23/8/15


Para que todos sepamos dónde estamos: me confieso fan de la saga "Scream". Sí, hasta de la cuarta parte. No me parecen joyas del género, pero sí películas de lo más entretenidas, que usan y abusan del lenguaje meta-referencial para contar, con mucho desparpajo, historias de siempre en la que los protagonistas se burlan de los tópicos...para acabar incurriendo en todos y cada uno de ellos.

(Por cierto, siempre he creído que el giro que necesitaba la saga "Scream" era la de tener dos asesinos...que no trabajaran juntos. Es más, imagino la secuencia: Sidney Prescott está escapando de uno de los asesinos enmascarados cuando se topan con otro, que parece sorprendido ante la escena. De este modo nadie, absolutamente nadie, estaría a salvo y sería mucho más difícil adivinar la identidad de los villanos. Pero estoy divagando...)

Por eso, cuando me enteré de que se preparaba serie de televisión de "Scream", me pudo la curiosidad por saber qué iba a salir de ahí y cómo iban a lograr mantener el interés durante toda una temporada. Porque en esta clase de historias, una vez que empiezan los asesinatos, resulta difícil dilatar la trama demasiado. Y no lo digo yo, sino uno de los protagonistas, en el primer episodio...en un claro guiño a que sus responsables son conscientes de dónde se han metido y que no tienen pensado tomarse demasiado en serio a sí mismos.


Lo curioso, lo fascinante del caso, es que consiguen su propósito. La primera temporada consta de diez capítulos, pero no se hace larga ni pesada. A decir verdad es como ver una de las películas de la saga, pero con más metraje. Y todo gracias a un perfecto dominio de las claves del género, es decir, personajes estereotipados, secretos a punta pala, constantes giros de guión, pistas que señalan a un sospechoso nuevo cada diez minutos...y, de vez en cuando, para que no nos olvidemos, algún que otro asesinato. Novedoso no será, pero aburrido tampoco.

"Scream", la serie, cuenta con nuevos protagonistas (ya no está Neve Campbell, que pese a lo bien que se conserva ya no pasaría por adolescente ni siguiera en el geriátrico que era "Sensación de vivir", pero sí una retahíla de niños y niñas tan guapos como inexpresivos) pero conserva el mismo espíritu de las películas, al que añaden un poco de "Sé lo que hiciste el último verano" e incluso de series teenager como "Smallville", en el sentido de cómo administrar las tramas de relaciones interpersonales y ese "ahora te quiero, ahora te odio, ahora debería decirte algo pero ya si eso te lo digo en el siguiente capítulo",


Es imposible no disfrutar con la coña de una protagonista tan tonta, tan pánfila, que ya no sabes si prefieres que el asesino la mate de una vez o que se siga regodeando en su estupidez (lo del final del episodio 7 es, sencillamente antológico), Y el resto, a elegir: el guaperas misterioso, el novio cabrón, la amiga zorrona, la asiática inteligente, el friki, la lesbiana, la periodista entrometida,  el profesor que no es quien dice ser, la madre que guarda cientos de secretos, el alcalde con una agenda oculta... piensen un tópico y seguro que está.

Y con ese cocktail, sus responsables nos sirven una trama de secretos del pasado con la que resulta imposible no esbozar una sonrisa. "Cariño, hay algo que no te había contado". "Cariño, había una segunda cosa que no te había dicho". "Cariño, siendo sinceros hay otra cosa más que...". Y así una y otra y otra vez. Si le intentan encontrar sentido a la trama, han elegido la serie equivocada. Si quieren diversión...welcome to the party!!


A "Scream" sólo le falta una voz en off que te susurre desde la pantalla "oye, deberías sospechar de ese personaje". Aunque a ratos también meten lo que parecen ser pistas sutiles pero que cantan a la legua, hasta el punto de que terminas pensando "no tendrán la desfachatez de intentar colarnos que esa es la sorpresa, ¿no?".

Y el delirio es tan grande que ya no sabes si los guionistas lo están haciendo adrede o realmente piensan que nadie se va a dar cuenta de por dónde van a ir los tiros. A falta de dos episodios para el final de la temporada, admito que aún no sé si optarán por el camino previsible o se sacarán de la manga algo que nos deje a los espectadores con cara de "te lo habías creído, ¿verdad"? Y ardo en deseos de ver qué nos tienen preparado como traca final.


¿Es "Scream" una buena serie? Por Dios, no. ¿Es mi placer culpable favorito del verano? Sin lugar a dudas. Es la serie que espero cada semana con más expectación. Porque me invita a jugar a un juego que me divierte y que, en su sencillez, con sus limitaciones, con sus topicazos, resulta mucho más digno que estupideces como "La cúpula" o productos pedantes y aburridos como ese "Hannibal" que aborrezco con toda mi alma (plásticamente maravillosa, sí, pero con el interés de una carrera de caracoles)

La serie, por cierto, la está emitiendo la MTV. No podía ser de otra manera. De modo que, entre secuencia tópica y secuencia tópica, tenemos mucha música y, ojo, un cartelito que nos indica qué canción estamos escuchando, por si nos mola y nos apetece escucharla de nuevo más tarde. Creo que es el detalle que mejor define la clase de producto de la que estamos hablando. Uno tan estúpido, tan superficial...que resulta difícil no cogerle cariño.


¿Habrá un asesino, dos...o incluso tres? ¿Será todo tan evidente como todos imaginamos desde hace varios capítulos? ¿Serán tópicos hasta los créditos finales o habrá algo de sana anarquía hacia el final? Sabiendo que la serie ha renovado para una segunda temporada, ¿dejarán las puertas abiertas para seguir adelante con los supervivientes, o se apuntarán a la moda de "temporada nueva, elenco nuevo"? Quedan menos de dos semanas para salir de dudas.

Lo advierto: si me llaman por teléfono mientras esté viendo el capítulo final, no pienso contestar. Bajo ningún concepto.






0 comentarios :

Publicar un comentario

Danos tu opinión :)