7/10/17


A veces conocer en persona a los responsables de una película es una pequeña maldición que acaba con toda esperanza de ser imparcial con la misma. Porque Sergio G. Sánchez, el director de "El secreto de Marrowbone" es un tipo tan encantador, tan entusiasta, tan todo, que admito que posiblemente le tengo a la película más cariño del que realmente se merece. Y por eso se me hace tan difícil ser justo a la hora de valorarla.

Porque existen dos "El secreto de Marrowbone". Para que lo entiendan mejor, les contaré una pequeña anécdota. Cuando entrevisté a Sergio, lo primero que me preguntó fue en cual de los dos pases había visto la película. Sus palabras textuales fueron "¿En el desastroso de prensa o en el del público"?


La frase ejemplifica perfectamente lo que ocurre con la cinta, que está hecha más para el gran público que para los expertos, que muchas veces adoptan una actitud de lo más cínica ante el material que están visionando (los que siguen esta página ya saben que tengo una relación difícil con los llamados "críticos", gremio del que no sólo no me siento parte sino que además me produce bastante repelús. Saben que yo prefiero ver esto como "una opinión subjetiva que espero que les resulte interesante, pero que no deberían creerse a pies juntillas, ya que para gustos, colores").

Pues eso es lo que pasa con "El secreto de Marrowbone". Que es una película pensada para la gente que ni entiende cómo se hace una película, ni le importa con tal de pasárselo bien en el cine. Con sus golpes de efecto, sus trucos, sus recursos mil veces visto...pero que funcionan. Es decir, la película ni innova ni pasará a la historia del cine, pero entretener, entretiene.

Por si se lo preguntan, vi la película en el pase del público.


¿Y de qué va la cinta? Pues cuenta la historia de cuatro hermanos que, a finales de los 60, llegan a una casa en medio del campo, cerca de un pequeño pueblo, junto a su madre, huyendo del violento progenitor. Su madre no tarda en morir presa de una enfermedad (eso pasa en los primeros 5 minutos, no estoy haciendo un gran spoiler), así que los chavales se quedan solos en una casa extraña, en la que suceden cosas raras y en la que es necesario tener siempre tapados los espejos porque hay algo, una presencia, que les acecha.

Sí, soy consciente de que el argumento suena a peli de terror. Pero no se asusten (o se emocionen, si son amantes del género) porque miedo, lo que se dice miedo, da poquito. En realidad es más un melodrama con toques de suspense, una mezcla para todos los públicos en las que se invita al espectador a dar un par de saltos en la butaca (saltitos, más bien) aunque la apuesta fuerte son los personajes, sus motivaciones y traumas.


Si al ver "Marrowbone" les recuerda en cuanto a forma, argumento e intenciones a "El orfanato", que sepan que no están locos, porque Sergio G. Sánchez fue el guionista de la película de Bayona (que le devuelve el favor produciendo su debut en la dirección) y las similitudes son bastante obvias. Mezclen eso con un poco de "Los otros" y entenderán perfectamente por dónde van los tiros.

Me toca volver a hacer hincapié en el terreno de los gustos personales. A mí "El orfanato" me parecía que estaba muy bien hecha, pero jamás logró atraparme, porque la combinación terror-melodrama no termina de convencerme. Y "El secreto de Marrowbone", a pesar de sus buenas intenciones, a pesar del talento de Sergio (la peli está muy bien rodada, con la casa siendo un protagonista más, uno que además termina siendo angustioso), a pesar de tener a toda la maquinaria Basile-Tele 5 detrás, es algo inferior a la película de Bayona, así que si la otra tampoco me volvió loco, entenderán que ésta lo haga aún menos. 


Pero como decía luego está el factor Sergio, que me hace tenerle un cariño especial... (cuando escuchas hablar a los directores y explicarte el por qué de cada decisión, de repente como que le das más importancia a lo que estás viendo, porque te das cuenta de detalles sutiles que se te pasaron por alto. Aunque claro, a no ser que vean la peli en blu ray, con los audiocomentarios, en el cine como que todas estas buenas intenciones les darán un tanto igual). 

"El secreto de Marrowbone" es, en resumidas cuentas, un producto pensado para la audiencia en sentido amplio, que sólo quiere contar una historia entretenida de un modo interesante (y un poco truculento, todo hay que decirlo). No le busquen los tres pies al gato, porque no hay más. Bueno, sí, que en el reparto, que está muy bien (Charlie Heaton de "Stranger Things", Mia Goth, George MacKay), podemos encontrar a Anya Taylor.Joy ("La bruja", "Múltiple", la futura "Los nuevos mutantes"), que es otra de mis múltiples debilidades personales.


Diría que sólo por ella merece la pena ver la película, pero es un comentario frívolo e injusto para una cinta que, lo tengo claro, será mejor acogida por el público de lo que la ha tratado la crítica en este festival.





0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)