2/9/15

 
 El mundo del cómic tiene sus cosas raras, muchas de hecho, pero una de las más incomprensibles es que la miniserie de "Robocop VS Terminator", publicada por Dark Horse en 1992, hubiera estado inédita en España hasta finales del año 2014. 22 años que hemos tardado en ver publicado una de las miniseries más pasadas de rosca y posiblemente el mejor crossover entre franquicias cinematográficas publicado jamás, con permiso de la primera miniserie de "Alien VS Predator".


Además que en nuestro país había ganas de verlo publicado, porque el videojuego que lo adaptaba y que fue programado para las tres de Sega (Gamegear, Megadrive y Master System) por Virgin Interactive – cuando esa empresa todavía hacía cosas interesantes más allá de abrir gimnasios – llegó a España y era todo un derroche de violencia gratuita y acción. En Super Nintendo también hubo otra versión que nunca llegó a Europa.

Recuerdo correos de la época en tebeos de Norma de la línea Made In USA o de las distintas series limitadas de Aliens, Terminators y Depredadores varios donde se preguntaba incesantemente: "¿problemas de derechos?" Quien sabe, aunque es cierto que en aquella época Comics Forum publicaba en nuestros quioscos la serie regular de Robocop (una puta mierda) y también sacó al mercado la adaptación en prestigio de Terminator II dibujada por Klaus Janson… sea como sea, yo hace años que me la compré original USA vía Milehighcomics, aunque ahora también me he hecho con el tomo de Aleta.

Como muchos sabréis, Frank Miller se encargó del guion de "Robocop 2", que finalmente fue brutalmente fusilado y adaptado pobremente (no hay más que leer la miniserie dibujada por Juan José Ryp para darse cuenta) y parece ser que con "Robocop 3" (cinta terriblemente infantilizada) pasó algo similar. Así que cuando le ofrecieron escribir esta miniserie, se desquitó a gusto y encima con un Walter Simonson en estado de gloria ilustrando sus desvaríos. ¿Qué más se puede pedir?


"Robocop VS Terminator" encaja a la perfección en las mitologías de ambos personajes, y la acción transcurre en el futuro donde Skynet (que ahora inició su control como un sistema de inteligencia orbital) ha ganado definitivamente la guerra contra la humanidad. Como último reducto de la resistencia, una soldado de armas tomar (y un culo tremendo, como muestra la escena de desnudo gratuita que incluye gracias a Maese Simonson) consigue averiguar que Skynet tomó conciencia gracias a un policía más máquina que hombre llamado Alex Murphy, nuestro querido Robocop. Y con esto, pues toca viajar al pasado y liarla parda.

Son en las partes ambientadas en Detroit donde Frank Miller se desata a gusto y destila su particular mala leche. Describiendo una sociedad fascista, donde el ciudadano medio va armado hasta los dientes y donde cualquier delito se castiga con la pena capital. Para colmo, la representación principal de la policía son los Robots ED-9000, que aquí son representados más subnormales que nunca y que no saben filtrar la información que reciben. Un mundo capitalista, egoísta, donde no hay lugar para la compasión o el compañerismo.

Por supuesto el tebeo se lee con ganas, es espectacular y divertido e incluso invita a la reflexión (en su época todavía más) sobre como cada vez dependemos más de la tecnología y somos esclavos de ésta, en lugar de ser al revés. Sorprende el hecho de que los monólogos internos de Murphy, donde el dilema sobre que parte es más importante, si su alma humana o sus habilidades cibernéticas, sean el gran protagonista. De hecho este debate llevará a nuestro protagonista (el único personaje reconocible de la mitología de estos dos robots) hasta límites bastante más allá de cualquier cosa que hayamos visto hasta el momento.

Vamos a terminar hablando de Walter Simonsn. Y es que no me queda otra que quitarme el sombrero ante su maravilloso y desatado arte que podemos disfrutar en este centenar de páginas. Se nota que se lo pasó como un enano, o que le pagaron para que se lo pasase como tal, y encima se las apaña para dibujar uno de sus amados dinosaurios.
Si no tienes 18 años, abandona esta página
PD: La edición original incluía unos troquelables de Robocop, un T-800, ED-900 y la líder de la resistencia que podían separarse del cómic y montarse. Aleta no los ha incluido como tal, pero forman parte de los extras a modo de galería de ilustraciones.


0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)