4/12/15


Es sorprendente cómo algunas de las sagas más cuestionables pre-"Secret Wars” van a continuar teniendo vigencia en el universo Marvel una vez que sea relanzado con todo el asunto de “All New All Different”. Me refiero en concreto a “La Muerte de Lobezno”. Y es que el bueno de Logan del universo 616 va a seguir bien muerto de momento, y aunque ya sabemos que hay otro Lobezno ahora mismo pululando por ahí, no es exactamente el nuestro.
Diseño de Lobezna por David López
Pero de esa serie ya hablaremos cuando toque. Hoy nos vamos a centrar en otro Lobezno o Lobezna o X-23, porque la chica ha tenido ya unos cuantos nombres. Me estoy refiriendo claro está a Laura, el clon femenino de Arma X que sólo tiene dos garras en cada mano, pero para compensar incluye una en sus pies. Esta es la segunda ocasión que consigue serie propia. La primera vez no fue muy bien, ¿le irá mejor ahora?

Para empezar la serie tiene el gancho del diseño de la nueva Lobezno, porque Laura se va a definir a sí misma de esa manera, fuera complejos y tapujos. Y tiene un uniforme que personalmente me gusta bastante, aunque es cierto que a los más frikis del lugar les puede recordar al de Wild Thing, la hija de Lobezno y Elektra del MC2 que daba un poco de ascopena, pero eso son detalles.

Luego tenemos el ritmo que Tom Taylor le ha metido, porque las 32 páginas de este primer número se leen en un instante y rebosan acción de la buena. La historia arranca con Laura persiguiendo en París a un grupo de atacantes desconocidos y la batalla se traslada a la Torre Eiffel. En un solo número consigue crear un nuevo enemigo (nuevo y viejo a la vez) y además rescata a el Ángel como soporte aéreo de Laura. Y qué soporte, porque además hay que recordar que mantiene los poderes que consiguió en el transcurso de la saga “El Vórtice Negro”.

Ahora está mejor cubierta que nunca
Tom Taylor es un guionista capaz de poner todo patas arriba en poco tiempo. Ya lo ha demostrado en “Superior Iron Man” y sobre todo en “Injustice: Gods Among Us”, y con el cliffhanger final consigue que además quieras leer el siguiente número a toda leche. Además saca incluso tiempo de meter un flashback de Lobezno y Laura de la época de X-Force, cuando vestían el uniforme negro y eran una unidad de asesinos de élite a las órdenes de Cíclope.

No vamos a terminar sin hablar del sensacional dibujo de David López. El español sigue narrando a un gran nivel y da gusto ver lo claritas y limpias que son sus páginas. No satura y nos permite disfrutar de su estilo a la perfección.

Lo de siempre, a falta de un Young, bueno es un Campbell

En España todavía no sabemos lógicamente como publicará Panini Comics esta colección o si la publicará, porque si mal no recuerdo parte del material del volumen anterior está inédito. Aunque siendo los autores los que son, yo apostaría porque acabará saliendo en tomo.



0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)