15/11/15


Quién me lo iba a decir. Toda la vida pensando que "Los Teleñecos" eran una creación de Jim Henson, y que sus derechos le pertenecían a él (y luego a sus herederos) y resulta que no, que las que tienen la última palabra con Gustavo, Peggy y compañía son las "One milliom moms". Bueno, o eso se creen ellas. Pero es que hablamos de una organización que, sin proponérselo, muchas veces hace más gracia que "El Mundo Today", que ya es difícil.

¿Y a qué viene todo esto? Pues que esta organización compuesta por integrantes que echarían de sus filas a Ned Flanders por considerarlo una mala influencia, ha puesto el grito en el cielo con la nueva serie de "The Muppets" de las que ya les hablamos hace unas semanas.

Que sepáis que eso, ESO es PECADO
A saber. Se anuncia serie nueva de Los Teleñecos. Las integrantes se sientan a verla con sus impresionables hijos (hijos que no sé cómo nacieron, porque de verdad que no veo a esta buena gente practicando sexo. Y sí, me estoy ensañando, lo sé y me parece genial) esperando ver un poco de cumbayá y chistes blancos blanquísimos...y se encuentran con una serie plagada de mala leche y con referencias sexuales. Más de un miembro seguro que tuvo que echarse lejía en los ojos.

Las personas normales, al ver una serie que no les gusta, sencillamente dejarían de verla. Pero no, qué coño, ellas son las "One milliom moms". Y como están convencidas de que los creadores del show "han arruinado a los Teleñecos" metiendo chistes sobre sexo "que a ver cómo se los explican ellas a sus niños" (denles unos pocos años y ya no tendrán que explicarles nada, créanme) han empezado una campaña para que ABC cancele el programa. Porque lo que han hecho es una vergüenza.

Deja que tu voz sea escuchada...si nos gusta lo que dices
Lo que me indigna del caso no es, por supuesto, su beatismo, que no entiendo ni comparto pero, a diferencia de lo que ellas hacen, sí que respeto (los chistes crueles que lanzo tienen que ver con lo que contaré a continuación, no con sus creencias). Pero me toca mucho las narices que, como no les gusta algo, consideren que tienen la obligación y el derecho (a lo Juana de Arco) de decidir qué es mejor para el mundo. Para esos padres que no se escandalizan, para esos adultos como yo que disfrutan la serie... todos tenemos que jorobarnos porque ellas (o ellos, o quienes coño formen parte de esa estupidez) creen que el planteamiento de "Los Teleñecos" no es apropiado.

Y he ahí el quid de la cuestión. Que los únicos que realmente tienen poder de decisión son las personas que tienen sus derechos. El resto, pues podemos estar de acuerdo, no estarlo, premiar su esfuerzo viendo la serie o castigarles dándoles la espalda. Pero no tenemos el derecho de decidir qué pasará a continuación.

¿Volverán algún día a ser pareja Gustavo y Peggy? Que las One millioms moms lo decidan...
El orden de los factores aquí si altera el producto. Si yo hago que Gustavo y Gonzo comiencen una relación homosexual, por ejemplo, la ABC puede decidir impedirme seguir con mis paranoias para proteger a sus personajes. Pero, si al revés, la ABC es quien decide convertir a las dos marionetas en pareja, yo podría extrañarse, enfadarme o no entenderlo. Pero, desde luego, no podría impedírselo.

Es una regla básica que aprendí de pequeño, viendo "Barrio Sésamo". Pero sólo se aplica a gente coherente, no a fanáticos descerebrados que creen que han sido elegidos para purgar el mundo de todo indicio de pecado.

Podría seguir haciendo sangre. Hablar de cómo han cargado en los últimos años contra "Glee", "Lucifer", "Drácula", "666" y, para abreviar, cualquier cosa en la que aparezcan monstruos, el demonio u homosexuales, que en su cabeza son todo lo mismo (es más, imagino que tienen una alerta que les avisa para palabras claves).

Cuidado...son Gayerssss
Podría, pero en realidad, mala leche aparte. sólo quería decir algo tan simple como que, afortunadamente, el mundo se mueve merced a unos principios de tolerancia diferentes a los que "One millions moms" practican. A mí su asociación me parece aberrante. Pero no voy a empezar una campaña para obligar a que la cierren porque, ¿saben qué?, están en su derecho de tenerla.

(Aunque en el fondo a mí lo que realmente me preocupa es que la audiencia de "The Muppets" esté cayendo en picado y hayan tenido que cambiar de showrunner. No, no puedo consentir que cierren la serie. ¡La ABC tendrá que plegarse a mis exigencias!)


0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)