5/11/15


Supongo que a estas alturas Hulk no necesita ningún tipo de presentación. Los más viejos del lugar le conocerán por la serie de Lou Ferrigno y su otro nombre, “La Masa”, y los más jóvenes lo habrán hecho por las recientes películas de "Los Vengadores" y la cantidad de merchandising que genera.
Lo que la mayoría de ambos colectivos desconocerá son las distintas fases por las que pasó el personaje a lo largo de su historia. Un Hulk salvaje, un Hulk inteligente, un Hulk que se desliga de Bruce Banner, un Hulk Rojo… toda una montaña rusa a lo largo de décadas que tuvo su pico máximo de popularidad cuando Byrne y/o Peter David tomaron las riendas de la colección del conocido como coloso esmeralda.

Ya en los 80, de la mano de Bill Mantlo y Sal Buscema, vivimos una de las mejores aventuras que se habían contado hasta el momento con Hulk como protagonista y de la que “Planet Hulk” bebe, y mucho. La conocida como saga de “La Encrucijada”, que muchos de nosotros no pudimos evitar recordar según avanzaba la trama, ya que en ambas sucede un hecho común: el exilio del personaje.
Si molestar no molestas...pero si no vienes mejor...
Se puede decir que Hulk, aun siendo miembro fundador de Los Vengadores y miembro durante mucho tiempo de Los Defensores, no es muy dado a afiliarse con nadie o confiar en aliados. Eso no quita para que se preste a ayudar a Nick Furia (o uno de los tantos muñecos que le suplantan) cuando éste le pide poner en jaque un satélite descontrolado en el espacio, circunstancia que aprovecharán los conocidos como Illuminati (un grupo selecto que se montaron los más guays de la clase) para mandar bien lejos a nuestro gigantón para que así deje de ir jodiendo cosas ahí por donde pisa en la Tierra, no sin antes tener el detalle de comentarle que acabará en un planeta de lo más placido.
LOS COJONES.

Ninguno nos tomaríamos tal acto de traición con buen talante, y estaba claro que lo primero que iba a hacer Hulk era romper todo aquello que tuviera delante, haciendo que la trayectoria no fuera la establecida en un principio, consiguiendo así dar con sus huesos en el planeta Sakaar, en donde durante 14 números veremos cómo es apresado, convertido en gladiador, cómo se convierte en líder rebelde y cómo finalmente consigue derrocar a los líderes de Sakaar para convertirse en monarca de dicho planeta, trayendo consigo la paz y la tranquilidad tanto a sus habitantes como a sí mismo... sin que en ningún momento recordemos la razón por la que llegó allí. Pero que cuando lo hagamos, no dejará indiferente a nadie.

Como decimos, vemos a un Hulk enamorado, feliz, tranquilo, en paz, que incluso está esperando un hijo, hasta que le quitan todo eso de un plumazo, ya que el núcleo del satélite con el que llegó allí amenaza con volarlo todo en pedazos, llevándose consigo todo aquello que enumeramos.
TODO.

Greg Pak, el guionista que escribió esta extensa aventura interplanetaria, consigue que ames a Hulk, que le respetes, que le sigas allá donde vaya en el momento que se convierte en líder, pero sobre todo consigue que odies a los Illuminati. Que quieras acompañar a Hulk en esa venganza en la que se convertiría “World War Hulk”. Empatizas con el personaje como pocas veces se ha hecho.

En la parte gráfica nos encontramos a Carlos Pagulayan repartiéndose el trabajo con Aaron Lopresti, sin que ello suponga un cambio drástico en la lectura de la historia, cosa que es de agradecer. Mención aparte merecen las increíbles portadas de Jose Ladrönn, sencillamente espectaculares cada una de ellas.


Si bien la historia en sí es una delicia y en ningún momento quieres que termine, hay que darle una segunda vuelta de tuerca a las razones del exilio de Hulk a nivel editorial, que no fue otra que sacar a nuestro héroe de la inminente “Civil War”. Es evidente que, en el caso de que Hulk hubiese elegido cualquiera de los bandos, éste se hubiese visto reforzado sobremanera en relación al otro, fórmula que, por lo que se nos mostró al final de la segunda película de "Los Vengadores", han optado por repetir en el universo cinematográfico.
Ahora bien, según los rumores, sí que tendremos Hulk en la tercera entrega de "Thor", de la que se ha filtrado poca información, pero en la que se comenta que no se desarrollará ni en Asgard ni en la Tierra… sino en un “planeta lejano”.

¿Supondrá esto la llegada de “Planet Hulk” al universo cinematográfico Marvel como ya adelantamos en su momento? Joder, espero que sí, aunque me suponga ver a nuestro compañero Txema SG en una situación que hará que me arranque los ojos.


Panini reunió todo lo relacionado con “Planet Hulk” (serie principal y complementos) en un maravilloso tomo INTEGRAL dentro de su línea Marvel Deluxe. Dicho tomo es una ocasión perfecta para iniciarte en la lectura del personaje o, en caso de que ya lo conozcas, estás ante su mejor obra publicada en lo que llevamos de siglo.



0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)