16/7/17


Terminamos nuestra "trilogía" dedicada a los grandes fracasos del cine hablando de las películas más ruinosas de la historia. Vamos, las que perdieron más pasta. Porque a pesar de lo duro de su fracaso, no es lo mismo lo que ha pasado con "Jem and the holograms", que costó 5 millones (de modo que, como mucho, sus responsables han perdido esa cantidad) que cintas que vieron cómo se evaporaban 50 y hasta 100 millones de dólares. Que se dice pronto.

Podríamos empezar a hablar de la inflación y ese tipo de temas (no es lo mismo perder 20 millones de dólares en 1980, por ejemplo, que en 2015. Lo de 1980 dolería mucho más...) pero no, para confeccionar este Top 10 nos vamos a fijar simplemente en el dinero objetivo que perdieron las cintas, independientemente del año en el que fueron estrenadas. 

Esto hace, por ejemplo, que "La isla de las cabezas cortadas" no aparezca en el ranking (está en el puesto 15, con 88 millones de pérdidas). Pero, si hiciéramos los correspondientes ajustes, sería la tercera, ya que esos 88 millones de 1995 serían como 137 de los de ahora. De modo que da las gracias, Renny Harlim, que te libras de aparecer en esta infame lista que hemos confeccionado...

Top 10 de mayores fracasos de la historia

10. Stealth


Corría el año 2005, y a Rob Cohen (ese artesano que, todo sea dicho, fue quien dio origen a la hoy multimillonaria saga de "Fast and furious") se le ocurrió dirigir una película sobre un avión militar al que se le iba la olla (al estilo HAL), con Jessica Biel, Josh Lucas y Jamie Foxx. Y a Columbia Pictures le pareció una buena idea darle 135 millones de dólares para que pudiera rodarla. Error.

De entrada, lo de ofrecer un papel secundario a Jamie Foxx en su momento de mayor esplendor quizás ya fue una premonición de que todo lo estaban haciendo de manera equivocada. Y los sólo 76 millones que recaudó a nivel mundial terminó de demostrarlo.

Total, que entre pitos y flautas (que a las pérdidas siempre hay que sumarle costes de publicidad y esas cosas), las pérdida se estima que fueron de unos 96 millones y medio de euros (96.533.564$ exactamente)

9. Sahara


Seguimos en 2005. Aquella época en la que ni Matthew McConaughey ni Penélope Cruz se habían convertidos aún en los monstruos de la interpretación que son hoy día (aunque ahora que lo pienso, uno de ellos sigue sin serlo, ni de lejos, por más Oscar a la Mejor actriz de reparto que le regalaran...)

En cualquier caso alguien en Paramount pensó que coger una novela de Clive Cussler, unir a McConaughey y Cruz, y poner de paso a Steve Zahn, era una apuesta segura. Una en la que merecía la pena invertir 160 millones de dólares...y al menos otros 50 en publicidad.

Y, a ver, que la peli recaudó sus buenos 119 millones. Pero habría hecho falta al menos el doble para que la cosa empezara a salir rentable. Total, 100 millones de dólares menos en las arcas del estudio (100.365.257$) y un ejecutivo al que a buen seguro le tocó empezar a buscar otro trabajo,,,

8. Jack the giant slayer


Bryan Singer es ese director que hizo "Sospechosos habituales", "X-men" 1 & 2 y entonces se vino arriba. Y comenzó a hacer pelis que iban perdiendo cada vez más dinero.

Aunque ninguna como ésta, en la que convenció a unas cuantas compañías para que invirtieran entre 185 y 200 millones de dólares para que él pudiera contar su versión de "Jack y las habichuelas mágicas". Algo que seguro que a él le parecía fascinante. Al resto del mundo no tanto.

Cuando recaudas a nivel mundial 197 millones de dólares y aún así la producción resulta un fracaso de los gordos, sabes que hay algo que has planteado muy mal. Porque lo cierto es que "Jack the giant slayer", en el ranking de películas más taquilleras de la historia, está en el puesto 1.084 (que, oye, no está mal). Pero al mismo tiempo es la octava de nuestro ranking con unas pérdidas estimadas de entre 86 y 102 millones de dólares (la oscilación es porque las compañías rara vez admiten el dinero que de verdad se han gastado. Pero háganme caso, por lo general la cantidad más elevada suele ser la auténtica)

Mala suerte. Siempre podría ser peor, Bryan. Podrían acusarte de haber abusado de un menor...oh, wait...

7. Pan


El ejemplo más reciente, hasta el punto de que la película aún está en cartel. Pero o súbitamente se produce un milagro (al estilo de cuando cierta película española, que no nombraré, aumentó su recaudación en un mil por ciento, casualmente para llegar a la cantidad exigida para lograr una subvención...) o la cosa no tiene visos de acabar bien para esta producción de Warner.

Joe Wright se gastó 150 millones de dólares en hacer su versión de Peter Pan. ¿Y cómo se lo pagaron los espectadores? Dejando sólo 93 millones en las taquillas.

El problema es la pescadilla que se muerde la cola. Cuando intuyes que tu peli va a fracasar te gastas más pasta en publicidad, lo que hace que la recaudación aumente, pero tu presupuesto también... y al final te quedas con un pufo de unos 103 millones de dólares (103.051.882$). 

Y pensar que a nosotros nos gustó...

6. R.I.P.D


Coges a Ryan Reynolds y a Jeff Bridges. De paso, te agencias a Kevin Bacon para hacer de malo de la función. Y tomas como punto de partida un comic, que todo el mundo sabe que eso es lo que pega hoy día. ¿Qué puede salir mal? Pues cuando te gastas entre 130 y 154 millones, todo.

A ver, Ryan Reynolds funciona...en algunas películas. Otras no las ve nadie. Lo mismo pasa con Jeff Bridges y Kevin Bacon, que tienen mayor prestigio que base sólida de fans. Y lo del comic está bien...si no hubieran elegido una historia semidesconocida de la que casi nadie había oído hablar.

Pero de todos modos eso da igual. Si R.I.P.D. terminó fracasando fue, sencilla y llanamente,,,porque la película era mala. Espantosa. Ya puede dar gracias de haber logrado 78 millones en taquilla, que son más de lo que merecía.

En cualquier caso, estamos hablando ya de una deuda de entre casi 91 y 115 millones de dólares. Que en su momento debió doler, pero con lo que ha recaudado Universal este año (entre "Fast & Furious 7" y "Jurassic World") creo que esa cantidad ahora mismo les debe parecer simples migajas...

5. El llanero solitario


Hay películas que nacen gafadas, y "El Llanero Solitario" es una de ellas. Cuando se anunció la película, todos nos miramos, pensando que eso podía ser un fracaso de los gordos. Luego llegó el trailer y cambiamos de opinión: pasamos a estar SEGUROS de que eso iba a ser un fiasco espectacular.

Y mientras les iba llegando el runrún de que la gente no esperaba precisamente la peli como agua de mayo, los ejecutivos de Disney se iban gastando más y más dinero en escenas adicionales...hasta que el presupuesto se disparó por encima de los 225 millones (posiblemente hasta los 250)

Y sí, la peli remontó el vuelo e hizo 260 millones en todo el mundo. Y sí, pese a eso está en quinto lugar en este ranking, con unas pérdidas estimadas de entre 95 y 120 millones de dólares (más posiblemente lo segundo). Menos mal que Disney tiene a "Marvel" y a "Star Wars" para lamerse las heridas.

(Qué curioso es el mundo del cine. Los mismos responsables - director, actor y guionistas - de uno de los mayores éxitos de la historia del cine, "Piratas del Caribe" son también los culpables de uno de los mayores fracasos).

4. John Carter


Otra más para Disney. Y otro caso de película que ya estaba maldita antes de su estreno.

En cualquier caso quizás la compañía debería habérselo pensado mejor antes de invertir 263 millones de dólares en el debut como director de películas de imagen real de Andrew Stanton (que también es cierto que venía de arrasar con sus trabajos para Pixar)

Y ojo, que ésta recaudó incluso más que "El llanero solitario": 284 millones de dólares. Pero cuando apuestas a lo grande, resulta que un taquillazo como ese no te da ni para pipas, porque aún faltaron otros 121.630.450 dólares para quedar a la par.

Por cierto, nunca he entendido el fracaso de la película, que particularmente me pareció más que digna. Los caminos de la taquilla son inexcrutables.

3. El guerrero número 13


Medalla de bronce para esta película de John "La jungla de cristal" McTiernan con Antonio Banderas, basada en una película de Michael Crichton. Lo que, a priori, parecen buenos mimbres para lanzarse a por todas. Pero claro, gastarse entre 100 y 160 millones (no de los de ahora, sino de los de 1999) quizás fue demasiado...

En cualquier caso no es la mejor adaptación de una novela de Crichton, no es el mejor papel de Banderas ni la mejor película de McTiernan. Y si lo vas sumando todo, te sale una recaudación global de algo menos de 62 millones de dólares, que se traduce en unas pérdidas para Touchstone de casi 130 millones de dólares (sí, es mucho menos si aceptamos que el presupuesto fue sólo de 100 millones. Pero entonces también podríamos aceptar que Papa Noel existe...)

Y aún tiene suerte, que si hubiéramos hecho el ranking con la inflación aplicada de la que les hablaba al principio, tendría el dudoso honor de ser la número uno en cuanto a fracasos sonados.

2. Mars need moms


Puedo entender que una peli de imagen real se salga de presupuesto. Actores, técnicos, condiciones meteorológicas, cosas que se complican... Vale, eso aún tiene un pase. Pero ¿una peli de animación?

Más aún, ¿a quién se le ocurre invertir 150 millones de dólares en una historia que está producida por Disney pero no es una peli Disney, ni Pixar, ni se basa en ningún gran éxito? Iré más lejos, ¿a qué gran visionario se le ocurrió que el carísimo sistema de Stop Motion era una buena idea?

Pues eso, que no quiero dármelas de Nostradamus, pero que la cinta se iba a estrellar en taquilla se veía venir. Y tanto. Aquí ni siquiera tenemos la excusa de "recaudamos mucho pero es que nos hacía falta aún más". No, en total sólo consiguió algo menos de 39 millones de dólares.

Si sumas una cosa y la otra, el resultado son 130 millones de dólares que salieron para no volver. Más o menos como lo del Stop Motion, que gracias al cielo parece que ya se pasó la fiebre.

1. 47 Ronin


Universal se lleva el gato al agua, convirtiéndose en el estudio que más dinero ha perdido con una sola película (no, si hasta que llegaron los taquillazos del 2015, lo cierto es que llevaban una racha de lo más lamentable).

Como no podía ser de otro modo, "47 Ronin" es otro de esos films en los que se acumulan los problemas. Porque cuando te has gastado 225 millones de dólares en una película cuyo único rostro conocido es el de Keanu Reeves, y éste apenas sale en el tercio final, bien no vamos. Y por mucho que empieces a hacer ñapas, la cosa no tiene visos de mejorar.

Logró casi 151 millones de dólares en taquilla... que era la mitad de lo que necesitaba para recuperar la inversión. En efecto, las pérdidas se estiman en 149 millones y medio. Algo me dice que el director (Carl Rinsch) va a tardar lo suyo en poder levantar otro proyecto (por ahora lo único que ha hecho después de su monumental fiasco es rodar un corto)


Eso es todo, ahora sí. Con esto concluimos nuestra pequeña saga de fracasos en la gran pantalla. Pero como le hemos cogido el gusto a esto de las cifras, no sé, quizás pronto le dediquemos algún artículo a las películas más taquilleras y/o más rentables. Más que nada para demostrar que en Hollywood a veces también se gana dinero... 




0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)