7/2/16


Hace apenas cuatro años, la cadena estadounidense estrenaba la teleserie “Arrow”, una actualización en clave de culebrón de superhéroes del personaje de DC Comics, Flecha Verde. Desde el primer comienzo la ficción fue un gran éxito y revitalizó por completo al personaje en los cómics, viéndose como en el noveno arte iban apareciendo poco a poco más y más personajes cuyo debut había sido en la pequeña pantalla.

 
Pero claro, siendo justos hay que decir que la serie no surgió de la nada y aunque el Oliver Queen presentando apenas pasa de la veintena, hay una clara fuente de inspiración proveniente del noveno arte, estoy hablando del cómic que nos ocupa: “Green Arrow: Año Uno”. Sí, suena rocambolesco dejar el título en inglés y el subtítulo traducido, pero vivimos tiempos extraños.

Escrita por Andy Diggle, un apellido ocupado por el fiel compañero del Arrow televisivo, John Diggle, aunque su hermano “fallecido” tuviera el nombre de Andy, en claro homenaje al autor de esta excelente miniserie de seis números reunida por ECC en un completo volumen en tapa dura que además reúne todas las portadas originales, bocetos de personajes y un extracto del guion original para el primer número.


El Oliver Queen que aquí se presenta, es egoísta, arrogante, un niño rico adicto al peligro y a las emociones extremas a las que se somete gracias a un soldado de las fuerzas especiales que hace las veces de guía. Como ya se sabe, son sus tonterías y continúas cogorzas lo que le llevan a un yate, cae al mar y el resto es historia. Cinco largos años en una isla no tan desierta como pudiera parecer al principio, exactamente lo mismo que pasa en “Arrow” que como sigan metiendo flashbacks con personajes, van a parecer las Islas Canarias en agosto.


Andy Diggle maneja muy bien una historia donde durante la mayor parte de la extensión el único personaje es Oliver Queen. Gracias a sus monólogos internos, comprenderemos mejor las motivaciones del personaje y como una vez que el hombre que lo tenía todo, se encuentra con nada, es cuando de verdad comienza a vivir y se siente feliz por primera vez en toda su vida. Durante “Año Uno” y gracias a la habilidad del guionista con la narrativa seremos testigos del verdadero alzamiento de un héroe, del paso del egoísmo intrínseco que caracterizaba a Oliver Queen a una madurez y a un compromiso con el mundo como nunca antes había conocido.


Me ha gustado especialmente como Andy Diggle se las apaña para que todos los elementos del mito de Robin Hood acaben encajando de manera natural y orgánica con lo que acabará siendo Flecha Verde. Es esta historia conocida pero a la vez llena de sorpresas y de acción, porque claro, Oliver acabará metido en medio de un sarao del que tendrá que salir tirando flechas, pero que nadie espere ver a Deadshot o Deathstroke por aquí. Los villanos  serán mucho más reales y escalofriantes, pues deberá hacer frente a un grupo de traficantes de opio que no tiene ningún respeto por la vida humana.

“Green Arrow: Año Uno” cuenta con los dibujos de Jock, artista habitual de Andy Diggle como pudo verse en “The Losers” o “La Instantánea”, así que ya os podéis hacer una idea de sus virtudes y defectos. Jock es un dibujante que prima la narrativa y la composición a los rostros, quedando estos muchas veces sumidos en sombras o parcialmente definidos. Pero a la hora de mostrar la selva tropical y las escenas de acción no se me ocurre un artista más adecuado ahora mismo la verdad.

Compra obligada para los fans del personaje.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)