1/8/16


No creo que sea necesario presentar a una leyenda como Tom Savini. Actor, artista de efectos especiales y maquillaje, doble, director... es un multiusos con una gran cualidad; todo lo que hace, lo hace bien. 

Se hizo famoso por sus trabajos con George A. Romero ("El amanecer de los muertos", "El día de los muertos", "Creepshow"...) y por su trabajo en la película original de "Viernes 13". En los últimos tiempos está más volcado en su faceta de actor, y le hemos podido ver en películas como "Django desencadenado", "Las ventajas de ser un marginado" o "Machete Kills".

El año pasado estuvo en Sitges presentando "Smoke and mirror: the story of Tom Savini", un documental muy especial que ya reseñamos en su momento y que, en vez de centrarse sólo en su carrera, presta mucha más atención a la faceta humana de Savini. El documental por fin se estrenará en Estados Unidos en octubre de este año (coincidiendo con la festividad de Halloween) y confiamos en que pronto se pueda ver también en España, porque merece muchísimo la pena.

Háblanos un poco sobre "Smoke and mirror". ¿Cómo surgió la idea de hacer este documental?
Hemos estado trabajando en él durante casi cinco años. Por eso en el documental se me ve con diferentes peinados y en diferentes situaciones. El documental existe porque Jason Baker quería hacerlo a toda costa. Había sido estudiante en mi escuela y luego estuvo en la escuela de cine, y allí decidió que quería hacer un documental sobre mí. Por cuestiones de agenda la cosa se fue alargando y alargando, pero en los últimos seis meses decidimos centrarnos en acabarlo de una vez. Es un material muy personal. Al principio yo puse objeciones porque no lo tenía nada claro. Hicimos un test screening en Montreal, Canadá, y al acabar yo me disculpé con el público, porque creía que en el documental había demasiadas cosas personales que no les interesarían, pero los presentes me dijeron "No, no. Esas son las cosas que queremos saber de ti". No se esperaban que fuera algo tan íntimo, y les encantó. En cualquier caso es un recorrido por mi carrera y mi vida personal.

Ya que estamos hablando del presente y del futuro, ¿qué nos puedes contar de tu próxima película, "Nightmare city"?
Es un proyecto que quieren que también lo dirija. Ya tengo el guión y tengo muchas ganas, esperemos que al final salga adelante. Es un remake de una película de 1980 que me gusta mucho, pero el problema es que era una película con muy poco presupuesto, y aunque es un clásico, a ratos se hace doloroso verla. Por eso me apetece rodar esta nueva versión, porque contaremos con más dinero, mejores efectos y creo que podemos hacer un mejor trabajo. Es coger una película que tenía muchas limitaciones y hacerla mejor. Que es algo muy diferente a coger una película que ya está muy bien hecha, que es un clásico, y hacer una nueva versión porque sabes que vas a ganar mucho dinero sólo por el título que tiene. Que, todo sea dicho, es el motivo por el que se hacen la mayoría de remakes hoy en día.


Has hecho de todo en el mundo del cine. Maquillaje, efectos especiales, actuar, dirigir... ¿Qué es lo que más te divierte?
Actuar, sin lugar a dudas. El maquillaje es demasiado "sucio", te pasas todo el día cubierto de sangre y sustancias pegajosas. Ahora bien, lo de actuar también es lo más complicado de todo, porque tienes que lidiar con toda clase de emociones. Por ejemplo cuando tienes que llorar sobre la marcha, en cuestión de segundos. Imagina lo difícil que es eso para un actor, tener que producir emociones al instante. Pero aún así es muy divertido tener la oportunidad de convertirte en otras personas.

¿Hay algo como actor que aún no hayas hecho y te gustaría?
Sí, hay una cosa, lo que pasa es que cada vez me hago más viejo y es más complicado. Me hubiera encantado hacer una escena de acción montado a caballo, con peleas, espadas... Lo intentamos en Alemania, en una película llamada "Robin Hood: Ghosts of Sherwood", en la que yo hacía de sheriff de Nothingham, pero no funcionó. Estaría bien volver a intentarlo en algo un poco mejor.


¿Cuáles son tus películas favoritas? Me refiero en general, porque aunque estás muy vinculado al cine de terror, creo que te encantan las comedias...
Es cierto, me encantan las comedias. Soy un gran fan de las buenas historias de amor. A decir verdad todas mis películas favoritas son historias de amor: "Ben Hur", "Blade Runner", "Barry Lyndon"... Si lo piensas, "Ben Hur" es una historia de amor y "Blade Runner" también. "Barry Lyndon"...no, creo que a esa no se la puede considerar una historia de amor, es más como pinturas cobrando vida. ¡Y luego está "El señor de los anillos"! Si tuviera que quedarme con una sola película sería con esa, porque lo tiene todo: magia, amor, peleas con espadas...


También eres un gran aficionado al género del terror...menos a las películas que se inscriben dentro de la corriente del "torture-porn"
Es cierto, no me gustan nada. Las antiguas películas no enseñaban las cosas de forma tan gráfica. Todo sucedía detrás de puertas cerradas y cosas así. Tenían que imaginarte lo que pasaba. Era como la radio, en la que escuchabas a dos tipos al micrófono haciendo todo tipo de ruidos, pero de algún modo tú lo veías, te imaginabas toda la situación, la creabas en tu mente, y eso era mucho más satisfactorio. Pero hoy, con todos los efectos especiales que tienes que poner en las películas, lo que ves es todo lo que hay y ya está. Cuando imaginas lo que está pasando, la situación cambia cada vez que lo vuelves a ver. Es excitante. En la película "El reportero" ("The Passenger") de Antonioni, Jack Nicholson está en la habitación, y la cámara se mueve a través de la estancia. El asesino está llegando, y va a entrar en la habitación, y la cámara ni siquiera le presta atención, Tú sabes que va a matar a Jack Nicholson, pero el director ni siquiera lo muestra, y eso es excitante, es brillante. Es tomar un gran riesgo, pero para la audiencia, al menos para gente como yo, es de lo más satisfactorio.


Y creo que tampoco eres un gran amante del CGI y los efectos hechos por ordenador...
No, no, Me encantan cuando están bien hechos. Lo que pasa es que hay tantos ejemplos de trabajos muy malos que... En cualquier caso me fascinan los efectos de toda la vida, los efectos prácticos. Por ejemplo mira lo que hizo J.J. Abrams en "Episodio VII", que construyó toda clase de marionetas, criaturas mecánicas... El propio BB8 era un robot real. No era un personaje creado por ordenador, y quedó genial. La gente siempre parece que prefiere el CGI porque creen que el resultado siempre va a ser bueno, y no es así. En "La tierra de los muertos" hay cosas que están tan bien hechas, como el jugador de béisbol zombi, que la gente se creía que era CGI, pero no. Habría que volver a los efectos prácticos.

¿Sientes nostalgia del cine que se hacía antes?
Sí, no lo voy a negar. Tengo 68 años, yo ya estaba por aquí en la época de los monstruos clásicos, como el de "La mujer y el monstruo" ("Creature from the Black Lagoon"). Esa magia es la que me hizo querer participar en películas. Hace mucho que no veo una película que tenga esa magia. "Kingman" sí que la tiene, me parece una gran película. Pero hoy día se me hace muy raro encontrar películas que me emocionen del modo en que lo hacían las de mi infancia.

¿Qué recuerdos guardas de tu trabajo con George A. Romero?
Me encanta trabajar con George porque, como actor, él te da libertad para improvisar, Y como encargado de efectos especiales también te permite hacer las cosas del modo en que crees que es mejor. Es una persona muy colaborativa.


Para finalizar, ¿cuál es el trabajo más divertido que has hecho en el cine?
"Abierto hasta el amanecer", sin duda. No se puede competir contra pasarme tres días viendo a Salma Hayek bailar encima de una mesa (risas). Y el equipo; George Clooney, que es el tipo más encantador y divertido que he conocido nunca, Harvey Keitel, Juliette Lewis... Fueron ocho semanas de diversión continua.



0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)