9/11/16


Un poco al ralentí, más despacio que otros años (la vida real y los trabajos remunerados, que no dejan de interponerse), pero seguimos hablando de todas las películas que pudimos ver en el pasado Festival de Sitges (tranquilos, que no nos dejaremos ninguna en el tintero...además de todas las entrevistas que tenemos pendientes, así que aún nos queda cuerda para rato). Y hoy toca hablar de "Gantz 0".

Pongámonos al día. "Gantz" es un famoso manga que comenzó en el año 2000 (y que concluyó recientemente) en el que prima la violencia y la espectacularidad sobre la trama, para qué negarlo. La historia va de una bola negra en una habitación extraña que resucita a gente que acaba de morir y les da una segunda oportunidad si se convierten en sus soldados y llevan a cabo extrañas misiones que, por lo general, tiene que ver con aniquilar a extraterrestres de gran poder y formas pintorescas.


La cosa es que, mientras sobrevivas, cuando acaba la misión puedes seguir con tu vida normal hasta que la bola te reclame de nuevo. Además, dependiendo de cómo lo hayas hecho durante la misión, se te asignan puntos (como en los videojuegos), y cuando llegas a 100 puedes elegir entre retomar tu vida cotidiana ya sin misiones y sin nada (y sin memoria tampoco de todo lo sucedido) o resucitar a algún compañero que haya muerto en combate. Se hacen una idea, ¿no?

Pues bien, como es habitual "Gantz" tuvo su correspondiente anime (dos temporadas que, como concluyó antes que el manga, optó por un final diferente y bastante chusco) y su no menos habitual "live-action" (otras dos películas, que también se inventaban un final diferente pero que, mira tú por donde, me convenció mucho más). Y ahora, para sumarse a la fiesta, llega "Gantz 0", que es una película...pero hecha por ordenador.


Vamos a decirlo claramente: "Gantz 0" es un divertimento puro y duro. Una gamberrada que han sacado adelante por el placer de hacerlo. Porque, en vez de optar por un reboot o una continuación, no, lo que han hecho sus responsables es elegir una de las aventuras del manga (una de las misiones) y trasladarla a la gran pantalla. Sin que quede muy claro de donde venimos y sin cerrar tampoco la historia, más allá del final de la misión. Un "por la cara" en toda regla.

Mientras la veía, no podía dejar de pensar que eso mismo, aunque en versión cortometraje, es lo que hace la gente cuando quiere demostrar su valía y lo mucho que puede molar un proyecto si lo dejan en sus manos. Es decir, coger un fragmento de algo, animarlo, dejar a la gente con la boca abierta y aprovechar para buscar financiación. Pues bien, esto es lo mismo...sólo que en 80 minutos, con toda la financiación y sin nada que demostrar.


Así que si no sabes nada del universo "Gantz" y eres una persona curiosa, lamento decírtelo, pero estás jodido. Porque sí, alguna explicación cae, pero Yasushi Kawamura y Keiichi Saito (los responsables de esta locura) no están muy por la labor de perder el tiempo con una larga introducción. Siguiendo con los símiles, a rato parece "Mad Max: fury road", en el sentido de que toda la peli es un clímax. Uno menos logrado, pero básicamente una descarga de adrenalina continua.

Pero si te conoces la historia (como es mi caso), o lo único que quieres es pasártelo bien en el cine viendo escenas espectaculares y bichos que parece que no van a morir nunca (los malos, los protas van cayendo como moscas), en ese caso "Gantz 0" te resultará tan entretenida y fascinante como me lo pareció a mí. Por favor, créanme cuando les digo que en Sitges, pasados los primeros días, resulta difícil mantenerse completamente despierto en la butaca en las sesiones nocturnas.  Y esta cinta la vi a la una de la mañana y con los ojos como platos.


Porque no hay trasfondo, no hay pretensiones...a duras penas hay historia. Es todo un videojuego trasladado a la gran pantalla. Sangre, disparos, sudor, planes que van saliendo mal, monstruos letales y un par de protas que siguen lo que yo llamo "el esquema Ripley en Aliens". Es decir, personaje que se pasa media película sin hacer demasiado (si recuerdan los marines no dejan de pedirle que se aparte todo el rato), pero que sabes que, cuando llegue la hora de la verdad, van a ser los protas de la función y los que repartan hostias como panes.

Y es lo que pasa. Que hay acción, mucha acción, a ratos incluso demasiada acción (hay un par de momentos que la cosa se descontrola tanto que temes que eso se vaya a convertir en una de las entregas de "Transformers" de Michael Bay, pero no, afortunadamente no es así) y al final la aventura se resuelve, hay un guiño final (para los que no hayan leído el manga, a los demás no les cogerá por sorpresa), títulos de crédito y todos felices para casa.


¿Era necesario "Gantz 0"? Absolutamente no. ¿Es entendible la filosofía de la película? Admito que me cuesta entender por qué elegir así, al azar, una aventura cualquiera, ni más ni menos importantes que otras. Pero, yendo a lo verdaderamente importante, ¿es una peli que se disfruta? Muchísimo. Y al final es de lo que se trata, ¿no les parece? 




0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)