18/11/15


Marvel Comics sigue apostando fuerte por la franquicia de “Star Wars”, que está a punto de cumplir un año desde que volviese a “La Casa de las Ideas”. Desde entonces cada tebeo que han publicado ha sido un completo éxito de ventas como nunca hasta la fecha. Ni siquiera Dark Horse, cuando se estrenaron las precuelas, lo petó tanto en ventas (y eso que se vendía más antes que ahora). Pero con Marvel la cosa está disparada.

 
El motivo a mi entender es bastante más simple de lo que parece, y es que Marvel Comics ha apostado por los personajes creados por George Lucas y ha puesto toda la carne en el asador poniendo a autores punteros con resultados dispares en cuanto a calidad pero absolutamente exitosos en lo comercial. Una de las últimas miniseries lanzadas (otra clave del éxito, sólo tres series regulares y el resto series limitadas) es la dedicada a Lando Calrissian, lanzada con el simple título de “Lando”.


Escribiendo contamos con Charles Soule, uno de los niños mimados de la nueva Marvel y que también lo ha petado en DC, Image Comics y Valiant. Un tipo que vale para todo. Abogado de profesión, es un tipo que sabe darle a sus guiones una mezcla equilibrada de humor y aventura, muy en la línea de las películas ochenteras de la factoría Amblin. Un tono muy apropiado para las aventuras de este sinvergüenza encantador que sabe ganar las batallas con su ingenio y sus palabras (palabras entre las que difícilmente estaría "hostia", como se puede apreciar en la traducción de Planeta Cómic) y que sabe retirarse a tiempo.


Con estos mimbres nos llega este primer número de Lando, ambientado antes de que se convirtiese en un “respetado” hombre de negocios y regente de la estación Vespin. Supongo que todavía no habría perdido a las cartas el  Halcón Milenario. Ya con la primera escena en la que se homenajean las películas clásicas de espías con una mezcla de Indiana Jones, queda claro que la diversión y la acción estarán aseguradas.

La trama es bien simple: Lando debe pasta a un prestamista que ríanse ustedes de Jabba el Hutt, y para saldar su deuda tendrá que echarle el guante cual amigo de lo ajeno a un objeto que pertenece a una de las personas más destacables de la Galaxia conocida... y no vamos a decir más XD


Antes hablamos del guionista, pero vamos también a dedicarle unas palabras al dibujante, porque no es otro que Alex Maleev, el genial responsable de una de las mejores etapas gráficas de “Daredevil”. A priori su estilo podría parecer demasiado oscuro para esta historia, pero lo cierto es que queda francamente bien y dibuja como nadie los lugares más sórdidos de Mos Easly y similares.

Por aquí vas bien Marvel, muy bien.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)