3/3/16




A veces las obligaciones nos desbordan y aunque quería hacerlo no encontraba un momento para sentarme y escribir. Pido disculpas a mis hordas de fans..

Quiero comentar la serie del comisario judicial Joona Linna. Detrás del nombre Lars Kepler encontramos al matrimonio sueco formado por Alexander Ahndoril y Alexandra Coelho. Ambos tienen una carrera literaria independiente pero adoptan este pseudónimo cuando escriben obras de intriga y misterio.


La primera obra de la serie es "El hipnotista" de 2010. En Estocolmo todos los miembros de una familia son asesinados, excepto el hijo adolescente, Josef. Sobrevive también la hermana mayor que no vivía con ellos.

Erik Maria Bark es hipnotizador. El comisario Joona Linna acude a él para que hipnotice a Josef y así obtener pistas sobre el asesino. Más tarde, el hijo del hipnotista es secuestrado y las dos investigaciones se cruzan.



Vamos conociendo a Joona, de origen sami. De mediana edad. Resulta atractivo a las mujeres. Bastante testarudo. Tiene una amiga especial con la que mantiene una relación intermitente, Disa.

Esta novela adolece de exceso de tramas, subtramas y personajes. Se hace bastante pesada y el hipnotista parece convertirse en el protagonista. Joona tiene un papel secundario.

Los autores continuaron con "El contrato" también de 2010. El hipnotista, gracias a Dios, ya no aparece. Nos encontramos con que Joona debe investigar varios asesinatos sin relación aparente pero que acaban apuntando al tráfico internacional de armas.


La tercera novela es "La vidente" de 2011. Aquí empezó a gustarme mucho más la serie. Lo malo es que hay que pasar por el primero que es bastante insufrible. Flora Hansen es espiritista. Lee en la prensa sobre  un  asesinato ocurrido en un centro de menores. Para sacar dinero llama a la policía;  el espíritu de la muerta se ha puesto en contacto con ella. Nadie la toma en serio, salvo Linna, aunque  las pruebas forenses apuntan a una de las internas, fugada. Esta novela, como todas las de la serie, tiene muchas subtramas, pero creo que en este caso están bastante bien hiladas y guardan la intriga la mayor parte de la obra.


Si no habéis desistido y continuáis, llegareis a la cuarta obra, "El hombre de arena" de 2012. La que más me ha gustado y por la que merece la pena leer las anteriores. Conoceremos a Jurek Walter, uno de los asesinos en serie más pertubadores que he tenido el gusto de encontrarme. Lleva trece años encerrado en un módulo de máxima seguridad de un psiquiátrico. En estos años la policia no ha podido resolver ni encontrar los cuerpos de las víctimas. Pero de repente, cuando uno de los desaparecidos aparece vagando por el campo, el equipo de Joona retoma la investigación. Aquí toma todo el protagonismo Saga Bauer, compañera de Joona, un personaje muy bien perfilado, de mujer fuerte y a la vez rota, que nos dará los mejores momentos de la novela. El pasado de Joona y la dificil decision que tuvo que tomar por culpa de Jurek Walker ocupan también muchas páginas de "El hombre de arena".



La última novela de la serie por el momento es "En la mente del hipnotista" de 2014. Como el gran pelotazo lo tuvieron con "El hipnotista", supongo que retomar el personaje de Erick María Barck se debe a causas ecónomicas. Y eso que pensábamos que nos habíamos librado de él.  Un asesino en serie manda a la policia videos de sus víctimas instantes antes de matarlas. El modus operandi del asesino tiene conexiones con un antiguo caso que Bark llevó como psiquiatra. Por ello Joona acude de nuevo a él. Lo que no esperaban es que el hipnotita conociese a todas las victimas y se convirtiese en el principal sospechoso.


Joona es un personaje al que se le coge cariño. Se sufre con él cuando tienen una migraña fuerte. Te enfadas cuando no se toma la medicación porque le embota las ideas y quiere estar fresco cuando investiga.  Le adoras y piensas que es un poco pedante cuando recita a Rilke. Le admiras cuando cree en sus amigos y está dispuesto a dar la vida por ellos. En definitiva Joona es un buen detective que vale mucho la pena conocer. ¡Feliz lectura!

P.D. La foto de portada es Estocolmo. Como todo buen amante de novela negra nórdica sabe, esta ciudad también se convierte en protagonista de las historias.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)