28/11/15


Hace no mucho hablaba de lo muy mosqueado que estoy con Marvel por no dedicar ninguna de las más de 60 series regulares que ha lanzado con motivo del “All New, All Different” a “Los 4 Fantásticos”. Este mosqueo aumenta considerablemente si tenemos en cuenta que La Casa de las Ideas pretende potenciar aunque sea por encima de sus posibilidades a unos personajes como Los Inhumanos, ya saben, sus nuevos mutantes. Este grupo de seres con poderes está recibiendo series regulares a cascoporro, hasta el punto de que incluso Karnak ha conseguido la suya propia.
 
De cualquier cosa se saca una portada alternativa hoy día

Karnak, ya saben quién es, esa mezcla del Avispón Verde mezclada con un cubo de reciclaje (al menos en su diseño original) que tenía el don de encontrar siempre el punto débil de las cosas. Conceptualmente su poder tiene muchas posibilidades, pero a priori una serie suya no me interesaba especialmente. Pero amigos, si al final resulta que la escribe Warren Ellis la cosa cambia mucho.

¿Una bala partida en dos? Lo normal para Karnak
Warren Ellis lleva unos años picoteando en Marvel aquí y allá. Nunca se queda más de un arco argumental, por lo que es de suponer que en “Karnak” no hará una excepción. En este tiempo le hemos visto realizar trabajos meramente alimenticios como “Vengadores Reuníos”, algunas cosas muy divertidas como “Vengadores Secretos” (donde aplicó la acertada fórmula de “Global Frequency”) y luego hay pequeñas obras maestras como “Caballero Luna”.

Pues bien, sin miedo a equivocarme he de decir que “Karnak” está incluida dentro del último grupo. Este primer número es sencillamente perfecto; plantea una trama, presenta al personaje y deja con ganas de más. El Karnak que aquí nos encontramos hace las veces de mentor de los Inhumanos de nuevo cuño gracias al desenlace de la saga “Infinito”. Los recluye en “La Torre de la Sabiduría”, sobre la que de momento sabemos muy poco.

Pose guay antes de liarse a hostias
Warren Ellis consigue adentrarnos en la trama con un personaje protagonista que es de pocas palabras. Además mete sus típicos chascarrillos y tiene momentos bastante cómicos, como la ceremonia de recepción con Coulson y Simmons (la de “Agents of Shield”) recibiendo a Karnak en el Ártico. Ellis también presenta a los que serán los nuevos villanos de la serie, una célula renegada de Hidra que quiere ponerle fin a los Inhumanos, paso previo a hacerse con sus dones, claro está.

Este número contiene también mucha acción y un uso completamente imaginativo de los poderes de Karnak con su habilidad llevada al infinito, capaz de ver el fallo en la trayectoria de una bala o el fallo en la conversación de una persona para saber si le está mintiendo. Y claro, cuando se pone a sembrar hostias es donde podemos disfrutar de la habilidad de Gerardo Zaffino, hijo de Jorge Zaffino, que se prodigó bastante en Marvel hace unas décadas. Zaffino Jr. consigue unos resultados espectaculares pese a su dibujo feísta y oscuro.
Un poco Kratos, pero la hostia de todas formas

Sobre su edición española doy por hecho que acabará viendo la luz debido al personaje y a sus autores. Supongo además que lo hará en formato 100 % ya que en grapa o similar es prácticamente una utopía.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)