29/10/15


Hay autores a los que sigo de manera ferviente. Uno de ellos es Nacho Fernández, genio del noveno arte al que le debo buena parte de mi afición, pues fue con su descacharrante parodia de "Dragon Fall" con la que me inicié en el mundillo del cómic como devorador y comprador compulsivo hace ahora veinte años.
 
De Nacho siempre me ha gustado su capacidad para crear mundos e historias fantásticas y de ciencia ficción, como las miniseries de "Starhounds" o aquella macarrada de "Midnight Rockets". Por eso cuando me enteré del desarrollo de "Los Mundos de Valken" y de su posterior lanzamiento por parte de la gente de puta madre de Grafito Editorial, puse este primer volumen como mi objetivo prioritario.


Me va a costar mucho hacer esta reseña. Primero, porque la historia puede parecer algo convencional, con una nación aparentemente próspera (sólo para los más ricos, como en el mundo real) que se extiende por toda la galaxia y el regreso de una amenaza de seres alienígenas en la forma del imperio Volg y la consiguiente guerra que inevitablemente estallará. Pues nada más lejos de la realidad.

Nacho se encarga de crear un puñado de personajes carismáticos y arquetípicos como son la tripulación de la nave Nimrod. Personajes multirraciales y multiculturales llenos de guiños cariñosos a la mitología de universos de ficción tales como "Firefly" o "Star Wars". Como sé que conocéis de sobra estos referentes, ya os podéis hacer una idea de lo que estamos hablando.


Las cien páginas de este primer tomo se leen con una avidez inusitada, se disfruta con los personajes, se sufre con ellos, te dan ganas de no pasar a la siguiente página por si su destino pudiera ser fatal porque en apenas un puñado de diálogos y bocadillos ya te has enamorado de los protagonistas. Esto es en parte posible porque hablan como tú y como yo, porque se muestran humanos a pesar de que su raza o especie pueda apuntar a otro camino.

Ya desde el punto de vista friki, se nota que el autor ha disfrutado a lo bestia con "Los Mundos de Valken" y que ha dibujado todo lo que le mola o inquieta. Tenemos montones de diseños conceptuales de naves, robots, armaduras de combate, alienígenas y bichos raros y un dibujo superdinámico, con una planificación de página muy pensada, con espacio para las escenas de acción y las batallas más frenéticas, y también para las más calmadas.

Destacar que Nacho Fernández, a través de sus personajes y de toda la trama de la lucha de poder entre casas y castas, realiza una radiografía de la actualidad, la critica con rabia e incorpora todo tipo de temas como son el racismo, la xenofobia, los horrores de la guerra y demás…


Para finalizar, no me queda más que alabar a la editorial Grafito por la impecable edición; encuadernación en rústica con sobrecubiertas, multitud de extras e incluso un póster desplegable con una historia corta. Así da gusto. Y si a alguien se le escapa del presupuesto los 17 euros que cuesta, pues se puede hacer con la edición digital por sólo tres pavetes. Por cierto, en breve os ofreceremos una completa entrevista con el autor. ¡No os la perdáis!



0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)