28/10/16



Rob Zombie y su mujer Sheri Moon pasaron por Sitges para presentar la película "31" y aprovechamos para hablar con ellos de la cinta, su carrera y sus próximos proyectos.

Es la primera vez que interpretas a un personaje positivo...
SHERI: Bueno, he interpretado a personajes positivos antes, pero ya hace un tiempo de ello. Creo que este es un personaje bueno pero un tanto oscuro. Creo que la audiencia va a querer que ella sobreviva al final. Para mí, lo que me gusta es hacer aproximaciones diferentes a cada personaje, que cada personaje sea diferente, y cuando Rob empieza un nuevo proyecto siempre hablo con él sobre cómo va a ser el personaje, cómo darle vida... Y este personaje, sí, ella es buena pero hace un buen número de cosas malas, así que...

Rob, cuando escribes un personaje para Sheri, ¿lo escribes tú solo o lo escribís entre los dos?
ROB: No, siempre escribo el guión yo solo. Y cuando siento que es más o menos el guión definitivo, entonces se lo enseño a Sheri y a los otros actores, y entonces ya empezamos a irlo convirtiendo en una realidad, porque lo que yo escribo sobre el papel luego ellos tienes que sentirse cómodos y darle vida, así que luego cambiamos algunas cosillas. Pero cuanto más trabajo pongo yo en las versiones previas, más fácil es para ellos darle luego vida a los personajes.

Eres especialista construyendo psicópatas marginales que están a caballo entre la fantasía delirante y el realismo más crudo. ¿De dónde viene esta fijación por este tipo de personajes?
ROB: En este tipo de cine, siempre me gustan las películas que tienen a grandes villanos, y me parece que es algo que se ha ido perdiendo con el paso de los años. Me encantan los monstruos. Me encanta Frankenstein, Drácula, King Kong... Después vinieron Freddy Krueger, Michael Myers... Y ahora ya no hay monstruos, ya no hay tipos malos, son siempre fantasmas o algo así. Así que me gusta tener personajes que la gente vaya a recordar, como el Capitán Spaulding. Es algo importante para mí. Es por eso por lo que voy al cine, porque me gustan los villanos. Es como en James Bond. A mí me gusta Goldfinger, no James Bond.

¿Cómo de difícil es para ti conseguir que financien tus películas? 
ROB: Financiar las películas es siempre un problema para todo el mundo, no sólo para mí. Es decir, yo siempre creí que me pasaba sólo a mí, pero entonces empecé a leer entrevistas con cualquiera y vi que también les pasaba. George A. Romero, Martin Scorsese...y pensaba ¿ellos también tienes estos problemas? Pero es que todos los tenemos. Conseguir que se haga una película es una jodida pesadilla. Especialmente cuando haces películas que no son mainstream. Si vas a hacer una película de terror es fácil que te la financien si haces que sea PG-13 y tiene que ser para todo el mundo. Pero no es algo que a mí me interese hacer. De modo que cada vez que voy a hacer una película es una batalla. Son batallas diferentes, pero siempre es una batalla, porque se trata de que alguien te dé millones de dólares para hacer esta cosa tan loca... No es fácil.

¿Cuáles son tus influencias cinematográficas? ¿Te gustan directores europeos como Argento o Mario Bava?
ROB: En “The Lord of Salem” especialmente sí que creo que había muchas influencias europeas. Había mucho de Argento. Cuando veo las películas de Argento muchas veces pienso “me encanta, pero no sé hacia dónde coño va esto”, no tiene sentido para mí. Por ejemplo adoro “Suspiria”, que es una película extraña... Es más acerca de lo que sientes mientras la ves, porque las películas americanas tienen otro ritmo mucho más rápido, tienen miedo de que alguien se pueda aburrir y se vaya del cine. En las películas europeas hay como más paciencia, tarda más tiempo en que sucedan las cosas, y es por lo que quizás no tanto en “31”, pero “The Lord of Salem” sí que creo que tiene ese espíritu, esas influencias. Los espectadores americanos necesitan entender lo que están viendo, pero en otros países como Alemania, Italia, Francia, sí que les gustó mi película aunque se sintieran confusos al verla.

Como director, ¿estás interesado en otros géneros aparte del terror? ¿Veremos algún día una comedia romántica de Rob Zombie?
SHERI: ¿Una película de fiesta en la playa? (Risas)

ROB: No creo que vaya a hacer una película de fiesta en la playa, pero la siguiente película que estoy haciendo es acerca de Groucho Marx. No es una biografía, sino que se centra en sus tres últimos años. Compré los derechos del libro “Raised eyebrowns” y es la historia de un estudiante que se convirtió en su asistente durante esos últimos tres años, pero para ese entonces Groucho tenía ya más de 80 años, había sufrido algunos ataques y tenía a una mujer que se ocupaba de él, pero que abusaba de él, lo drogaba, le robaba su dinero... Aquí que no es una película de terror. Es una película triste, es una especie de mezcla entre “Ed Wood” y “El crepúsculo de los dioses”. No es realmente una biografía, sino la última y más triste parte de su vida. Esa será mi siguiente película.

Siendo músico, ¿cómo te aproximas al tema de la música en tus películas?
ROB: La música es muy importante para mí. En las dos últimas películas, para la banda sonora he trabajado con John 5, que es el guitarrista de mi banda, y ha sido mucho más fácil, porque en el pasado cuando trabajaba con compositores lo pasaba mal tratando de lograr ponerse en sincronía con ellos. Pero con John él pilla muy rápido la idea de que una melodía simple que el público pueda recordar es siempre lo mejor. Es decir, adoro las bandas sonoras de John Carpenter, porque son muy simples y fáciles de recordar. Muchas veces cuando salgo de una película soy incapaz de recordar su banda sonora, nada. Sin embargo recuerdo la música de esas grandes cintas como “El exorcista” o “Psicosis”... así que es difícil, pero esa es la meta. Si eres capaz de encontrar una cosa sencilla que la gente recuerde, eso es genial. Confío en que lo hayamos logrado.

¿Alguna vez has tenido que censurar algo de tus películas?
ROB: Cada vez que termino una película tengo que ir a la MPAA (Motion Picture Association of America), porque está en mi contrato y en Estados Unidos no hay ningún cine que vaya a estrenar una película que sea “Unrated” o NC-17. Esto es lo más truculento de todo, porque no hay unas reglas específicas, así que las notas que recibes de la Asociación son muy extrañas y en ocasiones es muy duro, porque a veces tienes que cortar las partes más violentas, y entonces las escenas ya no son tan efectivas. A veces me da la sensación de que esas mismas reglas no se aplican a la televisión, porque actualmente puedes hacer cosas más violentas en HBO de lo que puedes poner en una película, de modo que es un sistema desfasado que me vuelve loco. Pero así son las cosas.

“31” es la película más gore que has hecho hasta la fecha. ¿No tenías miedo de la reacción del público, de que no les gustara?
ROB: No, nunca me preocupan esas cosas, porque creo que a parte del público no le va a gustar nunca lo que hagas. No sé cómo hacer algo que le pueda gustar a todo el mundo, me parece imposible. Así que simplemente lo hago, sé que a algunas personas les va a encantar, otras lo odiarán... está bien. Es todo cuando puedes hacer. 

¿Qué te motiva más? ¿Darle a tus fans lo que esperan de ti o romperle los esquemas?

ROB: Siempre trato de hacer cosas que me gusten a mí, es lo único que me preocupa. Porque si a mí no me gusta, entonces es falso. Hago cosas que me gustan, eso es todo. Por supuesto espero que a los demás les guste, pero no me esfuerzo por intentar que así sea. 

Me gustaría preguntarte por la distribución de “31”, ya que has estado en Toronto, en el Fantastic Fest, Sitges... ¿qué es lo siguiente? ¿Qué va a pasar con la película?

ROB: ¿Que qué va a pasar con la película? Para ser sinceros, nada. La distribución es diferente en cada país, así que no sé cuándo se distribuirá en cada país. La película sale en Estados Unidos y Canadá a finales de octubre, ya está disponible en VOD... El tema de la distribución es muy diferente ahora, la verdad es que no sé ni qué decirte. Las cosas son como son.

SHERI: Es una forma nueva de distribuir las películas, así que es algo muy confuso. Tenemos proyecciones especiales, está en VOD, la puedes ver desde hace tiempo en casa pero la premiere oficial es a finales de octubre... Cada uno la puede ver cuando quiera y donde quiera, que es la nueva forma de hacer las cosas. Al principio suena extraño, pero no hay nada de malo en ello.

ROB: La verdad es que es algo que ya no me preocupa. Antes sí que me preocupaba pensando “oh, debería intentar conseguir estrenar en tantas pantallas como sea posible”, pero aquí no sé, pero en América la gente ya no va al cine. Prefieren ver las películas en su casa, en sus televisores que son gigantes. Hay pantallas de televisión que son mayores que las pantallas de algunos de los cines a los que vamos, así que mucha gente piensa ¿para qué ir al cine? Y si encima hay gente a la que le da por disparar en los cines y hacer que no sean seguros... todo el mundo está loco. 

¿Por qué hiciste que se le viera la cara a Michael Myers en tu versión de “Halloween”?
ROB: Porque quería ser diferente. Lo divertido es que puedes ver su cara en la primera película, y creo que la puedes ver también en la cuarta película... Siempre está enseñando su cara, que es por lo que me resulta tan divertido que la gente siempre me pregunte “¿por qué enseñaste su cara?” como si no se hubiera hecho antes. ¡Ya se hizo en 1978! No lo sé, realmente lo que me interesaba era hacer algo diferente porque no quería hacer lo mismo que ya existía. También creía que Tyler, el chico que interpretaba a Michael Myers lucía muy cool, muy amenazador y tenía un gran rostro, así que por qué no enseñarla un momento. Aunque sé que eso cabreó mucho a los seguidores de Michael Myers.





0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)