10/5/17


Después de la desilusión de la jornada anterior, en esta tercera entrega por fin pudimos ver de nuevo cortos de gran nivel, entre los que se encuentran algunos de mis favoritos. Tiene narices que haya sucedido en el bloque dedicado a los "estudiantes" (todos los cortos son de personas no profesionales, la mayoría de ellos alumnos de algún centro, español o internacional), mientras que los en teoría expertos firmaban piezas tan mediocres como las reseñadas ayer.

(Por cierto, hubo tal avalancha de cortos - la duración por lo general era escasa, así que es el día en que pudimos ver más piezas - que es posible que alguna se me quede en el tintero. Pido perdón por adelantado).


Entre las propuestas que mejor me lo hicieron pasar se encuentra "Back Then", un hilarante relato sobre cómo se conoció una pareja...en la que los recuerdos resultan de lo más traicioneros. Divertidísimo.


Lo mismo se puede decir de "24 days of torture", o lo mal que lo pasan los bombones en la época de Navidad, cuando tienen que huir del acoso de los niños. Aunque lo peor, como no podía ser de otro modo, llega el 24 de diciembre, cuando cierto sádico vestido de rojo hace acto de presencia...


Imaginativo y muy simpático es "The D in David", que nos cuenta el trauma que sufre el David de Miguel Ángel por sus...ejem...proporciones, que parecen divertir al resto de obras del museo. Aunque todo cambiará cuando, muerto de vergüenza, David escape del museo y acabe en otro lugar en el que su suerte cambiará. Y hasta aquí podemos leer.


Sí, como habrán notado, tengo cierta querencia por los cortos en los que se da rienda suelta al sentido del humor. Por eso también aplaudí "Asteria", que narra la lucha entre unos astronautas de la tierra y unos bichos de otro planeta que pelean por ver quién ha llegado primero (y por tanto conquistado) un tercer planeta en cuestión. Es divertido, aunque, como si estuviera dirigido por Alex de la Iglesia, en última instancia todo se le escapa un poco de las manos a sus directores. Eso sí, el gag final es impagable.


Y en mi lista de principales, el último, pero no por ello menos importante, es "Glass half", que simboliza todo lo que opino sobre el arte moderno (por si se lo están preguntando, lo odio con toda mi alma y lo considero una tomadura de pelo).


En otra escala, dejando ya de lado el tono humorístico, me fascinó "Scrambled", una interesante historia que tiene como protagonista a un cubo de rubik abandonado en una estación de metro. Merece muchísimo la pena.


Lo mismo sucede con "Roger Bowtie", cortometraje en stop motion (y muñecos de plastilina) que sigue precisamente a un muñeco actor que, tras sufrir considerables daños, es apartado y desechado. Pero nuestro intrépido protagonista no se resignará a su suerte y decidirá plantar cara a la situación.


Continuamos con más cortos. "A man called man" es un interesante experimento metalingüístico sobre un hombre llamado hombre, una mujer llamada mujer, un niño llamado niño...y una historia de violencia en círculos, que vuelve a demostrar que se pueden hacer cosas creativas sin necesidad de resultar excesivamente incomprensible,


"Starlight", para qué negarlo, no es de mis piezas favoritas. Pero no le quito valor a una pieza excelentemente animada y que además te toca la fibra sensible, sobre un hombre que colecciona estrellas para su mujer enferma. Muy tierno.


Igual de conmovedor es "Farewell", sobre una mujer que supera ,la pérdida de su hijo pintando una pared...y creando vida detrás de la pared al mismo tiempo. Un poco demasiado dramático, pero bastante bonito, la verdad.


Como en toda selección, hay piezas favoritas y otras que por uno u otro motivo te llegan menos. En mi caso los dos cortos que menos me interesaron fueron, en primer lugar, "Mor", una historia de dos jóvenes descendiendo a un lugar extraño, que a ratos parece el prólogo de una película o una serie de televisión...


...y el otro fue "Cosmos Laundromat", que es inquietante, original, innovador, muy bien hecho...y que termina siendo demasiado confuso para mi gusto (y el "continuará" del final desde luego no ayudó a que ganara puntos). Aún así, fue mejor que el mejor corto de la sesión anterior.

Hasta aquí la tercera (y penúltima jornada). Una que, como ya he dicho, me dejó un gran sabor de boca. Y es que hay gente por ahí con mucho, muchísimo talento para la animación.




0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)