7/7/16


Se lo escuché el otro día a un amigo, y se me quedó grabado: incluso las peores bandas sonoras de John Williams mejoran siempre la película en la que suenan.

¿Qué se puede decir del gran John Williams que no sepamos ya todos? 50 nominaciones a los Oscar (la persona viva - y que siga así muchos años - que más veces ha optado al galardón) y 5 victorias. 59 nominaciones a los Grammy, 21 a los Globos de Oro, 142 bandas sonoras (lo dice Imdb y yo me fío) ...y hasta una pequeña aparición como actor/figurante en la serie de finales de los 50 "Johnny Staccato" (el tipo que se queda tocando el piano en el minuto 22, ese es)


Pero eso sólo son cifras. Lo importante es el gran número de obras maestras que nos ha legado. Podríamos poner ejemplos de sus bandas sonoras para aburrir (horas y horas de material de primera calidad), pero creo que todo se puede condensar en este clip que le dedicaron en los Brit Awards de 2012, tras otorgarle un premio especial a toda su carrera. Sí, sé que no es original y que son las mismas partituras que suenan siempre. Pero es que son temas inmortales. Qué quieren que les diga, los habré escuchado miles de veces, y aún así me siguen poniendo la piel de gallina...


Para acabar, he encontrado este otro clip que me parece muy interesante. Es una escena de "Tiburón" (ni siquiera el principio, con la famosa sintonía) en dos versiones: sin música y con ella. Sí, el experimento sirve para cualquier compositor. Pero hablando en concreto del trabajo de Williams, te das cuenta de que no hay dinero en el mundo que pueda pagar lo que hace este hombre.


Infinitas gracias, maestro. Por favor, no deje de componer nunca.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)