24/11/15


Hola amiguitos, aquí estamos un día más con nuestra/vuestra ración de cómics Marvel. Hoy toca reseñar una nueva miniserie de “Secret Wars”, en este caso protagonizada por Iron Man, personaje estrella de La Nueva Casa de las Ideas, pues su número uno  dentro de All New All Different Marvel y escrito por Brian Michael Bendis ha sido con diferencia el cómic más vendido de todo el mes de noviembre con casi 180.000 copias, ahí es nada… pero no nos vayamos por las ramas.
 
El personaje de Spider-Gwen ha molado tanto que tiene sus propias covers alternativas
 “Armor Wars” está situada en el dominio número cinco del Campo de Batalla creado por el Dios Muerte y está gobernado por el Barón Stark, el Marshall correspondiente es el Thor Rhodes (con un diseño que recuerda poderosamente al personaje “Steel” de DC Comics) y el dominio responde al título de Technopolis.

La historia de esta pintoresca ciudad es la siguiente: un buen día surgió una plaga mortal para el ser humano y la única solución para que todos puedan vivir y no estar el día entero replegados en sus hogares es portar una armadura diseñada por Tony Stark, quien tiene turbios negocios con Wilson Fisk y se encuentra en guerra permanente con su primo Arno Stark. Con este detalle se retoma la relación original de los personajes y no la creada por Keron Gillen en su breve etapa en el Hombre de Hierro.

Cada cierto tiempo Spidey acaba en una armadura
Ya os he contado cual es el leivmotiv de la historia, definido perfectamente y muy bien escrito por el veterano guionista James Robinson, quien siguiendo la estela de otros títulos como “Thors” crea una historia que principalmente es policíaca, partiendo del asesinato del Spider-Man de ese mundo y cómo su muerte afecta a sus seres queridos. A partir de aquí los acontecimientos se disparan; conspiraciones, falsas alianzas y sobre todo muchos trapos sucios que ninguno de los mandamases o aspirantes al poder de Technopolis quieren que salgan  a la luz.

Aunque nos lo prometieron, no, no hay Iron Galactus que valga
“Armor Wars” empieza un poco titubeante, pero a partir de la mitad del segundo número engancha bastante, sobre todo gracias a su estética ciberpunk y la posibilidad de ver todas las armaduras habidas y por haber de Iron Man, así como otros seres robóticos clásicos del tipo del Hombre Máquina. Encargándose del dibujo contamos con Marcio Takara que empieza bien, pero al contrario que Robinson se va desinflando poco a poco y sus últimos números son bastante inacabados, aunque su narrativa para las escenas de acción me ha gustado mucho. Eso sí, se nota bastante que le moló "Pacific Rim", porque el diseño de una de sus armaduras gigantes es clavadito al de Gypsy Danger.

Nos vamos quedando sin palabras para elogiar al gran Skottie

En España podéis leer esta miniserie dentro de la cabecera de Iron Man en los números 57 a 61 de su colección actual. La historia se encuentra en curso en este momento.



0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)