28/10/17


Tercer día de festival y otras cinco películas más (ay, qué tiempos aquellos en los que veía 7 u 8 al día. Pero las ruedas de prensa, las entrevistas y sobre todo la edad y la necesidad de descansar de vez en cuando me ha llevado a decidir sacrificar algunas cintas con tal de intentar no dormirme en las salas más de la cuenta - el promedio siempre es de 5 o 6 pelis por festival que uno más que ver, vislumbra).

El problema es que todo lo bueno que fue el viernes, cinematográficamente hablando, lo tiene el sábado de malo. O si no malo, al menos decepcionante.


Comenzando por "Musa", la nueva película de alguien a quien admiro tanto como es Jaume Balagueró, pero cuya última propuesta me dejó muy frío. Sí, está muy bien rodada y a ratos es interesante, pero en la recta final se desinfla por completo. Te mantiene todo el rato deseando que la historia en conjunto merezca la pena, que el film vaya hacia arriba, pero al final es justo lo contrario, lo que hace que incluso sus virtudes acaben diluidas. Una lástima.

Y eso que la historia de Musas no como algo positivo sino como brujas chungas capaces de causarte la muerte es un punto de partida interesante, pero nada, que la cosa se queda en agua de borrajas. Admito que no he leído la novela en la que se basa, "La dama número 13", así que no puedo decir si es una buena adaptación, si mejora al original o si por el contrario lo empeora (como, sé que no viene al caso pero tengo que decirlo igualmente, ocurría con "Los crímenes de Oxford" de Alex de la Iglesia, peli infame y muy inferior a la entretenida novela que servía como punto de partida).


Lo único salvable del día es "The cured", película de zombis en clave dramática, que trata sobre el típico brote, pero con la salvedad de que en este caso se encontró una cura para los infectados. Pero las cosas no son tan fáciles, y todos los que durante un tiempo ejercieron de "muertos vivientes" tienen que vivir con el recuerdo de lo que hicieron (merendarse a amigos, familiares y desconocidos) y luego llevar como pueden el tema de la reinserción social, que no es nada fácil.

A nadie le gusta tener a un ex-infectado cerca, así que se convierten poco menos que en parias que terminan decidiendo que quizás no les gusta la sociedad civilizada. Todo muy interesante, una vuelta de tuerca original (y con una Ellen Page que demuestra destellos de que hubo un tiempo en el que fue una gran actriz) pero que por desgracia tienen demasiados puntos en común con "Retornados", película con guión de mi amigo Hatem Kratche que era cien veces mejor (no porque la escribiera mi amigo, juro que objetivamente estaba mejor planteada).

Con todo, "The cured" es la película más destacada del día.


Sobre todo porque "The ritual" me aburrió soberanamente. Es más, aprovechemos y hablemos de paso de "Revenge", aunque fuera la última película del día. Porque las dos tienen muchos puntos en común, en el sentido de que eras dos de las películas más esperadas del festival, que venían precedidas por grandes críticas y que al parecer gustaron a todo el mundo...menos a mí.

Puede que sea porque el hype tiene estas cosas (por lo general lo que esperas con más ansia termina siendo decepcionante, mientras que aquellos films de los que apenas tienes datos a veces te regalan magníficas sorpresas, como pasa con "Brigsby Bear", de la que ya hablaremos, y que resultó ser no sólo la película de Sitges sino para mí la mejor película del año directamente). O a lo mejor yo soy un público especialito y ninguna de las dos pelis estaban hechas para mí. Quién saben, no deberían fiarse a ciegas de mi opinión.


En cualquier caso ni la historia de este grupo de amigos perdido por el bosque que termina encontrándose con cosas raras (vale, lo admito, acabé dormitando y hay partes que no podría contarles aunque me fuera la vida en ello) ni la chica a la que unos tíos intentan matar y acaba volviendo para reclamar venganza lograron engancharme.

"The ritual" trata un tema manido que no logró despertar mi atención. Y "Revenge" juega a intentar darle profundidad a lo que debería haber sido una peli de "rape and revenge" (o "intento de asesinato y revenge", o cualquiera de esas combinaciones) de manual. La protagonista no podía parecerme más sosa, el hecho de que sólo haya tres agresores te indica que la cosa va a ir muy lenta y lo de jugar a querer ser más de lo que eres me saca completamente. Pero insisto, ese soy yo (que Coralie Fargeat se llevó el premio a la mejor dirección).


La directora de "Revenge", Fargeat, dejó claro que no le gustan este tipo de películas, lo que me lleva a preguntarme para qué lo rodó entonces (este es un tema merecedor de un largo debate que ahora no vamos a tener. Pero en fin, si yo decido rodar "Crepúsculo" lo menos que puedo hacer es seguir las reglas, si voy a pervertirlas completamente, para eso mejor hago otro tipo de peli, ¿no?). En definitiva, que tengo unas ganas locas de volver a ver "I spit on your grave", que eso sí que es una peli cojonuda que sabía lo que se requiere en este tipo de historias.

La última película del día es "El habitante", de Guillermo Amoedo (colaborador habitual de Eli Roth), que tiene un planteamiento de lo más interesante: tipas que entran a robar a casa de un rico y descubren que éste tiene atada a su hija. Pero quizás no deberían desatarla, porque las cosas no son lo que parecen.


¿El problema? Que una vez más la sinopsis es más atractiva que la película en sí. Así que en vez de pensar en todo lo que va mal, concentrémonos en lo que podría haber dado de sí la historia. Un pensamiento positivo para terminar un día bastante gris en materia de cine.



0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)