6/10/18


Como cada año, la Zombie Walk ha vuelto a Sitges. En este caso con un maestro de ceremonias de excepción: Ron Perlman, que ha sido el encargado de dar el pistoletazo de salida a la procesión más terroríficamente divertida del festival.

Desde primera hora de la mañana la gente ya comenzaba a hacer cola ante la carpa situada en el paseo, donde los excepcionales maquilladores han ido "poniendo guapos" a todos los que lo deseaban. Una jornada festiva en la que ha quedado de nuevo claro la gran imaginación que tienen muchos a la hora de elegir disfraz.


La fiesta no ha hecho más que empezar. Estas imágenes son un pequeño ejemplo de lo que se está viviendo ahora mismo en Sitges. Y les aseguro que está muy bien verlo, pero esto en verdad hay que vivirlo. No se lo piensen y formen parte en 2019 del apocalipsis zombi que cada año toma esta maravillosa ciudad.






0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)