2/2/16


Cuando todavía no se ha celebrado la ceremonia de los Oscar de este 2016, ya ha surgido la primera gran favorita para hacerse con unas cuantas estatuillas (de las importantes) en la edición del año que viene. Sí, está claro que estrenar una película a principios de temporada hace muy difícil lo de llegar al final de la carrera con opciones de llevarse el premio gordo. Pero es que nada en "Abracadeborah" es lo que se dice normal.

Cómo una película sobre una divorciada deprimida que conoce a un mago ciego que le cambia la vida puede ser una experiencia tan fascinante es algo que se me escapa por completo. Tengo que admitir que la sinopsis no me llamaba demasiado, pero una vez visto el resultado final no consigo que "Abracadeborah" se vaya de mi cabeza. Déjenme decirlo así de claro: es la MEJOR película de la década. Divertida, triste, profunda, frívola, oscura e inquietante. Lo tiene absolutamente todo.


No se puede negar que la actriz Michelle Ryan ha entrado por la puerta grande en el terreno de la dirección. Basándose en un guión del legendario William Goldman, ha creado una película fascinante donde nada es lo que parece ser. Imágenes fascinantes que te llegan directamente al corazón. Y eso que la película entera se ha filmado con un Iphone 6 (si Iñárritu tiene su "luz natural", no veo por qué Ryan tenía que ser menos a la hora de mostrarse innovadora). Pero vamos, viendo el resultado final, sobre todo ese travelling espectacular con el que cierra la cinta, cualquiera lo diría.

Aunque "Abracadeborah" no sería lo mismo sin el excepcional trabajo de todo su elenco. Empezando por su protagonista, la cómico Kristen Wiig, en el papel de su vida (en el que hace de mujer ¡¡con sangre negra!! Y lo peor es que resulta absolutamente creíble). Wiig ofrece una clase magistral sobre cómo se debe actuar, con un personaje con infinidad de capas y matices del que es imposible no enamorarse...y odiar al mismo tiempo. Si no le dan el Oscar será el robo del siglo.


Pero tampoco quiero olvidar al resto del elenco, empezando por Maya Rudolph y el recientemente fallecido Abel Vigoda. que en sus pocas escenas es capaz de ponernos los pelos de punta. Y ojo al cameo de Bill Murray, del que nadie parece estar hablando pero que, a pesar de aparecer menos de 10 minutos en pantalla, para mí puede ser uno de los grandes favoritos a llevarse el Oscar a mejor actor de reparto (como pasaba con Judi Dench en "Shakespeare in love").

Aunque Murray lo tendrá difícil si la Academia decide postular a James Marsden como actor de reparto en vez de como actor principal. La verdad, jamás pensé que tuviera tanto talento. Su interpretación del mago ciego con un oscuro secreto y que al principio le concede la felicidad a Deborah (Kristen Wigg) pero que en último extremo se destapa como un ser mezquino y celoso es sencillamente brillante, el mejor antihéroe que he visto en muchísimo tiempo. Sin lugar a dudas es lo más destacado en una cinta que es sencillamente perfecta.


Lo peor del caso es que, a pesar de las grandes críticas, a pesar de haber causado sensación en Sundance, a pesar de que es una obra maestra sin paliativos, mucho me temo que "Abracadeborah" nunca se estrenará en España. Es una lástima, pero estoy convencido de ello.

...sobre todo porque la película no existe.

Así es. "Abracadeborah" es una broma. Un chiste que nació en Sundance, de la mano del cronista Mike Ryan, que decidió escribir un tweet elogioso sobre una cinta falsa. Pero lo que podía haber quedado en una simple anécdota sufrió el efecto "bola de nieve" cuando, demostrando un excelente sentido del humor, otras personas decidieron seguirle el juego a Ryan. Más aún, poco a poco se iban incorporando más datos a la trama de la película hasta dar lugar a una sinopsis completa (yo mismo he querido participar del juego, incorporando un par de detalles de cosecha propia a lo que otros ya habían escrito).

De modo que lo que comenzó siendo una gran película con Kristen Wiig y James Marsden fue convirtiéndose poco a poco en la historia del mago ciego, la protagonista negra, el Iphone 6... locuras y locuras que, y esto es lo más divertido, fueron calando en los espectadores, cada vez más ansiosos por ver el film en Sundance.

El festival, harto de que llamara gente de todas partes preguntando dónde podían comprar entradas para la película, tuvo que acabar haciendo un llamamiento público para que contuvieran su entusiasmo...aunque sin decir abiertamente que todo es mentira. Porque en el fondo ellos también tienen sentido del humor.

Yo intuyo que éste no será el final de la historia. No descarto que, en el futuro, alguien decida rodar de verdad la película, dándole una última vuelta de tuerca a la simpática anécdota. Pero también estoy seguro de que tarde o temprano conoceré a algún crítico pedante, de los que creen ser poseedores de la verdad absoluta, al que le preguntaré qué le pareció "Abracadeborah" y me dirá que en realidad no era para tanto. Y si no, al tiempo.




0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)