22/12/15


Bueno, bueno, bueno ¿algún fan de “Ghost Rider” en la sala? Y como alguien diga que sí, que por las películas de Nicolas Cage, más le vale correr, porque acabaré con su miserable vida. El caso es que si bien muchas de las miniseries que están formando parte de ese locurón llamado “Secret Wars” sirven para homenajear sagas o etapas concretas, yo creo que “Ghost Racers” es un homenaje a un personaje, si bien es cierto que es continuista con el último volumen protagonizado por el Espíritu de la Venganza.
 
Las aventuras de Johanna Blaze nos las perdimos en España
“Ghost Racers” transcurre en la capital del Mundo de Batalla creada por el Dios Muerte, en la mismísima Doomstatd donde las cosas son más o menos normales y donde la peña se entretiene como puede, uno de los mayores entretenimientos son las carreras de pilotos fantasmas, personas que son poseídas por el espíritu de venganza y que están obligadas a competir en el Killiseum donde los perdedores son torturados horriblemente por Arcade como forma de motivarles para que en las próximas carreras lo den todo de sí mismo.

El teaser lo petaba
Al principio del texto hablaba de homenaje porque vemos a motoristas fantasmas sobre caballos, sobre motos, hombres y mujeres (hubo “una” motorista fantasma, en una serie regular inédita en nuestro país) y por supuesto Robbie Reyes, el último Ghost Rider creado por Felipe Smith y que protagonizó una más que entretenida y efímera serie regular.

Tiene que acojonar que se te queme la piel
Los cuatro números de “Ghost Racers” están escritos por el propio Felipe Smith y son una estupenda descarga de adrenalina en forma de vehículo de evasión, que además tiene algunos momentos bastante chungos como los flashbacks en los que Reyes recuerda como fue poseído así como sus primeras carreras, que desde luego no fueron victorias. En algunos momentos la trama adquiere algunos momentos bastante crueles protagonizados por los seres queridos de Reyes, todo es válido para que éste corra y pierda pues su título de “Rey de las Carreras” parece molestar bastante.

Las consecuencias de no ganar son chungas
Una miniserie que no inventa nada, que tampoco lo busca, pero que entretiene que da gusto, con un puñado de personajes bien construidos y retratados y un protagonista que resulta bastante cercano al ser en esencia un chaval que sólo quiere proteger a su hermano pequeño. También creo que gustará mucho a fanáticos de sagas como “Mad Max” o juegos del tipo del mítico “Twisted Metal”, así os podéis hacer una idea. Otro atractivo claro está es el dibujo de Juan Gedeon, con sus toques anime y manga, cuya narrativa es digamos discreta muchas veces, pero que cumple de sobra y da un resultado bastante vistoso.

Cubierta alternativa de Dan Panosian que Skottie Young está vaguete

Por último destacar, que queda bastante para leer esta miniserie en España, hasta el mes de abril no verá la luz en la colección de tomos económicos “Secret Wars: Crossover”.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)