26/11/15


Hola amiguitos, hoy en TodoMarvel toca hablar de una de las ideas más bizarras que ha tenido Marvel Comics en lo que va de siglo: “Marvel Zombies”. Este apelativo, que es por el que se conoce a los fans acérrimos de la editorial en las últimas décadas, fue llevado a la literalidad en una miniserie de cinco números publicada entre finales de 2005 y mediados de 2006 que contó con un éxito descomunal.

La miniserie fue escrita por el desconocido por aquel entonces Robert Kirkman, creador y guionista de “The Walking Dead”, autor que antes de petarlo mediáticamente ya triunfaba con esta serie y con “Invencible” y que tuvo un periplo en Marvel poco destacable salvo por la historia que nos ocupa. Sin embargo, y al contrario de lo que se piensa, no fue Robert Kirkman el creador de estas versiones no-muertas de nuestros héroes y villanos favoritos. El creador fue Mark Millar durante su etapa en “Ultimate Fantastic Four”, donde el Reed Richards adolescente se encontraba con una contrapartida adulta que parecía que sería el de la Tierra 616, pero la sorpresa estaba en que en realidad era un zombi devorador de carne buscando otros mundos que asolar.


Ahora ya volviendo a la miniserie que nos ocupa, ésta empieza a saco con un puñado de versiones zombis formada por Hank Pym, Spider-Man, el Capitán América, Hulk, Lobezno o Iron Man persiguiendo a Magneto, que es uno de los pocos supervivientes a la masacre junto con sus acólitos del Asteroide M. Las imágenes que nos ofrece el dibujante Sean Philips son bastante grotescas, con muchos de los personajes que conocemos devorando y desmembrando a otros, pero todo está hecho con tanta gracia que resulta la mar de simpático.


Cabe destacar que Robert Kirkman le infunde a la serie un toque de humor negro que es muy agradecido, la verdad. Se lee en un santiamén y es sumamente disfrutable, porque sabe pillar el punto a estas versiones grotescas de superhéroes. Por ejemplo Spider-Man siente remordimientos por haberse comido a su tía y a su mujer y Hank Pym, que guarda un terrible secreto, intenta recuperar la cordura para investigar y revertir esta circunstancia.


La trama principal aborda el problema de que los Marvel Zombies se están quedando sin comida y la opción de comerse unos a otros no está contemplada porque su sabor es horrible. Entre escaramuza y escaramuza tendrán que solventar este problema hasta que un buen día la Tierra queda condenada por la llegada de Galactus y ya os podéis imaginar cómo termina todo el asunto XD.


Aunque si hay un aspecto por el que la miniserie ha pasado a la historia, además de por haberse vendido como churros y comenzar todo un fenómeno, es por las portadas de Arthur Suydam. Este genial ilustrador especializado en el género de terror realizó una docena larga de cubiertas donde se homenajeaban portadas clásicas de la editorial. Además cada número tuvo varias reimpresiones con su correspondiente portada nueva. Todo un filón.


En España podéis encontrar esta miniserie junto a su secuela, los números de “Ultimate Fantastic Four” y el one-shot donde se explica cómo todo se fue a la mierda en el volumen Deluxe de Panini Comics “Hambre Insaciable”.



0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)