31/12/15


Sí, queridos, ha llegado ese día que nos da que pensar, que nos invita a echar la vista atrás antes de entrar con el pie derecho en el nuevo año, y en el que todo el mundo intenta recapitular lo que ha dado de sí el que acaba... Y si todo el mundo hace su lista de películas, ¡yo no iba a ser menos!

A falta de dedicar un rato a mi examen de conciencia particular típico de este día, y de renovar mi lista de propósitos (previa revisión de los anteriores), lo cierto es que lo primero que hago cada 31 de Diciembre es repasar mis entradas del cine... Y la realidad es que despido este 2015 siendo, sin duda, el año que menos películas he podido ver: entre el precio de las entradas y que me he movido más que los párpados de Rajoy, no he podido ir a mis queridas salas de cine de toda la vida (las pequeñas, las de siempre) donde suelen estrenar las películas que realmente me llena ver ("Sils Maria", "Una Pastelería en Tokio", "Yo, Él y Raquel"...), no tuve tiempo de ver las primeras películas de la temporada ("Boyhood", "The Imitation Game"...), ni algunas de las últimas ("Sufragistas", "Macbeth"...), y tampoco me he podido unir a la fiesta de los bombazos del año ("Mad Max Fury Road", "Spectre", "Star Wars Episodio VII"...), pero si me he quedado con ganas de ver alguna, esa ha sido "Truman", que tendrá que esperar a que salga en alquiler (¡no a la piratería!), porque lo que puedo disfrutar viendo ese mano a mano entre Darín y Cámara... No tiene precio.


En cualquier caso, han sido bastantes más de 10 los estrenos que este que escribe ha podido disfrutar, así que tengo de dónde elegir para mi particular ranking de 2015... ¡Pero ojo! No se confundan: ni son las mejores del año (me faltan por ver para tener ese criterio) ni son necesariamente mis favoritas... A diferencia de a la mayoría de críticos gafapastas del mundo, a mí siempre me gusta compartir con ustedes alguno de mis errores... Ya me entenderán.

¡He aquí mis 10 de 2015!

10. "50 Sombras de Grey"

Ahora me entienden, ¿verdad? Por una vez en la vida, mi novia y yo nos dijimos "venga, ¡seamos como todos los demás! Vayamos a ver esta por San Valentín como están haciendo todas las parejas de la cola"... Pobres infelices. Por un momento, creímos que algún miembro del equipo tendría un mínimo de inteligencia, y que la película sería mejor que esa novela insultantemente mal escrita y masivamente leída... Pero no, a pesar de los esfuerzos de Dakota Johnson por dignificar semejante truño con forma de bolas chinas, sólo sacamos una cosa en claro de esta película a medio camino entre el porno malo y la nada: los felpudos vuelven a estar de moda.

"Seamos como todos los demás", dijimos... Nunca más lo intentaremos.


9. "La Visita"

Y de un truño a otro título que muchos vieron como un truño... ¡Pero que a mí me divirtió tremendamente!

No les doy detalles porque ya escribí en su día la correspondiente crítica (que pueden leer haciendo click aquí), pero no pude disfrutar más con el retorno de Shyamalan, con su sorprendente capacidad para combinar terror y humor, y esa rara cualidad que, personalmente, cada vez agradezco más: no tomarse demasiado en serio a uno mismo.


8. "Maps to the Stars"

Pasó sin hacer ruido por las carteleras, y creo que muchos no se han percatado de que se les ha escapado una verdadera joya: Cronenberg dirige a la altura de Lynch, un cuento oscuro e insoportablemente ácido sobre las cloacas de la fama, de Hollywood... De los monstruos que pululan entre nosotros regalándonos su mejor sonrisa, y de lo cerca que podemos estar de convertirnos en uno de ellos...

"Siempre Alice" le dio a Julianne Moore su esperado Oscar a la Mejor Actriz este mismo año, y sin embargo creo que su interpretación en esta película está a años luz. Impresionante... Absolutamente vulnerable y repulsiva.


7. "La Dama de Oro"

Dos palabras: Helen Mirren. Hay nombres por los que tengo debilidad, y Mirren es uno de ellos... Disfrutaría hasta escuchándola anunciar café. Una película sencilla, con un esquema que me recuerda sospechosamente a "Philomena" (con esa otra maravilla británica que es Judi Dench), y que sin embargo me tocó la fibra porque habla de algo tan simple y tan jodid... Delicado como la justicia, la necesidad de que se haga justicia.

Qué peligroso resulta cuando los seres humanos olvidamos nuestra memoria histórica... Qué inhumano e injusto es mirar hacia otro lado frente a los crímenes del pasado, y dar nuestro apoyo, por activa o por pasiva, a lo que se hizo mal y quedó impune... ¿Les suena de algo? Seguro que pueden extrapolarlo a un contexto cercano...


6. "Into the Woods"

Sí, exacto: he aquí el musical que no le gustó a nadie... ¡Excepto a mí! Disfruté como un niño chico, y solté más de una lagrimita (la música de Stephen Sondheim es lo que tiene...). Y no, antes de que me salga alguien con el temita, no tiene naaada que ver que Meryl Streep esté... ESPECTACULAR, como no la habíamos visto nunca (y mira que la hemos visto).

Más allá de reflexionar sobre la vuelta de tuerca a los cuentos clásicos o sobre la increíble banda sonora, me quedo con dos cosas de esta película: con cada minuto de Streep en pantalla (es una masterclass...), pero sobre todo, con cierto mensaje... "Cuidado con las cosas que dices, los niños te escuchan; cuidado con las cosas que haces, los niños te ven... Y aprenden".

Una película para padres, mucho más que para hijos...


5. "Babadook"

Como todas las grandes películas, no deja indiferente: o la odias o la amas. Hay quien no ve nada más allá del monstruo, y hay quien ve toda una metáfora sobre el peligro de reprimir ciertos sentimientos. Yo soy del segundo grupo.

La crítica en profundidad, aquí. Y cuidado con abrir (o tratar de esconder) ciertos libros...


4. "It Follows"

Como dice mi amigo Fran Villalba, "la película de terror del año". De nuevo, la crítica en profundidad y el trailer original aquí.

"Hypsterror" o terror cool, como prefieran llamarlo, pero en unos años, al igual que "Babadook", esta será una película de culto... Sólo la música ya fue toda una sorpresa. Tiempo al tiempo...


3. "Del Revés"

Y he aquí la película más original del año, de la década...

Yo sólo me imagino esa primera conversación en la que, quien tuvo la idea, la dijo por primera vez en voz alta... Y le dejaron hacer la película. Una auténtica maravilla de imaginación, emoción y mensaje... Que me estoy convirtiendo en un viejuno sensibloide, vamos.


2. "Birdman"

Probablemente, la película del año... Al menos, para los Oscar así fue. Un plano secuencia trucado (pero magníficamente trucado) que nos lleva de la mano por el camino de redención de ese actorazo que demostró ser Michael Keaton... Y que se merecía haber ganado el Oscar al Mejor Actor sin ninguna duda.

Sobrevalorada según muchos (cada vez más), a mí me sigue pareciendo una gozada para cualquiera que se dedique a este oficio... Aunque igual hay que dedicarse a este oficio de corazón para que la película te toque más allá del artificio, y empatices con todos los pájaros en las cabezas de esos personajes tan insoportables como conmovedores...

Actores... ¡Quién nos aguanta!


1. "Whiplash"

Sin duda, mi película favorita del año.

Jazz, un guión espléndido, jazz, un montaje frenético... Jazz... Y toda una película sustentada sobre el impresionante trabajo de dos actores: Miles Teller (injustamente olvidado por todos los premios que habría merecido), y J.K. Simmons... Que arrasó con todos los premios de la temporada como arrasa su personaje con los nervios (y los dedos) de sus alumnos.

Para mí, si existe una película casi perfecta, es esta.


Y esto, queridos... Ha sido todo.

Disfruten este día. Les deseo que el año nuevo les traiga muchos buenos ratos en una butaca, con palomitas... Y si es en buena compañía, mejor.

¡FELIZ AÑO NUEVO!

Nos vemos en el cine.

0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)