31/10/15


Bram Stoker no tenía ni idea de la que iba a armar cuando, allá por 1897, publicó su celebérrima novela victoriana, epistolar, gótica... Y vampírica.

Cuando los compañeros de TodoOcio3D decidieron que cada redactor hablara sobre su "criaturita" favorita, yo lo tuve claro... Y es que tengo que hacer una confesión: soy un vampiro. No practicante, vale, pero vampiro al fin y al cabo. En mis largas noches de insomnio, desde mi más tierna infancia, descubrí el oscuro placer de las novelas y películas protagonizadas por gente pálida con una sed que no sacia el agua, con cierto aire romántico y tendencia a la depresión (cosa lógica por otra parte, si vives tropecientos años y tienes que ver cómo se va pudriendo el mundo)...

La cuestión es que la cultura del mundo, tanto en Oriente como en Occidente, siempre ha reservado un lugar en la sombra para las historias sobre vampiros: distintos nombres, formas, usos y costumbres... Pero la misma esencia. La propia novela de Stoker (una de mis favoritas de la literatura universal), está inspirada en un personaje real: Vlad Tepes, Vlad III, Príncipe de Valaquia (lo que hoy sería el sur de Rumanía), que fue apodado "el empalador", por su afición a dejar a sus enemigos en el campo de batalla en una postura nada aconsejable según 9 de cada 10 fisioterapeutas...


Según cuenta la leyenda, la sangre que se escurría por las lanzas servía para llenar tinajas colocadas en su base, para convertirse luego en una suerte de bebida isotónica del amigo Vlad... Un tipo entrañable, con cierto parecido a Diego el Cigala, ahora que lo miro...


Pero vamos, no voy a convertir este artículo en una gafapastada erudita sobre pasajes y personajes históricos como Erzsébet Báthory, la influencia de los vampiros en la literatura, desde Stoker a "La Historiadora", de Elizabeth Kostova, o las novelas gráficas sobre el tema... Más que nada porque escapan a mi dominio, así que les invito a que me recomienden alguna buena. Lo mío son las películas, así que, sin remontarme tampoco al "Nosferatu" de Murnau, voy a compartir mis películas de vampiros favoritas... Y les aviso desde ya: no, ¡"Crepúsculo" no está en ella! ¡Ni siquiera habla de vampiros! Habla de pubertosos inmortales con un problema grave de cutis y licántropos vigoréxicos que no ganan para comprar camisetas... Para eso prefiero ver "True Blood" en la tele, cuyos guionistas al menos ofrecen una buena vuelta de tuerca sobre el género, son más adultos y explícitos (en todos los sentidos...), y no ocultan que saben que la serie, a veces, es una ida de bola muy grande...

5. "Una Pandilla Alucinante"

No, no es una broma: es de las películas que con más cariño y admiración recuerdo de mi infancia, aquel Drácula imponente y carismático tuvo mucho que ver (aunque le acompañaba la plana mayor de los monstruos que ha parido la historia del cine)... Y no soy el único friky que siente debilidad por esta ochentada: sin ir más lejos, el compañero Txema SG ya le rindió su particular homenaje hace unos meses en este estupendo artículo.

Les invito a que lo lean... Y poco más que añadir. Sólo que, si alguien se entera de que algún genio decide reeditarla en Blu-ray, está tardando en avisarme...

Por lo pronto, y aunque en TodoOcio3D estamos absolutamente en contra de la piratería... ¡La película está en YouTube! Así que, hasta que se decidan a reeditarla, démonos el capricho:



4. "Drácula, un muerto muy contento y feliz"

No, esto tampoco es una broma: siento debilidad (y echo mucho de menos) a Leslie Nielsen, y Mel Brooks es el responsable de alguna de las mejores comedias de la historia... Y puede que este no sea el caso, pero yo no pude reírme más con esta parodia absurda y gamberra de una de mis películas favoritas, de la que ya hablaré después...

Todo, desde el acento hasta la peluca de Nielsen, es hilarante, y la propia (y grandísima) Anne Bancroft (esposa del director) se sumó a la broma en un cameo surrealista... Qué quieren que les diga, yo me río. Mátenme.



3. "Entrevista con el Vampiro"

Esta tiene casi más delito que las anteriores... Pero me quedo con lo bueno, que no es precisamente ese Tom Cruise sobreactuado (y sobreamanerado) en un auténtico bombón de papel, ni ese "beso" por los aires entre Cruise y Brad Pitt: basada en una novela de culto, cuenta con unos secundarios de lujo, una ambientación magnífica, y ofreció a Kirsten Dunst en su debut uno de los mejores trabajos de su carrera...

Para amantes de la novela... Y de los Rolling Stones.



2. "El Ansia"

Aquí ya me pongo serio: una de las primeras incursiones atípicas en este género, lejos ya de las creaciones inmortales de Bela Lugosi o Christopher Lee, nos ofrecía una visión contemporánea sobre el mito, llena de melancolía y un tono muy cool que, probablemente, influyera en todos los vampiros que llegaron después... Y un extraño, casi onírico y sexualmente embriagador triángulo amoroso formado por Catherine Deneuve, David Bowie y Susan Sarandon...

Nada más que decir. Puro placer cinéfilo.



1. "Drácula, de Bram Stoker"

Y he aquí la obra maestra... ¡Gracias, Francis Ford Coppola, por regalarnos "El Padrino" de los vampiros!

Gary Oldman se marcó, en mi opinión, una de las mejores interpretaciones de la historia del cine en esta revisión definitiva de la novela de Stoker... Y todo el conjunto conforma una obra de arte irrepetible: Anthony Hopkins reinventando a un Van Helsing canalla y nada estirado, los vestidos imposibles de la pobre Lucy, una dirección artística impecable y llena de detalles y reminiscencias de más de una fuente inspirada... La maravillosa BSO compuesta por Wojciech Kilar... Hasta el tema original de Annie Lennox, y por supuesto, un sinfín de planos y frases que quedarán para la historia.

"He cruzado océanos de tiempo para encontrarte"... Los pelos de punta.



Sí, se me quedan fuera las joyas clásicas, algunas rarezas como "Vampiros en La Habana", "Cronos" o "The Addiction", o sorpresas más recientes y más que destacables como la sueca "Déjame Entrar" (y hasta su remake americano)... Pero tranquilos, que como buen vampiro tengo todo el tiempo del mundo para seguir completando la lista...

Disfruten del visionado de las que puedan, y cuidado con caminar de noche por según qué calles, que a veces la sed aprieta...

Ah, y si deciden comen carne... No hagan caso de la OMS, disfruten de un buen filete poco hecho...

¡Ah! Y ya que estamos... Donen sangre. Siempre hace falta.



0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)