10/10/15


No sé si es que Paco Cabezas lo pasó mal durante el rodaje de "Tokarev" (y aunque fuera así, intuyo que no me lo va a confesar en la entrevista que tengo programada con él) o que simplemente le apetecía hacer algo más ligero, pero "Mr Right" es un afortunado regreso a sus inicios. Ni siquiera a sus inicios como director, sino a aquella época en la que escribió la divertidísima "Sexykiller".

Aquí el guión no es suyo, sino de Max Landis (el hijo de John y del que hablamos hace poco, ya que también es el autor del librero de "American Ultra"), pero si me dicen que es del propio Cabezas me lo creería. Porque hay un gran número de gags, de frases, de situaciones divertidas marca de la casa. Decía ayer el director, antes del pase, que se lo habían pasado muy bien rodando la cinta y que era un canto a la felicidad. Y vaya si se nota.

En el fondo, "Mr Right" es una comedia romántica que sigue las reglas del género (con algún matiz). Asesino a sueldo con problemas de conciencia conoce a chica. Asesino pierde a chica. Asesino recupera a chica porque en el fondo ella también está como una cabra.


No sé qué tiene el tema de los asesinos a sueldo, que da lugar a grandes comedias ("Grosse Pointe Black", la peli de John Cusak, siempre tendrá un hueco en mi corazón). Y "Mr Right" lo es. Una comedia que necesita del espectador que olvide todos sus prejuicios, que abra un poco la mente y que intente simplemente ser feliz disfrutando de una trama enloquecida (a ritmo de narices de payaso y cuchillos) en la que, si intentas aplicar las reglas de lo verosímil, van a pasar un muy mal rato.

Gran parte del éxito de la película reside en su afortunado elenco, que está en estado de gracia. Anna Kendrick y Sam Rockell son dos de estas estrellas que caen bien, que saben cómo humanizar sus personajes y que sientas como que los conoces de toda la vida. Aparte de que ambos tienen una envidiable vis cómica, que aquí sacan a relucir (y de qué manera).

A su lado, como secundarios, nos encontramos a dos actores que son capaces de ofrecernos grandes interpretaciones (sobre todo el primero) o truños infumables, dependiendo de cómo estén dirigidos: Tim Roth y Rza. Pues bien, sólo puedo decir que ambos están magníficos y que lo que dije de Rockwell y Kendrick sobre su timming cómico es igualmente aplicable.

No hay más imágenes de "Mr Right", así que toca poner algo de la premiere en Toronto
Y esto es debido a que el otro gran acierto del film es la dirección de Paco Cabezas, que está claro que cree a muerte en el proyecto y transmite su energía y buen humor a la gran pantalla. Sus guiños, sus coreografías, el sentido del ritmo y, sobre todo, del humor, hacen que el film sobresalga de una marea de títulos que, de un modo u otro, inciden en la idea de que es bueno ser diferentes.

Porque, siendo sinceros, a Max Landis se le empiezan a ver un poco las costuras, y el guión de "Mr Right" le pasa un poco como al de "American Ultra", que se desinfla a mediados del segundo acto (las similitudes entre las dos pelis, a nivel estructural, son tan evidentes, al menos para mí, que hubo un momento, cuando hablan de un "programa del gobierno", que me pregunté si estarían haciendo referencia al otro título, como si convivieran en el mismo universo, al estilo de las pelis de Tarantino)

Pero, como digo, ahí están Cabezas, Kendrick y Rockwell para venir al rescate. Son ellos los que hacen que, en vez de perder el interés, tengamos curiosidad por saber cómo acaban las cosas para ellos, Aunque, en el fondo, ya sepamos lo que va a ocurrir. Porque, siendo sinceros, en realidad se trata de una comedia romántica al uso. Aunque sea diferente. Y fresca, Y muy recomendable.

Paco, haces grandes dramas ("Aparecidos" es una joya). Pero si decides quedarte más tiempo en la comedia, no seré yo quien proteste. Y si, como comentaste que te gustaría, algún día haces la segunda parte de "Mr Right", aquí tienes ya un espectador dispuesto a comprar la entrada.




0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)