23/10/16


No soy un gran seguidor de los manga (no por nada en concreto, es decir, me encantan, pero por una cuestión de tiempo existe un límite de cosas de las que uno puede hacerse verdaderamente fan) pero de vez en cuando sí que aparece algún título que cautiva poderosamente mi atención. Y ya he dejado claro unas cuantas veces que "Assasination Classroom" es una de esas obras. Me encanta el manga, el anime...y por extensión, aunque un poco menos, las películas.

La premisa, para los que no sepan de lo que les estoy hablando, es de esas que te dejan intrigados: una criatura con forma de pulpo amarillo, que se ha cargado la mitad de la luna, amenaza con destruir la tierra en el plazo de un año si nadie le mata antes. Pero es que además se empeña en ser profesor de una clase de instituto a la que van los peores estudiantes. Y estos, por su parte, reciben la misión de matar a su extraño profesor antes de que acabe el curso. Lo que. obviamente, no será demasiado fácil.


Claro que las cosas no son lo que parecen. Porque en poco tiempo el tema del asesinato pasa a un segundo plano (es decir, sí, lo intentan muchas veces, de forma cada vez más imaginativa, pero siendo sinceros sabes que no van a tener éxito, porque si no se acabaría la historia) al tiempo que ganan importancia las historias personajes. El pulpo, Korosensei, se destapa como el mejor profesor imaginable, que enseña a sus alumnos no sólo las materias escolares, sino también importantes lecciones sobre la vida. Logra que los estudiantes recobren la confianza en sí mismos y que no sólo progresen como alumnos y asesinos, sino, especialmente, como seres humanos.

Hecha la presentación, y después de que la primera parte de "Assasination Classroom" estuviera presente el año pasado en Sitges (película que ya reseñamos en su momento), ahora nos llega esta segunda parte con la que se cierra la historia y que se corresponde con lo que fue la segunda (y también última) temporada del anime.


Conociendo de antemano la historia (por el manga y el anime) se me hace difícil juzgar "Assasination Classroom: graduation" como película en sí. Es decir, yo la he disfrutado porque sabía lo que iba a pasar, conozco a los protagonistas y tengo información adicional sobre sus personalidades y por qué se comportan como lo hacen. Pero si tu primera toma de contacto con este universo son las películas, creo que el resultado final sabe a poco. Es todo demasiado trivial y resulta imposible entender del todo lo que ocurre.

En primer lugar, ver esta cinta sin haber visionado la primera parte es como ver "Las dos torres" sin haber hecho lo propio con "La comunidad del anillo". No es una secuela de esas a las que uno se puede subir sobre la marcha, sino que técnicamente es la continuación de la película anterior, con lo que si llegas de nuevas, todo te va a sonar a chino.


Pero incluso para los que hayan visto la primera parte, el film les sabrá a poco. Porque dos horas no es tiempo suficiente para desarrollar una historia río en la que lo importante es el modo en que van evolucionando los protagonistas. Si algo hay que admitirle a sus responsables (aunque no estoy seguro de que sea algo bueno) es que han sido fieles al material original, lo que significa que, más que una trama cerrada, lo que hay son diferentes minihistorias que se van desarrollando y que se abandonan con la misma ligereza. Lo que en el manga funciona también lo hace en el anime, pero en una película no tanto. Al final pasan muchas cosas, y un tanto inconexas.

Además, como es lógico, sus responsables han tenido que prescindir de algunas subtramas. Y aunque servidor entiende que el número de cosas que se pueden contar son limitadas, admito que me ha decepcionado que obviaran completamente al personaje del Shinigami, o toda la trama relacionada con el colegio. Una de las cosas más interesantes del manga es ver cómo la clase, formada por los peores estudiantes, poco a poco se va ganando el respeto de todo el centro y cómo sus estudiantes acaban encabezando las listas de logros académicos. Aquí, no hay una sola mención al tema.


Por otro lado, en el tema de fobias personales, está el tema del casting. No digo que los actores sean malos, pero sí que es cierto que tengo tan interiorizado el aspecto de los personajes (Nagisa, mucho menos andrógino aquí que en el manga, Bitch-sensei, Karasuma...) que no termino de acostumbrarme a sus contrapartidas en la película de acción real. Son, para entendernos, más intercambiables. Les falta personalidad, distinción...y una pizca de carisma.

En el fondo es sólo por ponerme quisquilloso. Por desear que la cinta sea más de lo que realmente es. Porque, como película, "Assasinatio Classroom: graduation" quizás peque de falta de profundidad, pero es entretenida, simpática y se pasa en un suspiro, con lo que no se puede pedir más. No es una obra maestra del género, pero mentiría si dijera que no me lo pasé en grande.


Aunque, eso sí, como no paro de repetir, la historia original es tan interesante y está tan bien estructurada, que si desconocías la existencia del manga te animo a que, una vez vista la "versión reducida" cinematográfica, pruebes a leer el material original y ver el anime. Si haces que las películas sean un complemento y no el núcleo central, la experiencia será muchísimo más placentera. Palabra de Korosensei.



0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)