10/12/15


No hace falta que os aclaremos a estas alturas la composición del nuevo Mundo de Batalla de las nuevas Secret Wars, sin duda el mayor acierto a la hora de presentar dicha serie, ya que toma como referencia momentos o sagas conocidos por todos.
La miniserie que presentamos hoy (de nuevo compuesta por cuatro números, que le suban el sueldo al que propuso no extender más las series ligadas a la colección principal) no bebe de ninguna serie mítica, ni de ningún momento histórico del casa de las ideas. Más bien es la extensión de una coña que llegó a un nivel de éxito que nadie esperaba, y mucho menos nuestro adorado Skottie Young, artista completo en esta miniserie.
Me explico, la tienda Midtown Comics le encargó una portada alternativa y exclusiva de la colección en la que mutantes y Vengadores se daban de ostias, “AvsX”. El éxito fue tan abrumador que derivó por un lado en un one shot centrado en las versiones infantiles de nuestros héroes y por otro en infinidad de portadas variantes, esta vez bajo nómina de la misma Marvel en prácticamente todas las colecciones en curso, incluidas Star Wars, y que sigue haciéndose hoy día.
Si, este es el humor que leeréis...
Quizá esa fue la razón por la que la editorial, viendo la acogedora respuesta que tienen las portadas de Young, decidiese que una de las zonas de dicho campo de batalla estuviese centrada en ellos. Eso, o le devolvieron algún tipo de  favor al dibujante o estaba en algún tipo de clausula, ya que la serie en si resulta totalmente prescindible en cuanto a continuidad (y lógica) se refiere. Eso no significa que la seria sea mala, para nada, pero que sobra dentro de todo este pifostio que supone Secret Wars, sí.
Como hemos dicho, es Skottie Young quien da forma a la colección como autor completo. Si bien el dibujo mantiene la calidad que atesora en sus portadas, el guión bien podría firmarlo uno de sus dos hijos, ya que mantiene una línea nada compleja de principio a fin, dando la apariencia en más de un momento de ser una sucesión de gags de una o varias páginas de extensión, lo que hace que la “trama principal”, si la podemos llamar así, quede diluida.

La trama de la que hablo no es otra que la aparición en Marville (no sé cómo se les ocurre traducirlo como Marvilla en la edición española) de dos hermanos gemelos, Zoe y Zachary, que serán el centro de atención ya que tanto Vengadores como mutantes querrán enrolarlos en sus filas.
Y ya.
Los gemelos molan, y nos harían molar. Grande Lobi.
No le busquéis tres pies al gato ya que no hay más chicha. Todo eso mientras, como digo más arriba, se nos llena las páginas de referencias, chistes fáciles, homenajes y cameos sin parar. Y cuando digo chistes fáciles, me refiero a que si Skottie Young hubiese sido español habría sacado al perro "Mistetas".
La serie he de reconocer que la estoy disfrutando como loco pese a todo lo que estoy escribiendo sobre ella, pero es que a nivel personal adoro las versiones infantiles de los héroes desde aquel mítico “Excalibur: Mojo Mayhem” en donde en un solo prestigio se nos brindó más que lo que podría hacerlo esta serie aunque durase 20 números más.  Por eso y por Skottie Young.
Por lo tanto la editorial podría haber destinado este campo de batalla a un mundo dominado por Skrulls o protagonizado por las versiones animales de nuestro héroes y haber sacado esta serie a modo de novela gráfica auto conclusiva.
Preciosa portada alternativa a cargo de Jim Cheung.
Podéis leeros la miniserie de Peque Marvels (¿en serio hacía falta traducir?)….
...empiezo de nuevo, podéis leeros "Giant-Size Little Marvel" entera entre los números de 31 al 34 de la cabecera de “Imposibles Vengadores”, publicada por Panini y comprendida entre los meses de Octubre de 2015 y Enero de 2016.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)