3/7/17


Con casi dos años de inexcusable retraso, por fin Anagrama ha decidido publicar en España "Funny girl", la última novela de Nick Hornby, escritor británico que ha demostrado la misma pericia como novelista ("Alta fidelidad", "En picado") que cuando se encarga de adaptar material ajeno para la gran pantalla (no en vano ha estado nominado dos veces al Mejor Guión Adaptado por "Una educación" y "Brooklyn").

Admito que Hornby es una de mis debilidades (sólo medio peldaño por debajo de esa fuerza de la naturaleza que es Chuck Palahniuk). Hasta su peor novela resulta una lectura de lo más recomendable...aunque en el fondo lo que acabo de decir es una tontería, porque Hornby no tiene novelas malas. Su producción se divide entre lo genial y lo sublime. Así de claro.

El problema que tengo con los novelistas (ya me conocen, soy el tipo del vaso medio vacío) es que siempre tengo miedo a que haya llegado el momento de su decadencia literaria. Porque pasa (casi) siempre. El Philip K.Dick de los últimos años y sus obsesiones religiosas están a años luz de sus primeros trabajos (y de sus majestuosos relatos cortos). Los últimos Crichton fueron, siendo sinceros, mediocres. Y hasta mi adorado Palahniuk está perdiendo fuelle, y hace ya algunos años que sus escritos no me golpean con la fuerza con la que solían hacerlo.


Por eso, después de la buena (que no excepcional) "Juliet, desnuda", me preguntaba qué me encontraría con "Funny girl". Libro que, además, está ambientado en la década de los 60, lo que siendo sinceros no despertaba especialmente mi curiosidad (manías personales, me gustan más las historias ambientadas en la actualidad).

Pues bien, una vez más se demuestra que tengo el radar bastante estropeado, porque "Funny girl" quizás sea la novela de Hornby que más he disfrutado. Y de lejos el mejor libro que he leído en el presente año.

Supongo que tiene que ver un poco con todo. Con la habilidad de Hornby para escribir personajes entrañables con los que rápidamente empatizas, su particular modo de contar cosas profundas con un estilo ligero y el propio tema de la novela. Porque el centro de la acción es una telecomedia de los años 60.


"Funny girl" sigue la historia de Bárbara, una chica de pueblo que se muda a Londres porque quiere ser actriz de comedia. El punto de partida daría para un excelente drama sobre las dificultades de la chica por abrirse paso en un mundo muy complicado, pero, ésta es la primera sorpresa, ese no es el foco de la historia. Podría decirse que nuestra protagonista tiene suerte, ya que sin grandes esfuerzos logra convertirse en la protagonista de una nueva serie, "Bárbara (y Jim)".

La siguiente sorpresa es que, aunque la novela no deja de girar en torno a este personaje, una vez que arranca la preproducción de la serie, la trama se vuelve muy coral. De este modo Hornby aprovecha para contarnos las aventuras, desventuras y diferentes puntos de vista de cinco personajes: la citada Bárbara, el productor y director de la serie (Dennis), los dos guionistas (Tony y Bill) y el coprotagonista (Clive). Ninguno de los cinco es perfecto. No son los más inteligentes, ni aciertan siempre y es fácil percibir sus defectos. Pero lo que es verdaderamente imposible es no quererlos a todos, con sus problemas y contradicciones. Así de bien escritos están.


"Funny girl", como decía, usa un tono ligero para hablar de cuestiones importantes (sobre todo para los que nos dedicamos al mundo del espectáculo, aunque no exclusivamente). No esperen una trama enrevesada, llena de problemas, contratiempos, lágrimas y sufrimiento. Al contrario, el libro (cuyas páginas se pasan volando) es una especie de "diario" sobre las cuatro temporadas que finalmente dura la ficticia serie. Sobre lo que les pasa a los protagonistas en ese tiempo. Historias cotidianas, pero excelentemente bien resueltas.

Al final la novela nos incita a pensar en muchas cosas, sin hacer realmente hincapié en ninguna, La carrera de Bárbara, los celos de Clive, las dudas de Dennis, los diferentes enfoques de Tony y Bill, que creían que serían siempre un equipo y que terminan descubriendo que tienen intereses distintos en la vida y en lo relativo a lo que realmente quieren escribir... (por cierto, cómo se nota que Hornby es guionista, centrando buena parte de la trama en estos dos escritores sin los cuales el programa directamente no existiría).

Ni se imaginan la ilusión que me hace tener
la novela firmada por Hornby

"Funny girl" habla del amor en sus múltiples facetas (homosexualidad, pasión, amor interesado, cariño, infidelidad...) y además reflexiona sobre temas tan variopintos como el papel de la comedia en la sociedad, lo relativo del éxito y el fracaso, lo grande que pueden ser las pequeñas cosas y lo pequeñas que son las cosas que creemos grandes... Incluso nos muestra la importancia de los finales felices. En la realidad y en la ficción.

Lectura más que recomendable que no deberían dejar pasar. Sólo puedo decirles que, mientras devoraba la novela, me apenaba saber que cada página que leía significaba que el final estaba un poco más cerca. Pero, y ésta es otra de las grandes enseñanzas de "Funny girl", todo lo bueno siempre se acaba. Motivo por el cual deberíamos aprender a disfrutar más del presente. El único momento que verdaderamente importa.



0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)