25/3/17



La verdad es que no soy un experto en Manga, he empezado muy tarde y apenas he leído algo de I am a Hero, Tokyo Ghoul, Monster  ( gracias Fran porque ya he pedido los tres siguientes y espero pedir los restantes ) y poco más... Pero lo que me hizo empezar con esto del Manga fue precisamente Death Note ( Mazinger Z aparte).

Imaginar que por un momento tienes el poder de acabar con todo lo malo, con asesinos, violadores, personas que deberían morir por ser una basura. Te vas creciendo en cada momento viendo como acaba con todos, como hace lo que todos en un momento en nuestra imaginación querríamos hacer. Y de pronto te enseñan la realidad, que cuando se tiene todo se nubla la cabeza y cambia la idea del bien y del mal por tu idea del bien y del mal.

Esto es lo que me encantó de este manga, serie, película. En Japón el estreno de la primera película fue una auténtica locura, según nuestra amiga Wikipedia estuvo 2 semanas liderando la taquilla.

La verdad es que cuando la empecé a ver sólo tenía una idea en mente: ¿ cómo demonios van a mostrar a Ryuk?




Y la verdad es que me sorprendió y para bien. Igual me pudo el estar entusiasmado con el Manga, pero Tatsuya Fujiwara me hizo ver realmente a Light, Shunji Fujimura era la imagen que tenía en mi mente de Watari. Erika Toda era esa dulce y maléfica Misa y sobre todo Kenichi Matsuyama qué es simplemente L. Era como verle en el Manga, un genio y un niño al mismo tiempo.



Y ahora Netflix se atreve a hacer una versión de lo que algunos vemos como una obra maestra. Y es ahora cuando empezamos a rezar porque sea una buena película, que refleje todo lo bueno del Manga, en definitiva que no se carguen algo tan maravilloso como Death Note. Ahora empieza lo duro, oriental VS occidental. Esta pelea se ha hecho tantas veces y con tantos resultados diferentes... Tengo amigos que ponen muy por encima la versión japonesa de The Ring de la americana y sin embargo yo me divertí mucho más con la americana. Otros se entusiasmaron con Los Juegos del Hambre, que para mí no es más que una mala versión con muchos párrafos más y mucho más dinero de Battle Royale ( que seguramente harán una versión occidental...pero si ya se hizo Hanger Games...pues no se ).



Volvemos al tema, ¿podrá hacer Netflix una versión que guste a los que no conocen la historia y a los que sí la conocen? Pues sintiéndolo mucho creo que no. Se ha criticado mucho que no haya ningún actor japonés en la película ( esto lo pongo de oídas porque no la he visto, pero me parece una estupidez del buenismo sin más, si cambias la historia para otro público la cambias y punto, yo simplemente la hubiera hecho con los mismos actores japoneses, pero es lo que hay ) Pero viendo el trailer creo que ese es el menor de los problemas.

El avance parece una especie de crepúsculo...por Dios que me equivoque pero parece que han convertido algo maravilloso en una historia para teenagers. Parece que se quiere que los que conocen la historia vean la película y ya está, e intentar captar a los más jóvenes con historias de amor de chicos paliduchos.

Tal vez me esté dejando llevar por la primera ( y malísima impresión ) del trailer, pero en mi interior quiero, de verdad, que lo que para mí es una historia de culto sea un exitazo y que ne sorprenda a mí y a todos los seguidores de Death Note. Tan cierto es que contrataré un mes de Netflix en agosto sólo para verla...y a rezar...

0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)