13/12/15


El formato elegido para publicar algunas miniseries de “Secret Wars” por parte de Marvel es desde luego curioso. Normalmente han primado las miniseries de cuatro y cinco episodios, así como algún que otro one-shot, pero luego nos llegan con esta “Capitán Britania y los Defensores” que sólo tiene dos números y que es bastante mejor que el 80 % por cierto del resto de series.

Esta limited está ubicada en la Ciudad Yinsen del Mundo de Batalla creado por el Dios Muerte y sí, Yinsen. Es por el profesor que ayudó a Tony Stark a escapar de su cautiverio e inventar la armadura de Iron Man, pero como esto es “Secret Wars” y cualquier cosa puede pasar. En este mundo fue Yinsen quién logró escapar y en honor a su compañero llamó a su única hija Antonia.


Ciudad Yinsen es una utopía, sostenible, con pleno empleo, sin pobreza y sin enfermedad, de hecho el Thor de este dominio es una Hulka que apenas tiene trabajo, más allá de las faltas de fe de algunos de sus habitantes (este hecho es compartido por algunas miniseries como la “Guardianes de Sapiencial”). Todo marcha muy bien hasta que llega la llamada Capitana Britania desde otro dominio lo que viola la ley de Muerte en todos los aspectos.

En tan sólo dos números conoceremos a la Ciudad Yinsen, así como la fuente de todos los conflictos: la vecina ciudad Mojo 1, donde el crimen campa a sus anchas y hay policías que hacen las veces de juez, jurado y verdugo. El principal policía es el jefe Cage y además tiene una pistola que hace que las balas muten. Sip, se ve que cuando este mundo alternativo debutó en “Dark Avengers” al guionista Jeff Parker le molaba mucho toda la mitología de “Judge Dredd”.


Con estos mimbres el conflicto está más que asegurado así como la diversión. También es cierto que los busquen a Los Defensores clásicos se verán decepcionados porque no serán los que ellos conocen. Aquí de Los Defensores lo que hay es el concepto entiendo la naturaleza del grupo como una asociación de personajes que normalmente trabajan solos como Spider-Man  (no es Peter Parker), Tigre Blanco o la propia Capitana Britania.


Un gustazo de historia con algún toque de humor, mucha tragedia, guerra, muerte y personajes perfectamente caracterizados como viene a ser la marca de trabajo de Al Ewing, guionista inglés de corte clásico que a su vez sabe dar frescura a personajes y además todo un conocedor de la rica historia del Universo Marvel y su continuidad cogiendo conceptos de series y superhéroes que nunca ha tocado. Si a esto encima le sumamos el elegante trazo de Alan Davis, maestro del clasicismo ilustrado, pues el resultado es prácticamente perfecto.


En España Panini ha editado estos dos números en formato grapa y de miniserie independiente en los meses de octubre y noviembre y repito, de lo mejorcito de “Secret Wars”.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)