1/3/16


Cuando Iñárritu habla de "El renacido" y cuenta lo difícil que fue rodar la película, lo mal que lo pasaron todos y el frío que hacía, admito que me dan ganas de decirle "¿y a mí qué me importa?". Es decir, no creo que ese sea un valor añadido para los espectadores. En realidad me da igual si lo grabaron con luz natural, en parajes helados, o en un decorado a la vuelta de la esquina. Cómo lo pasó el equipo, si se querían o se odiaban, si se divirtieron o fue un infierno... nada de eso hará que la película me guste más (ni tampoco menos). Eso son batallitas para contar a los colegas. Y yo, por ahora, no lo soy.

En este mismo sentido, me viene a la memoria una famosa anécdota sucedida durante el rodaje de "Marathon Man", la magnífica película con Dustin Hoffman y Laurence Olivier. El primero, para una secuencia en la que se supone que está muy cansado y presenta un aspecto lamentable, decidió que lo mejor era dejar de dormir unas cuantas noches en la vida real. Y al verle Olivier, que ya era perro viejo, le dijo, "¿por qué no pruebas sencillamente a actuar?".

En resumidas cuentas: como espectador, me importan un pimiento las excusas. Si los productores metieron mano al resultado, si se acabó el dinero, si el actor principal estaba borracho... Lo único que me interesa es el resultado final. El resto puede servir para entender las circunstancias. Pero entender por qué algo sale mal no es lo mismo que disculpar que algo salga mal.


Y, fíjate tú por dónde, si lo desean ya pueden dejar de leer este artículo, porque el resto del mismo es precisamente una de esas justificaciones que tanto odio (lo sé, soy la incoherencia en estado puro).

Tampoco voy a extenderme mucho explicando mis circunstancias personales. Pero en esta web siempre hemos buscado un enfoque diferente, más próximo, en el que decimos las cosas como son. Creo que es una de las cosas que nos hacen un poquito diferentes.

Dejé temporalmente la web en diciembre, durante un mes, porque estaba hasta arriba de trabajo y sabía que quedaba en muy buenas manos. Luego la ley de Murphy hizo de las suyas y el mes de "retiro" se convirtió en dos y, pese a mis esfuerzos, al final han terminado siendo tres. Y sigo sin tener apenas tiempo, pero echaba de menos demasiado lo de escribir aquí como para no hacer un pequeño esfuerzo.

Pero, para que esto funcione, necesito su ayuda. No su comprensión (ojo, que también, pero me remito a los primeros párrafos) sino sobre todo su feedback.


Los encargados de esta web escribimos con toda la ilusión del mundo, pero aparte tenemos familia, trabajos y una vida que en ocasiones resultan incompatibles con estar al pie del cañón todos los días. Lo que significa que, desde luego, nunca hemos pretendido ser una web de noticias al uso, en el sentido de que sabemos que llevamos las de perder: siempre lo daremos todo un poco demasiado tarde porque nuestra infraestructura es la que es y no podemos permitirnos estar ocho horas delante del teclado cada jornada.

En vez de eso, apostamos por hablar de aquello que nos gusta. De esas cosas de las que otras páginas quizás no hablan tanto, o no del modo en que nosotros lo hacemos. No vamos a entrar a hacer corta y pega de noticias de agenda o empezar a escribir artículos de "diez cosas que no sabías de "Los Gremlins". La número ocho te dejará patidifuso". Ese no es nuestro rollo.

Pero eso significa que necesitamos que nos digan de qué les gustaría que habláramos. Qué contenidos les interesan más y cuáles pasan sin pena ni gloria, para poder centrarnos en los primeros e ir dejando de lado los segundos.


Por ejemplo, me encantó hacer la cobertura de Sitges, porque sabía que, por una vez, podía ser más rápido que cualquier otro medio. Hicimos una cobertura en la que nos dejamos media vida y, por suerte, parece que gustó (muchísimas gracias). Luego hemos llevado a cabo otras iniciativas similares, como reseñar todas las nuevas colecciones Marvel o dedicar un post diario a "Star Wars" con curiosidades de toda índole, que también fueron bien.

Sin embargo los pocos concursos que planteamos pasaron sin pena ni gloria. Y mi retrospectiva dedicada a Takashi Miike tampoco interesó mucho. No pasa nada, en eso estamos: intentando aprender qué cosas os interesan. Pero, para eso, necesitamos oíros.

¿Mi apuesta? Las entrevistas (que son difíciles, porque pasar a papel una conversación de 20 minutos lleva un par de buenas horas; de ahí que aún tenga unas cuantas pendientes, pero a partir de esta semana intentaré ir dándoles salida). Y curiosidades, sobre todo de películas ochenteras. Y, desde luego, los festivales, certámenes y similares: esta semana hablaremos del Syfy, nuestro colaborador Cinecito Tomás dará buena cuenta del Americana Film Festival, luego vendrán el Festival de Cine de Las Palmas, el Nocturna, el Salón de Comic de Barcelona, el Metrópolis... 


Sitio al que vayamos, sitio en el que intentaremos hacer las cosas a lo grande, como nadie lo hace (eso dependerá de nuestro tiempo y, también, del interés de los organizadores. Hay personas que se muestran ilusionadas cuando les hablas de hacer una cobertura total y otros ponen más trabas - algo perfectamente comprensible - Incluso el pasado año hablamos con algunas personas para cubrir bien algunas actividades y luego, y ahí entono el mea culpa, la realidad nos impidió llevar a cabo nuestros planes con la intensidad que hubiéramos deseado. Pero este año volveremos a intentarlo, eso puedo asegurarlo).

En nuestra cabeza está incluir historietas y viñetas cómicas, incentivar nuestro canal de youtube con entrevistas exclusivas, mostrarles todas las curiosidades que descubrimos y consideramos interesantes... pero, como decía, nuestro tiempo y fuerzas son limitados. Por eso sería genial que nos orientaran un poco sobre lo que más les apetece leer. Y que si hay algún festival, certamen, muestra, presentación...lo que sea, que les interese o en la que estén involucrados, que nos lo digan, que haremos lo imposible por estar ahí...buscando un enfoque novedoso.

Este señor es el legendario Rick Baker...y pronto
publicaremos una entrevista que le hicimos
Ya les dije que era un artículo personal. Si les apetece echarnos un cabo (lo que implica incluso escribir en la web, como firmas invitadas), será maravilloso. Mientras, seguimos pensando contenidos para esta misma tarde. Porque lo importante, como decía, no son las excusas, sino los resultados.

Si hay algo que tenemos claro es que, con nuestras subidas y bajadas, lo cierto es que todoocio3d.com llegó para quedarse y no pensamos rendirnos.






0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)