suele ser habitual en este tipo de bodrios que un inglés acabe con una latina… o con dos, porque lo del marido de mi hermana viene por la tercera en discordia, una Salma Hayek la mar de simpática y la mar de guapa a sus cuarenta y pico años genialmente llevados.  No debemos olvidar a la cuarta pieza en discordia, aunque en este caso es el patito feo en cuanto a actuación y fama. Hablo de Ben McKenzie, actor que en la pequeña pantalla interpreta a un joven James Gordon en “Gotham”.

No voy a hablar más del argumento, tampoco les recomiendo que lo busquen por la red – pues desvela las pocas sorpresas que pueda tener el film – porque tiene algún giro inesperado, aunque eso sí, las casi dos horas que dura “El marido de mi hermana” se me antojan excesivas y a la cinta le sobran tranquilamente 15 minutos.

Sea como fuere, este tipo de películas son necesarias para desconectar y siempre se le pueden rascar unos cuantos puntos, en esta ocasión casi todos marcados por el carácter hippi del prota y su particular forma de educar a su hijo, enseñándole a pronunciar correctamente las palabrotas de uso común.

Entretiene, se consume y se olvida.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)