24/11/15


Os voy a pedir a todos que prestéis mucha atención al siguiente artículo, porque en él voy a hablar tanto de uno de los tebeos más cojonudos que he leído en mucho tiempo como de la editorial que lo ha publicado. Me refiero a “Esto Vende: The Very Best of Sergio Bleda” y Grafito Editorial.

Flipad con la narrativa de la escena
 
Los chicos de Grafito Editorial son nuevos en esto, apenas llevan un puñado de títulos en el mercado (que podéis encontrar aquí) pero desde luego ya tienen las cosas mucho más claras que algunas de las editoriales grandes de este país. Para empezar hay un detalle que me encanta, y es que también apuestan por el cómic digital, pero a un precio popular y competitivo. Para que os hagáis una idea, si sus tomos impresos rondan los 17 pavos, el mismo cómic digital lo encontráis por unos 3 o 4 euros. Desde luego una ganga.


Detalle del mini cómic incluido en "Esto Vende"

Otro aspecto de Guillermo y Yolanda (editores la mar de majos) que me encanta es que se dejan la piel en el cuidado de sus publicaciones (tapa blanda con sobrecubiertas y multitud de extras) y en la promoción de sus autores. Son accesibles a más no poder y en mi caso no han hecho otra cosa que facilitarme el contacto con Nacho Fernández o con Sergio Bleda (en breve leeréis una entrevista al autor en Todoocio3D) y desde luego que estoy encantado.

Ahora, sobre el cómic que nos ocupa, deciros que se trata de una recopilación de historias cortas de Sergio Bleda – en casi todas las ocasiones como autor completo – publicadas entre los años 1991 a 2010. Un margen temporal lo suficientemente grande para poder hacernos una idea bastante ajustado del autor. Desde el Sergio Bleda primerizo, pasando por el Bleda amante de Moebius, del cómic europeo, el más rebelde y reivindicativo, el más picante y en definitiva el Sergio Bleda más personal.

Lámina firmada y numerada de regalo con el tomo
Poco se puede decir que no se sepa de este gran autor albaceteño (y que Carlos Pacheco radiografía a la perfección en su sensacional prólogo) y poco puedo añadir yo, pues es uno de mis autores patrios favoritos desde que lo descubrí hace una eternidad con la miniserie “El Baile del Vampiro” publicada en la línea Laberinto de Planeta de Agostini y su posterior one-shot precuela, “Inés 1994”. Sólo quiero añadir que me ha encantado su “Duérmete Niña” de Dolmen o la saga “La Conjura de Cada Miércoles”.

La prueba de que las láminas están numeradas XD
Por eso cuando aquí he podido echarle el diente a varias historias cortas más sobre “El Baile del Vampiro” y a su historieta con “Los Reyes Elfos” de Víctor Santos (aunque ésta ya la tenía), me he puesto muy contento. Me han flipado sus relatos de ciencia ficción llenos de crítica política o las recopilaciones de relatos eróticos (jamás me podré volver a comer un chicle de la misma manera) así como sus pinitos fanzineros como dibujante. Ahora bien, nada como las dos historias más largas del tomo: la dedicada a los bandoleros y la que rinde tributo a un autor olvidado como es José Antonio de Huéscar.

Meta y mala leche a partes iguales
Por cierto que si estáis leyendo el tebeo y os da la sensación de que os perdéis – a mi me pasaba – y que no sabéis de donde sale cada cosa, no os desesperéis, que al final del tomo hay una completa (y descacharrante) explicación al respecto.

Compra obligada.



0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)